El de­rra­me y las si­ner­gias de uno de los mo­to­res de la eco­no­mía uru­gua­ya

El cre­cien­te va­lor del ru­bro se ana­li­zó en jor­na­da or­ga­ni­za­da por Mon­tes del Pla­ta

El Observador - Agropecuario - - PORTADA - Por Juan Sa­mue­lle En­via­do a Co­lo­nia

Si el es­ce­na­rio es el mis­mo que en los pri­me­ros 10 me­ses del año –no hay in­di­cios so­bre lo con­tra­rio–, es­te año la forestación se col­ga­rá el tra­je de prin­ci­pal ca­de­na ex­por­ta­do­ra del país, mé­ri­to que di­fí­cil­men­te ce­da en los pró­xi­mos años.

Ese lo­gro tie­ne a los ac­to­res del sec­tor muy en­tu­sias­ma­dos y esa sen­sa­ción se per­ci­bió du­ran­te el

se­mi­na­rio Ha­ble­mos de Forestación - Una opor­tu­ni­dad pa­ra in­te­grar­se, or­ga­ni­za­do por Mon­tes del Pla­ta el vier­nes 26 de oc­tu­bre.

En el Cen­tro Cul­tu­ral AFE de Co­lo­nia y en un sa­lón col­ma­do de pro­duc­to­res, em­pre­sas de ser­vi­cios, au­to­ri­da­des e in­tere­sa­dos, se di­fun­die­ron las opor­tu­ni­da­des que brin­da Alian­zas, pro­gra­ma de in­te­gra­ción pro­duc­ti­va de Mon­tes del Pla­ta, con apor­tes en va­rias ora­to­rias y téc­ni­cos de la com­pa­ñía que en li­vings te­má­ti­cos es­tu­vie­ron a dis­po­si­ción pa­ra ahon­dar so­bre ca­da pro­pues­ta.

“Un buen ne­go­cio pa­ra el país”

“La fun­ción de pro­duc­ción de la forestación es bru­tal­men­te in­ten­si­va”, tra­tán­do­se de un ru­bro que ge­ne­ra mu­cho em­pleo, mu­cho va­lor agre­ga­do, mu­chos im­pues­tos y mu­chas ex­por­ta­cio­nes por hec­tá­rea si uno lo com­pa­ra con otros, afir­mó Al­fon­so Ca­pu­rro, eco­no­mis­ta de CPA Fe­rre­re, el pri­me­ro de los ex­po­si­to­res tras las pa­la­bras de bien­ve­ni­da –a car­go de Die­go Woll­heim, ge­ren­te ge­ne­ral de Mon­tes del Pla­ta; su ge­ren­te de ne­go­cios, Al­fre­do Fos­sa­li; y el in­ten­den­te lo­cal, Car­los Mo­rei­ra–.

Cuan­do re­fle­xio­nó so­bre si es mu­cho o po­co el apor­te de la forestación, se­ña­ló que “es un buen ne­go­cio pa­ra el país en tér­mi­nos de lo que ge­ne­ra”.

Ex­pli­có que lo­gra ser uno de los tres ru­bros prin­ci­pa­les en la ex­por­ta­ción dis­po­nien­do de 800 mil hec­tá­reas, cuan­do la ga­na­de­ría al­can­za ni­ve­les si­mi­la­res pe­ro ocu­pa de 10 mi­llo­nes a 12 mi­llo­nes de hec­tá­reas. “Son ca­si la mis­ma can­ti­dad de dó­la­res (re­sul­ta­do por hec­tá­rea) en un área más de 10 ve­ces más chi­ca”, su­bra­yó.

Ca­pu­rro ci­tó da­tos de 2016 que “se que­dan cor­tos” aho­ra, dos años des­pués, en los que el va­lor del sec­tor se afian­zó y pro­gre­só: 3,6% del PBI, 25.366 em­pleos –el 1,5% del em­pleo to­tal en el país– y más de US$ 1.500 mi­llo­nes por ex­por­ta­cio­nes (ac­to­res del sec­tor di­cen que ya es­te año se­rán unos US$ 2.000 mi­llo­nes)”. Des­ta­có, alu­dien­do a un mi­to per­sis­ten­te, que el sec­tor ha­ce su apor­te en im­pues­tos, por un to­tal de US$ 278 mi­llo­nes al año. Tam­bién que en el sec­tor hay 1.750 em­pre­sas y que el 93% son mi­cro y pe­que­ñas.

Men­cio­nó que la co­se­cha ac­tual co­rres­pon­de a plan­ta­cio­nes que se hi­cie­ron ha­ce unos 10 años y que el área plan­ta­da pos­te­rior­men­te no ha ge­ne­ra­do aún efec­tos eco­nó­mi­cos re­le­van­tes, los que sí se ve­rá en cin­co a 10 años, cuan­do los da­tos da­rán cuen­ta de un in­cre­men­to im­por­tan­te de la con­tri­bu­ción del sec­tor. “Aun­que se de­je de plan­tar hoy, aun­que se con­ge­le en su fa­se pri­ma­ria, va a se­guir au­men­tan­do su con­tri­bu­ción eco­nó­mi­ca”, ex­pre­só Ca­pu­rro.

“Se­rá mu­cho más im­por­tan­te”

Lue­go par­ti­ci­pó Fer­nan­do Isa­be­lla, di­rec­tor de pla­ni­fi­ca­ción de la Ofi­ci­na de Pla­nea­mien­to y Pre­su­pues­to (OPP). Con­sul­ta­do por El

Ob­ser­va­dor ape­nas con­clu­yó su apor­te, co­men­tó que “el sec­tor fo­res­tal es de mu­cho fu­tu­ro pa­ra el país”, es un sec­tor “sú­per im­por­tan­te en la ac­tua­li­dad”, pe­ro que hay al­gu­nas ten­den­cia glo­ba­les “que ha­cen pen­sar que se­rá mu­cho más im­por­tan­te en el fu­tu­ro”.

Se re­fi­rió a ten­den­cias ta­les co­mo la sus­ti­tu­ción de ma­te­ria­les plás­ti­cos por pro­duc­tos de ma­de­ra, a la ex­pan­sión de los pro­duc­tos de pa­pel y a las opor­tu­ni­da­des que tie­ne la ma­de­ra pa­ra la ac­ti­vi­dad de la cons­truc­ción.

“Hay un mon­tón de opor­tu­ni­da­des” en el país, pe­ro tam­bién, re­mar­có, “es­tá la ne­ce­si­dad de po­der ar­ti­cu­lar me­jor las ca­de­nas, la de pa­pel y ce­lu­lo­sa con la de pro­ce­sa­mien­to me­cá­ni­co de la ma­de­ra, de ma­de­ra pa­ra pro­duc­tos de ma­de­ra só­li­da”, pe­ro “sin du­da hay muy bue­nas opor­tu­ni­da­des”.

Lo que ga­na ca­da par­te

Die­go Ca­rrau fue el ter­ce­ro de los ex­po­si­to­res. So­bre nú­me­ros que den cuen­ta del por­te de la si­ner­gia en­tre Mon­tes del Pla­ta y los pro­duc­to­res a tra­vés de Alian­zas, el ge­ren­te fo­res­tal de la em­pre­sa in­di­có que “Alian­zas tie­ne más de 400 con­tra­tos con 300 pro­duc­to­res aso­cia­dos, in­vo­lu­cran­do 60 mil hec­tá­reas, el 40% del área de plan­ta­cio­nes que ges­tio­na­mos”.

La ma­yo­ría de los vin­cu­la­dos son ga­na­de­ros con pre­dios de 1.000 o 2.000 hec­tá­reas y hay otros que tie­nen 200 hec­tá­reas y plan­tan en la cuar­ta par­te del cam­po. Tam­bién hay in­ver­sio­nis­tas, pe­ro en me­nor pro­por­ción.

Ca­rrau ex­pli­có a El Ob­ser­va­dor que cuan­do ha­bló de una pro­pues­ta de ga­nar-ga­nar alu­dió a que ca­da par­te se be­ne­fi­cia y con pro­pues­tas que “son pa­ra el pro­duc­tor co­mo un tra­je a me­di­da”.

Ese pro­duc­tor lo­gra una ren­ta se­gu­ra y que hoy “es ma­yor a la que da la ga­na­de­ría”; di­ver­si­fi­ca sus in­gre­sos pues “no po­ne to­dos los hue­vos en la mis­ma ca­nas­ta”; y con­si­gue abri­go y som­bra “con un be­ne­fi­cio cla­ro pa­ra su ac­ti­vi­dad prin­ci­pal que es la ga­na­de­ría”.

Pa­ra la em­pre­sa, “per­mi­te un uso más efi­cien­te de la tie­rra, no mo­vi­li­za­mos ca­pi­tal en tie­rra, cuan­do arren­da­mos cer­ca de la plan­ta el cos­to de nues­tra ma­de­ra es más ba­ra­to y al in­te­grar­nos con las co­mu­ni­da­des de pro­duc­to­res per­mi­te que co­noz­can nues­tra reali­dad y así se den cuen­ta de la exis­ten­cia de al­gu­nos mi­tos”.

So­bre si hay es­pa­cio pa­ra que más pro­duc­to­res se in­te­gren a Alian­zas, di­jo que sí, que “por eso in­clu­so que­re­mos sa­lir fuer­te en la zo­na, cer­ca de nues­tra plan­ta de pro­duc­ción de ce­lu­lo­sa, a de­cir­le a los pro­duc­to­res que hay opor­tu­ni­da­des, que te­ne­mos un desafío gran­de co­mo pa­ra se­guir arren­dan­do tie­rra por lo me­nos los pró­xi­mos cin­co años”.

Al­go que no se dis­cu­te

Raúl Fe­rro, pro­duc­tor en di­ver­sos ru­bros en Tres Bo­cas (Río Ne­gro), ex­pre­só a El Ob­ser­va­dor es­tar con­ven­ci­do de que “en to­dos los pre­dios tie­ne un lu­gar la forestación”. An­tes, res­pon­dien­do in­te­rro­gan­tes que le fue plan­tean­do el pe­rio­dis­ta Ni­co­lás Lus­sich, ha­bía afir­ma­do que “no se dis­cu­te” el se­guir fo­res­tan­do. Es más, “lo es­toy ha­cien­do en los lu­ga­res don­de se co­se­chó y con ge­né­ti­ca nue­va”.

Lo que sí hay que ana­li­zar, con­si­de­ró, son fac­to­res de in­ci­den­cia cla­ve. En­tre ellos la dis­tan­cia en­tre el pre­dio a fo­res­tar y los des­ti­nos de la pro­duc­ción y la ge­né­ti­ca que “es un fac­tor tras­cen­den­te en un ne­go­cio a lar­go pla­zo”.

El pro­duc­tor, tras elo­giar a Mon­tes del Pla­ta por la ac­ti­vi­dad, des­ta­có que aun­que la Ley Fo­res­tal ten­ga 30 años la forestación “es bas­tan­te in­ci­pien­te en Uru­guay”, en un ru­bro “que ha he­cho ca­mino al an­dar” en “una ex­pe­rien­cia na­cio­nal muy bue­na” y que “es­tá po­si­cio­na­do muy bien pa­ra se­guir cre­cien­do y apor­tan­do”.

Se mos­tró re­con­for­ta­do por ver en el sec­tor a mu­cha gen­te jo­ven, pu­jan­te y con pro­fe­sio­na­lis­mo.

Se­ña­ló que “es un ru­bro muy com­pe­ti­ti­vo, que se aco­pla bien a cual­quier es­ta­ble­ci­mien­to”, des­ta­can­do los be­ne­fi­cios que ge­ne­ra por sí mis­ma y en si­ner­gia con otros ru­bros, se­ña­lan­do co­mo as­pec­to co­no­ci­do el apor­te de los mon­tes con som­bra y abri­go pa­ra ro­deos car­ni­ce­ros y le­che­ros, pe­ro tam­bién el va­lor por la me­jo­ra en la ca­mi­ne­ría que la forestación ins­tau­ra pa­ra sa­car la ma­de­ra, apro­ve­cha­da pa­ra tras­la­dar me­jor ani­ma­les, gra­nos y le­che.

“La forestación apor­ta una com­ple­men­ta­ción en­tre ru­bros muy in­tere­san­te, más allá del in­gre­so que ge­ne­ra una ac­ti­vi­dad con un in­gre­so mu­cho más pa­re­jo a lo lar­go de los años”, re­fle­xio­nó.

“Un re­sul­ta­do muy su­pe­rior”

Ignacio Buf­fa, ana­lis­ta de la con­sul­to­ra APEO. fue otro de los ex­po­si­to­res. Por un la­do, ex­pre­só que la forestación, por sus ca­rac­te­rís­ti­cas, im­pli­ca con­si­de­rar a la em­pre­sa con la vis­ta pues­ta en 10 o 20 años ha­cia ade­lan­te “y eso es bueno pa­ra cual­quier em­pre­sa”.

Otro as­pec­to que re­sal­tó, a pro­pó­si­to de dis­tin­tos abor­da­jes eco­nó­mi­cos que la con­sul­to­ra reali­zó so­bre la forestación, “es que el re­sul­ta­do eco­nó­mi­co es bas­tan­te su­pe­rior al de la ga­na­de­ría”.

Por lo tan­to, “el pro­ce­so de de­ci­dir in­cor­po­rar un ru­bro, de di­ver­si­fi­car con la forestación, responde a otros re­sor­tes más allá del eco­nó­mi­co”.

“Lo que mos­tra­mos fue que el re­sul­ta­do eco­nó­mi­co de un cam­po na­tu­ral a las re­la­cio­nes de pre­cios de hoy es­tá en US$ 60 de in­gre­so ne­to (por hec­tá­rea) y en las mis­mas con­di­cio­nes un re­sul­ta­do eco­nó­mi­co de la forestación es­tá en torno a US$ 200. Ese es el nú­me­ro du­ro y pu­ro. Si fue­ra so­lo por te­mas eco­nó­mi­cos no ha­bría nin­gu­na li­mi­tan­te pa­ra in­cor­po­rar a la forestación”, con­clu­yó.

La ac­ti­vi­dad con­clu­yó con la char­la mo­ti­va­cio­nal que brin­dó En­ri­que Ba­li­ño, di­rec­tor de la em­pre­sa Xn, y lue­go en el ve­cino cen­tro BIT de Co­lo­nia el en­cuen­tro anual de aso­cia­dos a Alian­zas, con un ob­se­quio par­ti­cu­lar a ca­da in­vi­ta­do: una ca­ja de ma­de­ra de eu­ca­lip­tus con un fras­co de miel pro­du­ci­da por apicultores que tra­ba­jan en pre­dios fo­res­ta­dos por Mon­tes del Pla­ta en Pay­san­dú.

J. SA­MUE­LLE

Die­go Ca­rrau, ge­ren­te fo­res­tal de la com­pa­ñía, fue uno de los ex­po­si­to­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.