«La gran­ja es­tá su­frien­do un pro­ce­so de en­ve­je­ci­mien­to de su po­bla­ción ac­ti­va»

El Observador - Agropecuario - - Entrevista - Ma­nue­la Gar­cía Pin­tos twit­ter.com/gp­ma­nue­la

Cuá­les son las ac­tua­les lí­neas de tra­ba­jo de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Gran­ja (Di­ge­gra)?

El ob­je­ti­vo del Mi­nis­te­rio de Ga­na­de­ría Agri­cul­tu­ra y Pesca (MGAP) y de la Di­ge­gra es cer­ti­fi­car la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria a la po­bla­ción, que los ru­bros si­gan fun­cio­nan­do y que sea pro­duc­ción na­cio­nal so­bre la cual te­ne­mos un es­tric­to con­trol de la inocui­dad y de las bue­nas prác­ti­cas, así co­mo tam­bién ase­gu­rar la ca­pa­ci­ta­ción de los pro­duc­to­res. Dis­mi­nuir el ries­go y tra­tar de ase­gu­rar la via­bi­li­dad de los ru­bros y de la po­bla­ción ru­ral en el cam­po. A gran­des ras­gos, se­ría tra­tar de dis­mi­nuir el ries­go por el cam­bio cli­má­ti­co así co­mo tam­bién ase­gu­rar la pro­duc­ción in­ten­si­va, pe­ro cui­dan­do el me­dioam­bien­te y al con­su­mi­dor, mi­ni­mi­zar los ries­gos pa­ra ellos, que no ha­ya re­si­duos en los pro­duc­tos o al me­nos que es­tén por de­ba­jo del mí­ni­mo acep­ta­ble. Es de­cir, bus­ca­mos una pro­duc­ción que sea sus­ten­ta­ble y sos­te­ni­ble en el tiem­po y en lo po­si­ble in­ten­si­fi­car­la, pe­ro siem­pre con esos cui­da­dos.

¿Cuá­les son las prin­ci­pa­les di­fi­cul­ta­des que afron­ta hoy el gran­je­ro?

En es­tos úl­ti­mos años se ha da­do que los pro­duc­tos de la ca­nas­ta fru­tihor­tí­co­la, en bue­na me­di­da di­ría –sa­can­do al­gu­na si­tua­ción muy pun­tual co­mo la del mo­rrón ro­jo cuan­do pa­sa a ser el ve­det­te de las no­ti­cias– han ba­ja­do su in­ci­den­cia en lo que es la ca­nas­ta de con­su­mo y han fa­vo­re­ci­do mi­ni­mi­zar la in­fla­ción, ba­jan­do el cos­to. Ve­mos que es tan o más im­por­tan­te au­men­tar la de­man­da del mer­ca­do in­terno, cuan­do ade­más sa­be­mos que la re­co­men­da­ción de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud es que de­be­ría­mos es­tar con­su­mien­do el do­ble o más de lo que hoy con­su­mi­mos de pro­duc­tos fres­cos, de fru­tas, hor­ta­li­zas y fi­bras fres­cas. Ven­de­mos en un mer­ca­do in­terno en pe­sos y gran par­te de los in­su­mos son en dó­la­res. Es­ta si­tua­ción qui­zás en al­gu­nos otros sec­to­res del agro me­jo­ró la com­pe­ti­ti­vi­dad, pe­ro a no­so­tros nos la ha­ce más cues­ta arri­ba.

¿Có­mo es­tá el áni­mo hoy del gran­je­ro?

La gran­ja, co­mo ca­si to­dos los sec­to­res ru­ra­les, es­tá su­frien­do un pro­ce­so de en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción ac­ti­va. Nos preo­cu­pa mu­cho el te­ma por­que mu­chas ve­ces fal­ta re­cam­bio de gen­te jo­ven que si­ga en el ru­bro. No es­ta­mos en el me­jor mo­men­to ni mu­cho me­nos, pe­ro creo que con la ac­tua­li­za­ción, la re­con­ver­sión y la ne­ce­si­dad de in­ver­sión la co­sa es­tá fun­cio­nan­do. Es im­por­tan­te tra­ta de lle­gar ar­ti­cu­lan­do en la ca­de­na lo más cer­ca po­si­ble del con­su­mi­dor. En lo que es la ca­de­na de co­mer­cia­li­za­ción y pro­duc­ción fru­tihor­tí­co­la evi­den­te­men­te aque­llos pro­duc­to­res que pue­dan dar más pa­sos son los que de­fien­den su pro­duc­ción y lle­gan a to­mar un por­cen­ta­je ma­yor del con­su­mo. Son to­dos pa­sos ne­ce­sa­rios y to­dos tie­nen cos­to, pe­ro cuan­to más cer­ca es­te­mos del con­su­mi­dor, ma­yor es la po­si­bi­li­dad de ge­ne­rar un ma­yor va­lor por lo que se pro­du­ce.

¿ Por qué no hay un ade­cua­do re­cam­bio ge­ne­ra­cio­nal?

Hay va­rios fac­to­res. Uno, cla­ra­men­te, es eco­nó­mi­co. Los már­ge­nes y la as­pi­ra­ción a lo que pue­do lle­gar co­mo pro­duc­tor en mi fu­tu­ro. Hoy en día, en una so­cie­dad de con­su­mo, es más atrac­ti­vo el tra­ba­jo de la ciu­dad, en la ofi­ci­na. Es un tra­ba­jo a ve­ces más se­gu­ro tam­bién por­que sa­be­mos que en el cam­po hay un ries­go im­por­tan­te, so­bre to­do por lo cli­má­ti­co. Hay años en los que se pro­du­ce me­jor y otros peor, los pre­cios a ve­ces son bue­nos y otras ve­ces no. El agro y la gran­ja en sí tie­nen unos vai­ve­nes y ries­gos que ha­cen que no sea más atrac­ti­vo. In­clu­so, a ni­vel so­cial tie­ne otro pres­ti­gio. Creo que pa­ra la ju­ven­tud eso ha he­cho que el tra­ba­jo de la ciu­dad sea más atrac­ti­vo.

¿Có­mo es­tán las ex­por­ta­cio­nes del sec­tor?

En las ex­por­ta­cio­nes, el te­ma de los ci­trus es un te­ma pri­ma­rio de ex­por­ta­ción don­de en­tre el 50% y el 60% de la pro­duc­ción es di­rec­ta­men­te pa­ra ex­por­ta­ción en fres­co. Los otros dos ru­bros que tie­nen hoy al­gu­na im­por­tan­cia en las ex­por­ta­cio­nes son las man­za­nas – que en un año de co­se­cha nor­mal po­de­mos lle­gar al 10% de la pro­duc­ción ex­por­ta­da– y las pe­ras –que he­mos lle­ga­do has­ta un 30%–. En hor­ta­li­zas se ex­por­tan ce­bo­llas y za­pa­llos, so­bre to­do a Eu­ro­pa, pa­ra Ita­lia. La en­tra­da a Es­ta­dos Uni­dos de las man­da­ri­nas ha si­do un des­pe­gue no­ta­ble. Los prin­ci­pa­les destinos de ru­bros de ho­ja ca­du­ca son Eu­ro­pa, al­go del Orien­te Me­dio y al­gu­nos paí­ses ára­bes. Co­mo el res­to del país y de los ru­bros agro­pe­cua­rias, se­gui­mos ex­plo­ran­do mer­ca­dos y bus­can­do al­ter­na­ti­vas.

¿Có­mo cuá­les?

Con­cre­ta­men­te es­ta­mos ex­plo­ran­do el de Viet­nam, lo es­ta­mos es­tu­dian­do. Al igual que la In­dia, y Co­lom­bia den­tro de Su­da­mé­ri­ca. No es fá­cil abrir mer­ca­dos. Y en Uru­guay mu­chas ve­ces va­mos de­trás de los ci­trus por­que tie­nen un vo­lu­men y ar­man la ca­de­na.

¿Có­mo es­tá la gran­ja en cuan­to a se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria?

Sal­vo al­gu­na muy ra­ra ex­cep­ción, que a ve­ces pun­tual­men­te se pue­de dar en al­gu­na co­sa, es­ta­mos bien. Con­si­de­ro que es­ta­mos me­jor de lo que uno pien­sa. Bas­tan­te me­jor. En el MGAP, jun­to con la Di­rec­ción Ge­ne­ral de los Ser­vi­cios Agrí­co­las (DGSA), es­ta­mos lle­van­do ade­lan­te una cam­pa­ña de to­ma de mues­tra de pro­duc­tos. Va­mos di­rec­ta­men­te a las quin­tas y ha­ce­mos ex­trac­ción de mues­tras. Se de­ter­mi­na que es­tén por de­ba­jo del lí­mi­te de los re­si­duos au­to­ri­za­dos. Hay un se­gui­mien­to y ca­da tan­to una pre­sen­ta­ción de re­sul­ta­dos. Es muy anec­dó­ti­co cuan­do apa­re­ce al­gu­na si­tua­ción.

So­bre la Uni­dad Agroa­li­men­ta­ria de Mon­te­vi­deo, ¿có­mo se ve­ría be­ne­fi­cia­do el gran­je­ro?

Creo que tie­ne va­rias pun­tas que se­rían muy fa­vo­ra­bles. Pa­ra el pro­duc­tor fru­tihor­tí­co­la en­trar a Mon­te­vi­deo a des­car­gar en la ma­dru­ga­da en el mer­ca­do es to­do un pro­ce­so que no es fá­cil y hay que te­ner una lo­gís­ti­ca acep­ta­ble y una dis­po­si­ción de tiem­po gran­de, por­que es bas­tan­te in­efi­cien­te la ope­ra­ti­va por las ca­rac­te­rís­ti­cas edi­li­cias que tie­ne. A ni­vel bro­ma­to­ló­gi­co, el ir a una in­fra­es­truc­tu­ra nue­va ya or­ga­ni­za­da pa­ra te­ner otra ca­li­dad de lim­pie­za, ve­lo­ci­dad de des­car­ga, ve­lo­ci­dad de car­ga y vi­gi­lan­cia va a ser to­do un cam­bio des­de el pun­to de la inocui­dad, la lo­gís­ti­ca y ac­ce­si­bi­li­dad por par­te del pro­duc­tor. No hay dis­cu­sión que tie­ne mu­chos be­ne­fi­cios. Es una ne­ce­si­dad im­por­tan­te des­de to­do pun­to de vis­ta: eco­nó­mi­co, sa­ni­ta­rio, ope­ra­rio y de se­gu­ri­dad.

¿Los cos­tos se in­cre­men­ta­rán pa­ra el pro­duc­tor?

Po­dría lle­gar a ha­ber un in­cre­men­to, pe­ro es un por­cen­ta­je muy ba­jo, al­go así co­mo un 3% o 5% más. Pe­ro de­be­rían eva­luar­se los ser­vi­cios que van a te­ner, to­tal­men­te di­fe­ren­tes y de ma­yor efi­cien­cia. •

Se ha da­do que los pro­duc­tos de la ca­nas­ta fru­tihor­tí­co­la han fa­vo­re­ci­do mi­ni­mi­zar la in­fla­ción”

M. GAR­CÍA PIN­TOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.