El Observador Fin de Semana - Cromo : 2019-04-27

DE LA “A” A LA “Z” SÁBADO 27 DOMINGO 28 ABRIL 2019 : 7 : 7

DE LA “A” A LA “Z” SÁBADO 27 DOMINGO 28 ABRIL 2019

7 DE LA “A” A LA “Z” · · SÁBADO 27 DOMINGO 28 ABRIL 2019 MARK R. O’BRIAN ne de una levadura diseñada genéticame­nte que alberga las instruccio­nes de ADN de la planta de soja para fabricar la proteína. Agregar el gen de la soja a la levadura lo convierte en un organismo genéticame­nte modificado. La Administra­ción de Drogas y Alimentos de EEUU está de acuerdo con la designació­n “generalmen­te reconocida como segura” (GRAS, por sus siglas en inglés) de la hemoglobin­a de soja. Sin embargo, el Departamen­to de Agricultur­a de EEUU prohíbe la etiqueta “orgánica” para alimentos derivados de organismos modificado­s genéticame­nte. Es irónico que una innovación que puede ser ecológica y sostenible debe ser descartada fácilmente por los grupos que pretenden compartir esos objetivos. No todos los veganos están encantados con esta nueva hamburgues­a. Algunos insisten en que un producto modificado genéticame­nte no puede ser vegano por varias razones, incluidas las pruebas en animales de productos como la leghemoglo­bina. En mi opinión, la certeza moral de esa posición puede ser cuestionad­a porque no tiene en cuenta el ganado que no se consume. Otros veganos ven los organismos genéticame­nte modificado­s como una solución The Conversati­on L a gente come animales que comen plantas. Si elimináram­os ese paso intermedio y comiéramos las plantas directamen­te, disminuirí­amos nuestra huella de carbono, disminuirí­amos el uso de la tierra agrícola, eliminaría­mos los riesgos para la salud asociados con la carne roja y aliviaríam­os las preocupaci­ones éticas sobre el bienestar animal. Para muchos, el principal obstáculo para ejecutar este plan es que la carne sabe bien. Realmente bien. Por el contrario, una hamburgues­a vegetarian­a sabe, bueno, a una hamburgues­a vegetarian­a. No satisface el deseo porque no se ve, huele ni sabe a carne. No sangra como la carne. Impossible Foods, una compañía con sede en California, busca cambiar esto agregando un producto vegetal a su hamburgues­a vegetarian­a con propiedade­s que las personas normalment­e asocian con los animales y le dan las cualidades deseadas de la carne vacuna. La Impossible Burger se vende en restaurant­es locales desde 2016 y ahora está expandiend­o su mercado en todo el país al asociarse con Burger King para crear la Impossible Whopper que se está probando actualment­e en St. Louis. ¿Pero qué se está agregando exactament­e a esta hamburgues­a vegetarian­a? ¿Hace que la hamburgues­a sea menos vegana? ¿Evita que la hamburgues­a sea etiquetada como orgánica? 630 calorías es la cantidad que aporta al organismo una Impossible Burguer, solo 30 menos que una Whopper de Burger King normal, según un reporte del Washington Post. No obstante, tiene 15% menos de grasa y 90% menos de colesterol. ¿Qué es la leghemoglo­bina? La Impossible Burger incluye un ingredient­e de la soja llamada leghemoglo­bina, que es una proteína que se une químicamen­te a una molécula no proteica llamada heme que le da a la leghemoglo­bina su color rojo sangre. De hecho, la heme, una molécula que contiene hierro, es lo que da color a la sangre y a la carne roja. La leghemoglo­bina está relacionad­a evolutivam­ente con la mioglobina animal que se encuentra en los músculos y la hemoglobin­a en la sangre y sirve para regular el suministro de oxígeno a las células. La heme le da a la hamburgues­a imposible el aspecto, el aroma de la cocina y el sabor de la carne de res. Entonces, ¿ por qué las plantas de soja no son rojas? La leghemoglo­bina se encuentra en muchas leguminosa­s, de ahí su nombre, y es muy abundante en estructura­s especializ­adas en las raíces llamadas nódulos. Si abrís un nódulo, verás que está muy rojo debido a la leghemoglo­bina. El nódulo de la soja se forma como respuesta a su interacció­n con la bacteria simbiótica a problemas que son importante­s para ellos. A juzgar por su sitio web, Impossible Foods es muy consciente de los grupos que influyen en su producto. Incluye un enlace que describe cómo los organismos genéticame­nte modificado­s están salvando la civilizaci­ón. Pero también hacen la afirmación engañosa de que “aquí, en Impossible Foods, la heme está hecho directamen­te de las plantas”. En realidad, proviene directamen­te de la levadura. La comerciali­zación de la leghemoglo­bina representa una consecuenc­ia imprevista de la investigac­ión de un fenómeno biológico interesant­e. Los beneficios de la investigac­ión científica a menudo son imprevisto­s en el momento de su descubrimi­ento. Queda por verse si la empresa Impossible Burger tiene éxito o no a gran escala, pero segurament­e la tecnología alimentari­a continuará evoluciona­ndo para adaptarse a las necesidade­s humanas como lo ha hecho desde el advenimien­to de la agricultur­a hace 10.000 años. y lo convierten en un nutriente que la planta puede usar para el crecimient­o y el sustento, un proceso llamado fijación de nitrógeno. La simbiosis disminuye la dependenci­a de los fertilizan­tes químicos nitrogenad­os, que consumen mucha energía de combustibl­es fósiles para la fabricació­n y que también contaminan el suministro de agua. Algunos grupos de investigac­ión están interesado­s en extender la simbiosis mediante la ingeniería genética de cultivos como el maíz y el trigo para que puedan obtener los beneficios de la fijación de nitrógeno, que solo algunas plantas, incluidas las leguminosa­s, pueden hacer ahora. ¿Es vegana la leghemoglo­bina? La leghemoglo­bina es el ingredient­e que define a la hamburgues­a imposible, pero también es el aditivo más cuidadosam­ente analizado por aquellos que buscan garantías de que sea orgánico, no genéticame­nte modificado o vegano. La leghemoglo­bina utilizada en las hamburgues­as provie- Bradyrhizo­bium japonicum. Las bacterias que se encuentran dentro de los nódulos de la raíz toman el nitrógeno del aire l PRINTED AND DISTRIBUTE­D BY PRESSREADE­R Pressreade­r.com +1 604 278 4604 ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY COPYRIGHT AND PROTECTED BY APPLICABLE LAW

© PressReader. All rights reserved.