Buen ma­ne­jo es­ti­val de las re­crías au­men­ta pro­ba­bi­li­da­des de pre­ñez en pró­xi­mo en­to­re

Fal­ta bas­tan­te pa­ra la pri­ma­ve­ra de 2019, pe­ro es im­por­tan­te to­mar me­di­das ya

El Observador - Agropecuario - - Tribuna - Es­te­ban Mon­tes (*) (*) téc­ni­co del Ins­ti­tu­to Plan Agro­pe­cua­rio

Es­ta­mos en pleno ve­rano y hay que pen­sar en me­di­das a to­mar du­ran­te es­ta es­ta­ción con las re­crías de hem­bras de los va­cu­nos de car­ne, si se quie­re lle­gar al pró­xi­mo en­to­re de la pri­ma­ve­ra 2019 con va­qui­llo­nas ci­clan­do.

Que­da su­fi­cien­te tiem­po, pe­ro es im­por­tan­te co­men­zar a to­mar me­di­das des­de aho­ra, ya que des­pués pue­de ser tar­de y va a re­sul­tar más ca­ro co­rre­gir al­gu­nos pro­ble­mas, pu­dien­do ha­ber ma­yo­res pro­ba­bi­li­da­des de no lo­grar los pro­pó­si­tos que nos ha­ya­mos plan­tea­do.

De­be­mos te­ner en cuen­ta que es im­por­tan­te lo­grar que es­tos ani­ma­les lle­guen al prin­ci­pio del ser­vi­cio con el cre­ci­mien­to y desa­rro­llo ne­ce­sa­rios que les per­mi­ta es­tar ci­clan­do y, de ese mo­do, ten­gan ma­yo­res pro­ba­bi­li­da­des de pre­ñar­se tem­prano.

Si no se lo­gra es­te ob­je­ti­vo, es per­ju­di­cial pa­ra el fu­tu­ro y es uno de los fac­to­res que más in­ci­den­cia tie­ne en la dis­per­sión de las pre­ñe­ces/pa­ri­cio­nes de los ro­deos de cría de nues­tro país.

Pa­ra lo­grar el ob­je­ti­vo, las hem­bras tie­nen que lle­gar con pe­sos mí­ni­mos in­di­vi­dua­les de por lo me­nos 250 ki­los al fi­nal del pró­xi­mo oto­ño. Es­te es pe­so mí­ni­mo, por lo que cuan­to ma­yor sea su desa­rro­llo el re­sul­ta­do se­rá me­jor.

De­be­mos te­ner en cuen­ta que si lle­gan a ese mo­men­to del año con pe­sos al­tos, se ga­ran­ti­za lle­gar con ani­ma­les ci­clan­do al ini­cio del en­to­re, los vien­tres es­ta­rán me­jor pre­pa­ra­dos pa­ra el se­gun­do en­to­re y pa­ra que ten­gan un buen pri­mer ter­ne­ro.

Pri­me­ro de­be­mos ob­te­ner in­for­ma­ción so­bre la si­tua­ción de esa ca­te­go­ría. Es im­pe­rio­so sa­ber el pe­so de los ani­ma­les en for­ma in­di­vi­dual y los que pe­sen me­nos de 200 ki­los es­tán com­pro­me­ti- dos y es ne­ce­sa­rio to­mar me­di­das pa­ra po­der lo­grar los ob­je­ti­vos. Se pue­den su­ple­men­tar u ofre­cer­les fo­rra­je de ca­li­dad pa­ra ob­te­ner me­jo­res ga­nan­cias de pe­so.

Hay que re­cor­dar que es­ta ca­te­go­ría ne­ce­si­ta ele­va­dos ni­ve­les de pro­teí­na (en torno al 15% de la die­ta), por lo tan­to las pas­tu­ras na­tu­ra­les o me­jo­ra­das que uti­li­ce­mos tie­nen que cum­plir con es­te re­qui­si­to, de lo con­tra­rio de­be­mos ha­cer las co­rrec­cio­nes con suplementos.

Tam­bién de­be­mos ajus­tar su sanidad pa­ra que no sean afec­ta­dos por los pa­rá­si­tos y ba­jan­do su es­ta­do cor­po­ral. De­be­mos re­cor­dar que son ani­ma­les sus­cep­ti­bles a las lom­bri­ces gas­tro­in­tes­ti­na­les y por lo tan­to, es im­pe­rio­so to­mar los re­cau­dos ne­ce­sa­rios. En épo­ca de llu­vias y ca­lor, la pro­li­fe­ra­ción de lom­bri­ces es ma­yor.

Si no se ac­túa aho­ra, se­rá más ca­ro co­rre­gir al­gu­nos pro­ble­mas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.