ALE­JAN­DRO ZAM­BRANO “LA VA­CA NO SÉ SI LES GA­NA, PE­RO SIEM­PRE ES­TÁ”

Ale­jan­dro Zam­brano Zer­bino PRE­SI­DEN­TE DE PLA­ZA RU­RAL

El Observador - Agropecuario - - PORTADA - Juan Sa­mue­lle twit­ter.com/juan­sa­mue­lle

En el 200° re­ma­te de Pla­za Ru­ral, mi­nu­tos des­pués del brin­dis, di­jo que el fes­te­jo ya ha­bía pa­sa­do y que ya mis­mo ha­bía que po­ner­se a tra­ba­jar co­do con co­do con la mira pues­ta en los pró­xi­mos 200 re­ma­tes. ¿Có­mo vi­vió es­te lo­gro y qué men­sa­je pro­cu­ró tras­la­dar?

Que es­tá bien ce­le­brar los logros y ob­je­ti­vos cum­pli­dos, pe­ro pa­sa­do ese mo­men­to ha­bía que se­guir con el tra­ba­jo, sin aflo­jar, es la úni­ca ma­ne­ra de que las co­sas sal­gan y los ob­je­ti­vos se cum­plan, la­bu­ran­do. En una épo­ca don­de el tra­ba­jo es­tá bas­tan­te sub­va­lo­ra­do es cuan­do a quie­nes nos gus­ta de­be­mos re­do­blar es­fuer­zos, por nues­tros ob­je­ti­vos par­ti­cu­la­res, pe­ro tam­bién co­mo ejem­plo, so­bre to­do pa­ra nues­tros hi­jos, pa­ra que se les pe­gue es­te men­sa­je y no el otro. En cuan­to a Pla­za, di­je lo que ha­ce­mos, ter­mi­na­mos un re­ma­te y esa mis­ma no­che es­ta­mos pen­san­do en el que vie­ne, es así.

Pla­za Ru­ral, de la mano de va­rios em­pre­sa­rios y en­tre ellos su pa­dre, se ori­gi­nó en un mo­men­to muy ad­ver­so, del agro en par­ti­cu­lar, ¿qué re­cuer­da?

Me acuer­do bas­tan­te por­que fue un te­ma de des­ve­los de mi pa­dre y de mu­chos de los ac­tua­les so­cios. Era una épo­ca di­fí­cil, con af­to­sa, crisis eco­nó­mi­ca, ca­de­na de pa­gos cor­ta­da, de­va­lua­cio­nes, et­cé­te­ra, pe­ro a la vez ex­ci­tan­te por el in­ge­nio que ha­bía que po­ner­le a las co­sas pa­ra que sa­lie­ran. Me que­da­ron muy bue­nos re­cuer­dos de per­so­nas que la­bu­ra­ron mu­chí­si­mo y que hoy no es­tán en Pla­za, a las cua­les les di­go gra­cias.

¿Quié­nes son, en la ac­tua­li­dad, los in­te­gran­tes de Pla­za Ru­ral?

So­mos 13 so­cios fun­da­do­res: Walter Hu­go y Joa­quín Abe­len­da, la ba­rra de Aram­bu­ru, Arro­sa y Mu­ñoz, Lui­si­to Ben­goe­chea, los her­ma­nos Bi­rriel, el Pe­to Cá­ne­pa, Car­li­tos de Frei­tas, Al­va­ri­to Gar­cía, Fer­nan­do y Gon­za­lo In­dar­te, Jo­sé de Frei­tas, Ro­mual­do Ro­drí­guez, Na­cho Vic­to­ri­ca y no­so­tros. To­dos con su gen­te y equi­pos de tra­ba­jo que son los que sa­can ade­lan­te los ne­go­cios y que ha­cen una ta­rea que es la más im­por­tan­te, jun­tar com­pra­do­res y ven­de­do­res. En los úl­ti­mos me­ses se in­cor­po­ró Agro Orien­tal co­mo em­pre­sa in­vi­ta­da, alian­za que lle­vó me­ses de ne­go­cia­ción, pe­ro que hoy nos tie­ne con­ten­tos a Pla­za y a los prin­ci­pa­les de la em­pre­sa.

En 200 re­ma­tes han co­mer­cia­li­za­do cer­ca de tres mi­llo­nes de va­cu­nos y 300 mil la­na­res. A 17 años del mo­jón ce­ro, ¿cuá­les han si­do las ba­ses pa­ra un con­sor­cio ac­tua­li­za­do y só­li­do?

Vuel­vo a la pri­me­ra res­pues­ta, la­bu­ro. Agre­ga­ría la in­te­li­gen­cia de los ini­cia­do­res en de­jar a los que ve­ni­mos in­cor­po­rar ideas y así lo­gra­mos ir adap­tan­do Pla­za a nue­vas reali­da­des. Tam­po­co creas que te­ne­mos la ve­nia así no­más, los más ve­te­ra­nos nos pul­sean y cues­tio­nan mu­chas de las co­sas nue­vas, por ejem­plo la preofer­ta, pe­ro eso es­tá bien, es ne­ce­sa­rio.

¿Por dón­de ven­drán las pró­xi­mas in­no­va­cio­nes pa­ra man­te­ner vi­gen­te a la he­rra­mien­ta?

Ideas hay mu­chas, pe­ro el tim­ming es fun­da­men­tal. Si se sa­le con al­go nue­vo muy an­tes de su tiem­po se pier­de o se to­ma co­mo una idea no útil y por ahí lo úni­co que pa­sa es que es­ta ade­lan­ta­da a su tiem­po. Siem­pre re­cuer­do un cuen­to res­pec­to a una per­so­na que hi­zo un par­que ce­men­te­rio pri­va­do en un el in­te­rior, ha­ce 25 o 30 años. Por 10 o 15 años la idea no gus­tó y la em­pre­sa tu­vo di­fi­cul­ta­des. Al tiem­po otro in­ver­sor com­pró los ac­ti­vos jus­to cuan­do em­pe­za­ron a ser acep­ta­dos por el pú­bli­co ha­cien­do un ex­ce­len­te ne­go­cio, con la idea de otro. Es un ejem­plo. Así y to­do so­mos in­quie­tos a se­guir pro­ban­do nue­vas ideas. En es­tos úl­ti­mos dos re­ma­tes in­cor­po­ra­mos de for­ma pro­vi­so­ria la op­ción de seis cuo­tas pa­ra los ga­na­dos pre­ña­dos, el pre­sor­teo y dos pan­ta­llas led me­jo­ran­do la re­so­lu­ción pa­ra la gen­te que va en vi­vo. Hay me­jo­ras in­ter­nas que no se ven, co­mo el sis­te­ma de ma­peo de ins­pec­cio­nes. A la ho­ra de coor­di­nar las ins­pec­cio­nes la per­so­na en­car­ga­da pue­de ver dón­de va a es­tar ca­da ins­pec­tor y en qué ho­ra­rio de for­ma de me­jo­rar la coor­di­na­ción pa­ra ha­cer lo­tes en la zona y así mu­chas co­sas más. Hay otro di­cho que me gus­ta que di­ce “no en­vi­dio a quien tie­ne una bue­na idea, sino a quien la lle­va a ca­bo”. Ate­rri­zar una idea es la par­te di­fí­cil. Pla­za va a se­guir te­nien­do no­ve­da­des, cam­bios y me­jo­ras im­por­tan­tes, a su tiem­po.

¿Có­mo ob­ser­va al sec­tor?

Muy en­ra­re­ci­do, prin­ci­pal­men­te por la gue­rra co­mer­cial Chi­naEs­ta­dos Uni­dos, una lás­ti­ma. El mo­men­to no per­mi­te nin­gún ti­po de pro­yec­ción o es­ti­ma­ción de los pre­cios o mer­ca­dos, ni si­quie­ra en el cor­to pla­zo. Chi­na va a se­guir sien­do esa as­pi­ra­do­ra de to­do lo que sea pro­teí­na y ali­men­tos, pe­ro la ve­mos muy so­la en esa me­ga­de­man­da y eso es muy arries­ga­do. Oja­lá se reac­ti­va­ran mer­ca­dos que en su mo­men­to fue­ron tras­cen­den­tes en vo­lú­me­nes, co­mo Ru­sia. Veo con mu­cha preo­cu­pa­ción el avan­ce de acuer­dos co­mer­cia­les en­tre gran­des po­ten­cias a la ho­ra de com­prar ma­te­rias pri­mas y gran­des pro­duc­to­res. Y a Uru­guay lo veo muy quie­to, di­cien­do por par­te de los res­pon­sa­bles de co­mer­cio ex­te­rior que es fun­da­men­tal ha­cer acuer­dos y me­jo­rar con­di­cio­nes, pe­ro en los he­chos con ce­ro avan­ce y con­cre­cio­nes y se les va el pe­río­do y nos va­mos ca­si in­vic­tos. Eso no pue­de pa­sar, lo po­lí­ti­co no pue­de da­ñar o per­ju­di­car el bie­nes­tar de los uru­gua­yos. Oja­lá Uru­guay lo­gre cam­biar de ser un país con mu­chas in­ten­cio­nes e ideas a uno eje­cu­ti­vo y de con­cre­ción. Sea quien sea que es­té en el go­bierno de turno.

¿Y có­mo ve al ga­na­de­ro?

Pro­me­dian­do un año no tan Pro­me­dian­do un año no tan ma­lo des­de el pun­to de vis­ta de los mer­ca­dos y el cli­ma, pe­ro de los peo­res en már­ge­nes, pro­duc­to de un país que se va vol­vien­do muy com­pli­ca­do pa­ra cual­quier em­pre­sa, in­clui­da la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria. Al­guno di­rá que “se ven­de to­do, hay mer­ca­dos, el mer­ca­do es­tá muy di­ná­mi­co, en­ton­ces, ¿por qué se que­jan?”. Se­gu­ro que el que di­ce o pien­sa eso no es pro­duc­tor, por­que son co­sas to­tal­men­te dis­tin­tas. El mer­ca­do es im­por­tan­te, pe­ro los cos­tos de pro­du­cir ese pro­duc­to es igual de im­por­tan­te y el país es­tá ca­ro y com­pli­ca­do. Igual so­mos op­ti­mis­tas. La ga­na­de­ría es de mar­gen pe­que­ño, siem­pre lo fue y el ga­na­de­ro es­tá acos­tum­bra­do, lo que lo ha­ce ver­sá­til a los cam­bios de con­di­cio­nes o di­fi­cul­ta­des del mo­men­to. Tam­bién una vez más ha de­mos­tra­do ser una ac­ti­vi­dad so­li­da, hoy mu­chas cuen­tas por las di­fi­cul­ta­des de otras áreas, por ejem­plo la agri­cul­tu­ra, se es­tán pu­dien­do pa­gar gra­cias a la pa­ta ga­na­de­ra. La va­ca no sé si les ga­na, pe­ro siem­pre es­tá.

¿Có­mo ve al mer­ca­do de ha­cien­das, en el gor­do y la re­po­si­ción?

Fir­me y fir­me. Te acla­ro que es un po­co una sor­pre­sa pa­ra mí es­ta fir­me­za en el gor­do ya co­men­za­do no­viem­bre, pe­ro se ex­pli­ca en al­go fun­da­men­tal, la de­man­da que hay por car­ne uru­gua­ya. Que la ca­de­na cin­che es cla­ve. Ve­re­mos có­mo cie­rra el año, pe­ro pa­re­ce­ría que de man­te­ner­se la si­tua­ción cli­má­ti­ca-fo­rra­je­ra es­ta tó­ni­ca se va a man­te­ner has­ta fin de año.

¿Qué ba­lan­ce pri­ma­rio pue­de rea­li­zar so­bre la za­fra de toros?

A prio­ri, po­si­ti­vo, aun­que la vo­rá­gi­ne de un oc­tu­bre con un mun­do de re­ma­tes no per­mi­te ha­cer un aná­li­sis cla­ro. A fin de no­viem­bre se va a po­der eva­luar me­jor. Sí creo que mu­chas ca­ba­ñas, so­bre to­do las nue­vas y más pe­que­ñas, se me­re­cen un aná­li­sis y eva­lua­ción de via­bi­li­dad. Hay mu­cho to­ro ofre­ci­do en un mer­ca­do con una eco­no­mía di­fí­cil res­pec­to a años pa­sa­dos y en 2019 no va a cam­biar. La ca­ba­ña es más que la ge­né­ti­ca, es ser­vi­cio, re­la­cio­nes con clien­tes to­do el año, es po­ner una pro­pues­ta dis­tin­ta a lo que hay y que se ex­pli­que por qué el cria­dor lo va a ele­gir fren­te a un mon­tón de pro­pues­tas que hay en po­co más de un mes. Los toros no se ven­den so­los, los ven­den los ca­ba­ñe­ros por re­la­ción, por ge­né­ti­ca, por an­ti­güe­dad, por ser­vi­cio o por una pro­pues­ta no­ve­do­sa.

C. CA­SAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.