Se­quía ex­pu­so la rus­ti­ci­dad en es­pe­cies fo­res­ta­les

De­tec­ta­ron bue­nos com­por­ta­mien­tos en no­ga­les y ro­bles

El Observador - Agropecuario - - AGROPECUARIO -

El dé­fi­cit hí­dri­co acu­mu­la­do en los úl­ti­mos me­ses, per­ju­di­cial pa­ra va­rios sec­to­res del agro, tu­vo un cos­ta­do útil pa­ra la ac­ti­vi­dad de Im­pe­rio Ver­de, un vi­ve­ro es­pe­cia­li­za­do en es­pe­cies exó­ti­cas.

Luis Ló­pez, di­rec­tor de es­ta com­pa­ñía, di­jo a El Ob­ser­va­dor que “a pe­sar de so­por­tar ca­si to­do el país una se­quía co­mo po­cas se re­cuer­dan, en nues­tro ca­so sir­vió pa­ra com­pro­bar la rus­ti­ci­dad de los no­ga­les y ro­bles”.

Por men­cio­nar un ejem­plo, “en es­tos úl­ti­mos días vi­si­ta­mos un mon­te de no­ga­les, don­de no se uti­li­zó riego ar­ti­fi­cial, en una zo­na don­de no llue­ve bien des­de di­ciem­bre, pe­ro en­con­tra­mos muy bue­nos desa­rro­llos de to­do lo im­plan­ta­do”.

Eso, des­ta­có, “es muy bueno pa­ra el pro­duc­tor que hi­zo la in­ver­sión y pa­ra no­so­tros que com­pro­ba­mos que la ge­né­ti­ca ve­ge­tal que co­mer­cia­li­za­mos y los ma­ne­jos que recomendamos, cuan­do se si­guen al pie de la le­tra, se tra­du­cen en ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos”.

Esos mon­tes, en un ve­rano e in­clu­so en el co­mien­zo del oto­ño muy ca­lu­ro­sos, “han si­do un re­fu­gio ideal pa­ra va­cu­nos y la­na­res, con mon­tes que en su in­te­rior pre­sen­ta­ban lin­dos pas­ti­za­les na­tu­ra­les y, ade­más, en pro­me­dio de 7 °C a 8 °C me­nos que en el ex­te­rior”.

Por otra par­te, “ese mon­te se ha con­ver­ti­do en un re­fu­gio eco­nó­mi­co pa­ra el pro­duc­tor, ya que sin llu­vias y sin riego brin­dan una co­se­cha anual de fru­tos se­cos, que tie­nen de­man­da cre­cien­te”.

En otro or­den, “ha­ce ca­si 20 años que co­mer­cia­li­za­mos ro­bles y aca­ba­mos de me­dir en un mon­te ár­bo­les con 10 años, sin riego ar­ti­fi­cial, que han lo­gra­do 1,08 me­tros de diá­me­tro, en sue­los po­bres ade­más, lo que de­ja en cla­ro su rus­ti­ci­dad y adap­ta­bi­li­dad”.

A pro­pó­si­to de la do­ble apues­ta a pro­du­cir y co­mer­cia­li­zar plan­ti­nes de no­ga­les y ro­bles, “no com­pi­ten, con­vi­ven en ar­mo­nía, uti­li­zan­do di­fe­ren­tes es­pa­cios fí­si­cos con los ba­jos pa­ra ro­bles y lu­ga­res más dre­na­dos pa­ra no­ga­les”.

Más allá de lo ex­pues­to so­bre el va­lor de la som­bra y abri­go que per­mi­ten mon­tes de am­bas espe-

cies, más el apro­ve­cha­mien­to en sil­vo­pas­to­reo de lo que se ge­ne­ra en el sue­lo in­terno de los mon­tes, Ló­pez se­ña­ló otras ven­ta­jas.

El ro­ble pro­du­ce un fru­to, la be­llo­ta, apro­pia­do por sus va­lo­res nu­tri­cio­na­les pa­ra con­su­mo ani­mal (se la uti­li­za pa­ra ali­men­tar cer­dos pa­ra cor­tes pre­mium); ma­de­ra se­mi du­ra de al­to va­lor; y pro­mue­ve la pro­duc­ción de tru­fas y cul­ti­vo de hon­gos shi­ta­ke. Y los no­ga­les brin­dan el fru­to se­co más con­su­mi­do del mun­do, la nuez; más una ma­de­ra de ele­va­do va­lor.

Men­cio­nó que los pro­duc­to­res que de­man­den la plan­ta­ción de cin­co hec­tá­reas o más, en am­bas es­pe­cies, la mano de obra pa­ra rea­li­zar las plan­ta­cio­nes se brin­da en for­ma gra­tui­ta, igual que el ase­so­ra­mien­to téc­ni­co con ga­ran­tía es­cri­ta, exis­tien­do dis­po­ni­bi­li­dad de plan­ti­nes pa­ra cu­brir 60 hec­tá­reas con no­ga­les y 15 hec­tá­reas con ro­ble. •

Ro­bles con un diá­me­tro des­ta­ca­do en mon­tes sin riego y so­bre sue­los po­bres

Pas­ti­za­les na­tu­ra­les de al­to va­lor se ge­ne­ran en áreas con no­ga­les y ro­bles

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.