“Hay que se­guir cre­cien­do en adap­ta­ción al me­dio y en la pro­duc­ti­vi­dad de los ani­ma­les”

El Observador - Agropecuario - - AGROPECUARIO | CAMPO & NEGOCIOS - POR JUAN SAMUELLE En­via­do a Flo­res

¿Qué uti­li­dad tie­ne la Gi­ra de Oto­ño que or­ga­ni­zan ca­da año?

Es muy im­por­tan­te, es el even­to más de­mo­crá­ti­co, es el más accesible pa­ra to­dos los so­cios, pro­duc­to­res y alle­ga­dos. Tra­tan­do siem­pre de vi­si­tar al­gu­na ca­ba­ña y al­gún es­ta­ble­ci­mien­to más co­mer­cial, la ha­ce­mos ro­ta­ti­va pa­ra co­no­cer reali­da­des de to­do el país que nos per­mi­tan, a los due­ños de ca­sa y a los vi­si­tan­tes, apren­der y se­guir evo­lu­cio­nan­do. Es una ins­tan­cia téc­ni­ca, pe­ro ue se ha­ce en un cli­ma de ca­ma­ra­de­ría con in­ter­cam­bios siem­pre muy va­lio­sos. Tra­ba­ja­mos mu­cho, pe­ro dis­fru­ta­mos.

La ra­za desa­rro­lla los úl­ti­mos apron­tes pa­ra el Se­cre­ta­ria­do Mun­dial que, con Uru­guay co­mo se­de, se ha­rá en mar­zo de 2019.

Al An­gus le ha to­ca­do po­ner­se la ca­mi­se­ta ce­les­te y re­pre­sen­tar no so­lo a la ra­za, por­que se tra­ta de de­jar bien pa­ra­do el pres­ti­gio de la ga­na­de­ría na­cio­nal y a to­do el país. Vie­ne to­do bien, aun­que nos gus­ta­ría ir un po­co más ade­lan­ta­dos. Hay que pre­sen­tar un pro­gra­ma de pres­ti­gio, com­ple­to, atrac­ti­vo, a gen­te que ven­drá des­de to­do el mun­do, con ca­sos de gen­te que no sa­be có­mo se pro­du­ce acá, gen­te que sa­be­mos tie­ne mu­chas ga­nas de co­no­cer­nos y ver có­mo ha­ce Uru­guay pa­ra pro­du­cir to­do el año a cam­po na­tu­ral, sin apor­tes de fo­rra­jes co­mo su­ce­de en ca­si to­do el mun­do, quie­ren ver esa di­fe­ren­cia com­pe­ti­ti­va que nos dio la na­tu­ra­le­za pa­ra pro­du­cir car­ne. Nos pre­pa­ra­mos pa­ra mos­trar­les la ri­que­za de nues­tra ga­na­de­ría y en el fu­tu­ro po­der ex­plo­tar eso.

¿Có­mo es­tá hoy el An­gus?

La ra­za es­tá fan­tás­ti­ca. Hu­bo un cre­ci­mien­to ex­po­nen­cial. En su mo­men­to nos pro­pu­si­mos cre­cer en nú­me­ro, se lo­gró y hoy eso no es la preo­cu­pa­ción. Hoy nos preo­cu­pa prin­ci­pal­men­te te­ner los ani­ma­les más pro­duc­ti­vos y más adap­ta­dos a la zo­na del mun­do don­de vi­vi­mos, pa­ra com­pe­tir en los mer­ca­dos con la me­jor car­ne. Lo es­ta­mos lo­gran­do, pe­ro hay que se­guir cre­cien­do en adap­ta­ción al me­dio y en la pro­duc­ti­vi­dad de los ani­ma­les.

¿Qué di­fe­ren­cial le apor­ta el An­gus al in­dus­trial?

An­gus le da to­do lo que pre­ci­sa. La car­ne An­gus es un se­llo de ca­li­dad en to­do el mun­do, que la in­dus­tria lo apro­ve­cha pa­ra ven­der car­ne de me­jor ma­ne­ra. Tra­ba­jé en la in­dus­tria 10 años, ten­go allí bue­nos ami­gos, respeto mu­cho a la in­dus­tria, pe­ro no­so­tros te­ne­mos que tra­ba­jar pa­ra no­so­tros y si el pro­duc­tor con­si­gue le­van­tar un 5% su por­cen­ta­je de pro­creo, un 5% su por­cen­ta­je de des­te­te, eso es pla­ta no tan­gi­ble, que no se ve to­dos los días y lo con­si­gue con la mis­ma mano de obra, con la mis­ma área, sin pro­ble­mas. Así que de­be­mos ir a eso, a un ani­mal muy pro­duc­ti­vo y eso es bus­car un ani­mal me­diano, pro­fun­do, con re­ser­va de gra­sa, de la su­fi­cien­te ap­ti­tud le­che­ra y no más de eso, con ca­pa­ci­dad de po­der pa­rir, con mu­cha fer­ti­li­dad, con pre­co­ci­dad. De­be­mos con­se­guir ese ani­mal, me­jo­ran­do las con­di­cio­nes del An­gus. Va­mos por el buen ca­mino y eso se pu­do ver en la gi­ra de es­te año, pe­se a es­tar sa­lien­do de unos me­ses muy du­ros por lo cli­má­ti­co.

¿Qué ba­lan­ce rea­li­za so­bre el con­gre­so de la Con­fe­de­ra­ción La­ti­noa­me­ri­ca­na de Paí­ses de Pro­duc­to­res de An­gus (Co­lap­pa) rea­li­za­do en Mé­xi­co?

Co­lap­pa es­tá ca­rre­tean­do.

Uno de los mó­vi­les es ha­cer un in­ten­to de ven­der ge­né­ti­ca des­de es­tos lu­ga­res del mun­do y por eso es­ta­rá bueno el Se­cre­ta­ria­do Mun­dial, pa­ra que nos co­noz­can y no ten­gan du­das. Tam­bién se quie­re me­jo­rar el es­ta­tus sa­ni­ta­rio de los paí­ses de Co­lap­pa, pa­ra que pue­da ha­ber un in­ter­cam­bio ge­né­ti­co. Ade­más, uni­fi­car cri­te­rios de se­lec­ción den­tro de los mé­to­dos ob­je­ti­vos, llá­me­se EPD’s, en el ge­no­ti­pa­do y en la ge­nó­mi­ca. En las dos reunio­nes de Co­lap­pa se con­cre­tó por in­vi­ta­ción una par­ti­ci­pa­ción im­por­tan­te, la del doc­tor Dan Mo­ser, prin­ci­pal ge­ne­tis­ta ame­ri­cano en An­gus, quien se mos­tró muy in­tere­sa­do. Tam­bién se pro­cu­ra pro­mo­cio­nar un pro­duc­to que es fan­tás­ti­co y de­ter­mi­nan­te pa­ra el país, la car­ne de ca­li­dad. En el mun­do hay ten­den­cias y orien­ta- cio­nes a fa­vor de al­gu­nas co­sas, co­mo los ve­ga­nos, cuan­do no­so­tros te­ne­mos un pro­duc­to de al­tí­si­ma ca­li­dad, pro­du­ci­do en con­di­cio­nes na­tu­ra­les y tra­ba­jan­do con bie­nes­tar ani­mal. En un mun­do que cre­ce ex­po­nen­cial­men­te, con di­fi­cul­ta­des de ac­ce­so a las pro­teí­nas, de­be­mos de­fen­der más ese pro­duc­to.

¿Có­mo ve al ne­go­cio ga­na­de­ro?

Uru­guay tie­ne con­di­cio­nes na­tu­ra­les, el co­no­ci­mien­to y la ge­né­ti­ca pa­ra pro­du­cir ga­na­do en for­ma muy com­pe­ti­ti­va. Esa es una for­ta­le­za. Pe­ro al ne­go­cio lo veo com­pli­ca­do. Los pre­cios in­ter­na­cio­na­les de la car­ne son real­men­te bue­nos y los pro­duc­to­res son pro­fe­sio­na­les en una zo­na del mun­do que ha­ce 400 años vi­ve y de­pen­de del ga­na­do. ¿Cuál es el pro­ble­ma? Los cos­tos y el dó­lar. Pa­ra ser com­pe­ti­ti­va la in­dus­tria ex­por­ta­do­ra, no so­lo la fri­go­rí­fi­ca, ne­ce­si­ta que el dó­lar val­ga bas­tan­te más y que los cos­tos ba­jen bas­tan­te. Ha­ce po­co un in­for­me en los dia­rios in­di­ca­ba que en Pa­ra­guay fae­nar un ani­mal cues­ta US$ 70 a US$ 80 y acá US$ 270. Pa­ra­guay fae­na ani­ma­les cru­za con ra­zas ce­bui­na en un 50% y no­so­tros te­ne­mos car­ne de ra­zas bri­tá­ni­cas de ma­yor ca­li­dad. Te­ne­mos tra­za­bi­li­dad. Ellos tie­nen un es­ta­tus sa­ni­ta­rio muy dis­tin­to al ex­ce­len­te es­ta­tus de Uru­guay. Nos que­da abrir Ja­pón y Co­rea, que es­ta­mos muy cer­ca, pa­ra ven­der­le car­ne a cual­quier país del mun­do, al­go que Pa­ra­guay no pue­de. Sin em­bar­go, de los 12 me­ses del año hay nue­ve o 10 que pa­gan más el ga­na­do en Pa­ra­guay que acá y lo ha­cen las mis­mas mul­ti­na­cio­na­les ex­por­ta­do­ras. Eso es un gran cue­llo de bo­te­lla que tie­ne el pro­duc­tor. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.