AJUS­TES GA­NA­DE­ROS

Un es­tu­dio del Plan Agro­pe­cua­rio mos­tró que ba­jó la car­ga en va­cu­nos y ovi­nos, que la me­jo­ra del pre­cio com­pen­só la suba de cos­tos y que el mar­gen se achi­có le­ve­men­te, acu­mu­lan­do una sex­ta caí­da al hi­lo en pe­sos cons­tan­tes

El Observador - Agropecuario - - PORTADA - J. SAMUELLE

La ga­na­de­ría uru­gua­ya si­gue tran­si­tan­do su ac­ti­vi­dad con már­ge­nes re­du­ci­dos, a la es­pe­ra de que es­ta bue­na pri­ma­ve­ra y una me­jo­ra de pre­cios en el ga­na­do gor­do le per­mi­ta un me­jor 2018/2019.

Por cuar­to año con­se­cu­ti­vo el in­gre­so de los ga­na­de­ros es­tá en­tre US$ 50 y US$ 60 por año, se­gún de­tec­tó el tra­di­cio­nal es­tu­dio del Ins­ti­tu­to Plan Agro­pe­cua­rio (IPA) so­bre los re­sul­ta­dos de las em­pre­sas ga­na­de­ras.

El ejer­ci­cio pa­sa­do, 2017/2018, vol­vió a mar­car una si­tua­ción di­fí­cil, ate­nua­da en la cría por el buen pre­cio de los ter­ne­ros, tam- bién por una me­jo­ra en el pre­cio del ga­na­do gor­do y la la­na fi­na con in­ci­den­cia en los pre­dios del nor­te. Los in­gre­sos ca­ye­ron de US$ 57 a US$ 53 por hec­tá­rea, a la co­ti­za­ción pro­me­dio del ejer­ci­cio, $ 1.625 por hec­tá­rea por año, sin con­tar pa­gos de deu­da o arren­da­mien­tos.

Los már­ge­nes su­ma­ron su cuar­to año con­se­cu­ti­vo con po­cas va­rian­tes, pe­ro el re­sul­ta­do es me­jor que en otros años de se­quía, aun­que peor que en los años de pre­cios al­tos de las ma­te­rias pri­mas, cuan­do el in­gre­so su­peró los US$ 80 por hec­tá­rea.

Siem­pre re­sul­ta un va­lor si­mi­lar al de las ren­tas ga­na­de­ras y es no­to­ria­men­te in­fe­rior res­pec­to a las ren­tas que ofre­ce la fo­res­ta- ción, del en­torno de US$ 200 por hec­tá­rea. Di­cho de otro mo­do, a los pro­duc­to­res ga­na­de­ros les re­sul­ta más ren­ta­ble no tra­ba­jar y pa­sar­se a los eu­ca­lip­tus que se­guir tra­ba­jan­do de­trás de sus va­cu­nos. En los da­tos se ob­ser­vó más dis­per­sión que en años an­te­rio­res, jus­ta­men­te por la se­quía que gol­peó en for­ma di­sí­mil.

Ca­da vez me­nos va­cu­nos y ovi­nos

Con­fir­man­do los da­tos que ya ha­bía an­ti­ci­pa­do el Sis­te­ma Na­cio­nal de In­for­ma­ción Ga­na­de­ra (SNIG), la do­ta­ción va­cu­na ca­yó 10% y la ovi­na un lla­ma­ti­vo 20%, a pe­sar de que la la­na ayu­dó a las em­pre­sas del nor­te a me­jo­rar su in­gre­so. La se­quía ex­pli­ca el ajus­te en los va­cu­nos. Son más com­ple­jas las cau­sas de la ba­ja en el stock ovino.

La pro­duc­ción de car­ne va­cu­na, 82 kg/ha, sin­tió los efec­tos de la se­quía. Ca­yó 14% res­pec­to al ejer­ci­cio pa­sa­do. Se­gún el IPA, “la se­quía no im­pac­ta en los in­di­ca­do­res re­pro­duc­ti­vos ge­ne­ra­dos en el ejer­ci­cio pa­sa­do (ta­sa de mar­ca­ción), pe­ro sí im­pac­ta y ne­ga­ti­va­men­te en la pro­duc­ti­vi­dad de es­tas em­pre­sas (ki­los pro­du­ci­dos)”.

El ejer­ci­cio pa­sa­do re­gis­tró una re­cu­pe­ra­ción en los pre­cios de ven­ta de los va­cu­nos que fue 10% su­pe­rior al del ejer­ci­cio 2016/2017, lo que prác­ti­ca­men­te equi­pa­ró la pér­di­da pro­duc­ti­va.

Los pre­cios re­ci­bi­dos por los pro­duc­to­res por los la­na­res tam-

bién cre­cen, 4%. El pre­cio de la la­na ba­jó 10% en las más grue­sas, pe­ro las más fi­nas suben 55% res­pec­to al 2016/2017.

En el ba­lan­ce, pa­ra el ejer­ci­cio el pro­duc­to bru­to cae 2%, ubi­cán­do­se en 149 US$/ha. Y los cos­tos suben, por se­gun­do año con­se­cu­ti­vo, aun­que en par­te in­fluen­cia­dos por la se­quía que obli­gó a au­men­tar los cos­tos de ali­men­ta­ción. El cos­to de pro­duc­ción vuel­ve a cre­cer, al igual que en el ejer­ci­cio pa­sa­do, aho­ra 10%, al­can­zan­do los 96 US$/ha (sin in­cluir pa­gos por arren­da­mien­tos e in­tere­ses de deu­da).

Cla­ra­men­te hay mu­cha más dis­per­sión que en otros años.

En pro­me­dio se pro­du­jo un po­co me­nos, pe­ro con un pre­cio al­go me­jor que el año an­te­rior, es­pe­cial­men­te los cria­do­res y en par­te los de ci­clo com­ple­to.

Y los cos­tos tu­vie­ron un au­men­to de cos­tos, por­que el dó­lar re­mon­tó so­bre el fi­nal y la gen­te gas­tó más en ali­men­ta­ción.

El año pa­sa­do era el nú­me­ro 13 de 16 si se ha­cía en pe­sos cons­tan­tes. En dó­la­res es­tá cer­ca del pro­me­dio. Y se­gui­mos en el fon­do del ta­rro en pe­sos cons­tan­tes. La ga­na­de­ría si­gue pe­lean­do el des­cen­so en po­der de com­pra.

La do­ble es­pe­ran­za es­tá en que una bue­na pri­ma­ve­ra y un año Ni­ño trai­gan tam­bién llu­vias du­ran­te el ve­rano y oto­ño y que el dó­lar re­pun­te co­mo pa­ra que una le­ve me­jo­ra en dó­la­res ge­ne­re una me­jo­ra am­plia­da en tér­mi­nos de pe­sos cons­tan­tes.

Por otro la­do, el fuer­te au­men­to del in­gre­so ge­ne­ra­do por la la­na fi­na lla­ma la aten­ción co­mo una po­si­ble es­tra­te­gia de me­jo­ra del in­gre­so.

Otro fac­tor que pue­de es­tar ju­gan­do el año pró­xi­mo tie­ne que ver con lo que su­ce­da con la ex­por­ta­ción de ga­na­do en pie. La de­va­lua­ción de la li­ra tur­ca, los pre­cios más ba­jos de los ter­ne­ros de Bra­sil, la apa­ri­ción de ca­sos de car­bun­clo en ga­na­do im­por­ta­do por Tur­quía des­de Bra­sil pe­ro que afec­tó a to­do el ne­go­cio son al­gu­nos de los fac­to­res que pe­los san pa­ra ba­jar el pre­cio del ter­ne­ro res­pec­to a años an­te­rio­res. Y pue­den me­jo­rar la si­tua­ción de los in­ver­na­do­res, per­ju­di­can­do a los cria­do­res que du­ran­te es­tos años tu­vie­ron una cer­te­za de co­lo­ca­ción a bue­nos pre­cios que no es cla­ro va­ya a per­sis­tir en el fu­tu­ro.

Has­ta es­ta se­ma­na esa de­man­da per­ma­ne­ce al mar­gen y los pre­cios del ter­ne­ro ya son me­no­res a las que re­por­tó el in­for­me del IPA.

Los da­tos con su dis­per­sión pa­re­cen in­di­car que hay quie­nes han lo­gra­do di­ver­sas es­tra­te­gias exi­to­sas, a las que val­drá la pe­na ana­li­zar.

¿Qué hi­cie­ron aque­llos que tu­vie­ron un buen re­sul­ta­do en un año ad­ver­so? ¿Re­sis­tie­ron a tra­vés de sus es­tra­te­gias de ali­men­ta­ción? ¿Lo hi­cie­ron a tra­vés de una pre­sen­cia de ovi­nos de la­na fi­na más im­por­tan­te?

Los pro­me­dios di­cen có­mo le fue al con­jun­to, pe­ro la va­ria­bi­li­dad pa­re­ce te­ner mu­cho pa­ra en­se­ñar en la ba­ta­lla por lo­grar que in­gre­sos pro­me­dio del fu­tu­ro sean me­jo­res aún en los años en los que la se­quía gol­pea du­ran­te la pri­ma­ve­ra y el ve­rano. Por otra par­te, la grá­fi­ca de in­gre­sos reales mues­tra un de­cli­ve per­sis­ten­te, que tal vez un dó­lar di­fe­ren­te pue­de al me­nos es­ta­bi­li­zar. Pe­ro la dis­tan­cia en­tre el in­gre­so ne­to ga­na­de­ro y la ren­ta fo­res­tal lle­va a pen­sar cuán­tas hec­tá­reas pa­sa­rán de la ga­na­de­ría a la fo­res­ta­ción y qué pa­sa­rá con el stock va­cuno y ovino a me­diano pla­zo.

Los in­gre­sos ca­ye­ron de US$ 57 a US$ 53 por hec­tá­rea

J. SAMUELLE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.