El Observador - Café y Negocios

Emprendedo­res sociales recuperan alimentos de descarte

Plato Lleno y la Red de Alimentos Compartido­s son dos emprendimi­entos sociales que recuperan alimentos que serían desechados

- Karen Parentelli

Según la Organizaci­ón Mundial de la Salud, la mitad de los alimentos que se produce en el planeta se desperdici­a. En Uruguay al año se tiran más de un millón de toneladas de alimentos que podrían ser consumidos, según datos que maneja el proyecto Plato Lleno Montevideo.

Montevideo y el área metropolit­ana son centros de operativas para dos emprendimi­entos sociales que trabajan para que la comida que está apta para consumirse no sea tirada a la basura. Plato Lleno se encarga de recuperar alimentos preparados, como panificado­s, hamburgues­as, pizzas, tartas y comida no perecedera (cereales, fideos, harina). La Red de Alimentos Compartido­s (Redalco) es un grupo que trabaja con verduras y frutas, recuperan desde el Mercado Modelo y también de forma directa de los productore­s.

“¿Qué diferencia hay entre las 19:55 y la 20:05? No puede ser que un alimento esté a la venta y a los diez minutos, cuando cierra el comercio pase a ser basura”, afirma Adriana Cristante, una de las cofundador­a de Plato Lleno Montevideo. El proyecto comenzó a funcionar en agosto de 2017, y es una réplica de lo que sucede en otras partes del mundo. Plato Lleno Buenos Aires funciona desde en 2013.

Cristante junto a Mariana Caramés son las coordinado­ras, y comenzaron a trabajar luego de que vieron la iniciativa de Buenos Aires en las redes sociales. “Lo vimos y pensamos que estaba genial. No esperamos. Busqué el número de ellos, agarré el celular y llamé a Buenos Aires. Y ellos nos dijeron que sí”, cuenta Cristante.

El trabajo es independie­nte, pero desde Argentina guían el proyecto.

“Nos dieron todos los tips. Desde cómo hacer los contactos y cómo manipular los alimentos. Ellos tenían ya la experienci­a”, explica Cristante.

Comida en la basura

Son muchas las razones por las que comida que está en buenas condicione­s es desperdici­ada. Massimilia­no Iannolo, uno de los integrante­s de Redalco, explicó lo que pasa con las frutas y verduras: “Hay mucho descarte por razones estéticas; son alimentos que tienen los mismos valores nutriciona­les que los que se venden en ferias y supermerca­dos. Hay manzanas que son descartada­s solamente por su tamaño”. También hay frutas que no son vendidas porque tienen manchas marrones de cámara de frío.

Hay también una cuestión de renovación de stock. Iannolo explicó que quienes venden por mayor en el Mercado Modelo muchas veces tienen un espacio limitado, y que como día a día reciben esa misma mercadería fresca, tiran la que no es vendida en el día de ingreso.

Manos en las frutas y verduras

Redalco opera desde el Mercado Modelo; allí tiene un pequeño espacio en lo que es el estacionam­iento. Opera los lunes, miércoles y viernes (comenzó siendo de un sólo día). El equipo coordinado­r llega al mercado sobre las 7.00 horas para recorrer los locales y saber cuál es el excedente. Esas frutas y verduras que irían a parar a la basura, pasan a manos del grupo de voluntario­s.

Lo importante para estos emprendedo­res es que todo lo que recolectan esté efectivame­nte en condicione­s óptimas para ser consumidas.

Por eso los voluntario­s que forman parte de Redalco selecciona­n todos los alimentos cuidadosam­ente, además de lavarlos y almacenarl­os para poder ser trasladado­s.

Cuentan con un camión propio, con el que trasladan las frutas y verduras en cajones. Manejan la logística con mucha precisión, ya que cada día recorren distintas zonas de Montevideo. Los alimentos siempre son entregados el día que se realiza la operativa, porque la idea es que lleguen frescos.

Distribuir la abundancia

Plato Lleno también funciona con voluntario­s, y al igual que Redalco están abiertos a recibir nuevos colaborado­res. La logística de distribuci­ón también es un elemento central en Plato Lleno. Las coordinado­ras trabajan para se entregue la comida en un lugar cercano al que fue recogida.

“Hacemos todo con mucho cuidado. Cuando algo no puede ser rescatado preferimos decir que no, aunque sea una lástima. Hay alimentos que son muy delicados y no los podemos recibir. Este es el caso de los alimentos que tienen tomate, mayonesa o huevo”, explicó Cristante, una de las coordinado­ras de Plato Lleno Montevideo.

Cristante contó que si bien hay productos que deben de ser rescatados siguiendo altas exigencias de conservaci­ón ( casos en los que es necesario que los voluntario­s cuenten con carnet de manipulaci­on de alimentos) hay otros que son más sencillos.

En este momento están apuntado a trabajar con los depósitos de alimentos, han realizado grandes “rescates” de pasta seca y también de cereales, alimentos que iban a ser destruidos solamente por detalles estéticos en los envases.

Siguiendo el modelo de Buenos Aires, los voluntario­s de Plato Lleno llevan un minucioso detalle de todo lo que realizan. La idea es que todo se pueda controlar en cualquier momento. La organizaci­ón busca revaloriza­r los alimentos y que su logística sea transparen­te.

Los dos emprendimi­entos entregan los alimentos a institucio­nes variadas: comedores, merenderos, liceos y escuelas.

No hacen ningún tipo de diferencia­ción, la idea es que la comida llegue a quienes la necesiten.

Redalco y Plato Lleno trabajan de forma distinta, y si bien no comparten objetivos específico­s tienen el mismo espíritu: no desperdici­ar alimentos y que lo que esté apto para ser consumido, efectivame­nte llegue a un plato. Además apuntan sus esfuerzos en generar conciencia ciudadana sobre lo que se descarta sin sentido, y también acerca de la manera de consumir.

Pretenden mostrar las contradicc­iones existentes, mientras que algunos tiran, otros no tienen sus necesidade­s alimentari­as básicas satisfecha­s. La idea de estos emprendedo­res sociales es doble: mejorar la distribuci­ón de la comida y valorar los alimentos. El trabajo en Plato Lleno es honorario y han recibido donaciones.

En tanto en Redalco el proyecto se sustenta en la venta a un precio simbólico del cajón de verdura y fruta a las institucio­nes.

 ??  ??
 ?? D.BATTISTE ?? Redalco rescata entre 1.200 y 1.800 kilos de fruta y verdura por día.
D.BATTISTE Redalco rescata entre 1.200 y 1.800 kilos de fruta y verdura por día.
 ??  ?? En Plato Lleno replican el know how de un proyecto argentino.
En Plato Lleno replican el know how de un proyecto argentino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay