Tra­ba­jar en la re­con­ver­sión

El Observador - Café y Negocios - - A FONDO -

Des­pués del cie­rre, no sig­ni­fi­ca que ese em­pren­de­dor no pue­da in­vo­lu­crar­se en la crea­ción de otra em­pre­sa, ya sea con el mis­mo equi­po o con otras per­so­nas. Sin em­bar­go, pa­ra la do­cen­te de Com­por­ta­mien­to Hu­mano en la Or­ga­ni­za­ción en el IEEM, Va­le­ria Fra­toc­chi, aque­llos que fra­ca­san en una star­tup no vuel­ven a re­unir­se pa­ra el si­guien­te em­pren­di­mien­to, por­que “que­dan mar­ca­dos”.

Res­pec­to a vol­ver a em­pren­der con el mis­mo equi­po, hay una dis­yun­ti­va en­tre la teo­ría y la prác­ti­ca. “La teo­ría di­ce que lo vuel­vas a ha­cer con los que ya lo hi­cis­te, por­que aho­ra es­tás más há­bil y te va a ir me­jor, pe­ro es tan du­ro el fra­ca­so que uno no se quie­re vol­ver a re­unir con las per­so­nas con las que ya fra­ca­só”, in­di­có.

Tra­ba­jar sobre el apren­di­za­je de ese fra­ca­so es una for­ma pa­ra lle­gar al éxi­to. “Cuan­tas más ve­ces te equi­vo­cás, más cer­ca e stás de dar el gol­pe ma­gis­tral. Las star­tups tie­nen que ela­bo­rar el due­lo, pe­ro se­guir in­ten­tán­do­lo des­pués”, ase­gu­ró Fra­toc­chi. Pa­ra la do­cen­te, la ges­tión de la co­mu­ni­ca­ción en las star­tups al mo­men­to del cie­rre se ma­ne­ja de for­ma dis­tin­ta a una or­ga­ni­za­ción gran­de, ya que es más per­so­nal. “Hay ilu­sio­nes, lar­gas jor­na­das de tra­ba­jo. Hay que tra­tar de con­te­ner mu­cho el la­do per­so­nal, por­que la gen­te que acom­pa­ñó lo hi­zo por­que creían en ellos y en el pro­yec­to. Hay que ser ge­nuino en la co­mu­ni­ca­ción y tra­tar los as­pec­tos vin­cu­la­res co­mo en cual­quier gru­po cer­cano”, re­co­men­dó Fra­toc­chi.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.