Ha­blar de se­quía… ¡hay que ha­cer­lo cuan­do llue­ve!

El Observador - Agropecuario - - Tribuna - Mar­ce­lo Pe­rei­ra Ma­chín (*)

Tra­di­cio­nal­men­te las se­quías en ge­ne­ral desem­bo­ca­ban en cri­sis fo­rra­je­ras. Aho­ra bien, mo­ni­to­reos lle­va­dos a ca­bo por nues­tra ins­ti­tu­ción mues­tran que hay cier­tos pro­duc­to­res que lo­gran des­aco­plar la se­quía de la cri­sis fo­rra­je­ra, sin au­men­tar los cos­tos.

Para ello es im­pres­cin­di­ble que el pas­to en pri­ma­ve­ra so­bre, y para que so­bre el pla­to de co­mi­da de ca­da va­ca tie­ne que es­tar bien di­men­sio­na­do para lo­grar el prin­ci­pal ob­je­ti­vo que es pre­ñar­la. Por eso para des­per­di­ciar me­nos el pas­to y lo­grar ma­yor pro­duc­ción de­be­mos tra­ba­jar con más pas­to, lo cual se re­fle­ja en una ma­yor al­tu­ra de pas­to.

El pas­to en pri­ma­ve­ra no pue­de so­brar en cual­quier la­do, tie­ne que so­brar don­de se pue­da acu­mu­lar y man­te­ner en pie para ser apro­ve­cha­do más ade­lan­te. Esos lu­ga­res son sue­los pro­fun­dos de al­ta pro­duc­ti­vi­dad, ya que sue­los su­per­fi­cia­les al se­car­se el pas­to se se­ca y vue­la. Por eso se di­ce que esos cam­pos se au­to­lim­pian.

La idea pues es jun­tar pas­to en pri­ma­ve­ra, la es­ta­ción más se­gu­ra para acu­mu­lar pas­to y tras­la­dar­lo en pie al ve­rano, la es­ta­ción me­nos se­gu­ra. Es­to per­mi­te a su vez la se­mi­lla­zón de las es­pe­cies de in­vierno.

Es­to cons­ti­tu­ye la po­si­bi­li­dad de que ca­da pro­duc­tor pue­da cons­truir su pro­pio se­gu­ro de pro­duc­ción fren­te a un fe­nó­me- no re­cu­rren­te que lo cons­ti­tu­yen las cri­sis fo­rra­je­ras ori­gi­na­das por dé­fi­cits hí­dri­cos.

La in­cer­ti­dum­bre del fe­nó­meno ame­ri­ta que to­me­mos me­di­das pla­ni­fi­ca­das y pro­to­co­li­za­das, de for­ma de dar­le más es­ta­bi­li­dad a nues­tros sis­te­mas, más aún en un con­tex­to de cam­bio cli­má­ti­co.

Com­ple­men­ta­ria­men­te a es­to, es­te cie­rre pri­ma­ve­ral de­be­ría ser se­gui­do de un cie­rre oto­ñal, para ha­cer fren­te a la cri­sis fo­rra­je­ra que siem­pre se da, que es la in­ver­nal.

Que­da pues cons­ti­tui­do un mó­du­lo de pre­ven­ción de cri­sis fo­rra­je­ras, una oca­sio­nal cau­sa­da por el dé­fi­cit hí­dri­co y la otra por las ba­jas ta­sas de cre­ci­mien­to invernales.

De­cía un pai­sano: “A ve­ces la co­sa no pa­sa por pro­du­cir más, sino por per­der me­nos”. Y para pre­ver de­be­mos de ha­blar cuan­do llue­ve y no cuan­do el par­ti­do ya es­tá ju­ga­do y es­ta­mos en ple­na se­quía.

(*) In­ge­nie­ro agró­no­mo, in­te­gran­te del equi­po de pro­fe­sio­na­les del Ins­ti­tu­to Plan Agro­pe­cua­rio

A ve­ces la co­sa no pa­sa por pro­du­cir más, sino por per­der me­nos”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.