En pos de un sis­te­ma di­gi­tal “trans­pa­ren­te”

Cuen­ta con anexo de prác­ti­cas pu­bli­ci­ta­rias pa­ra me­dios di­gi­ta­les

El Observador - Café y Negocios - - GENTE EN OBRA -

Araíz del es­cán­da­lo desata­do por la uti­li­za­ción de da­tos de usua­rios de Fa­ce­book por la em­pre­sa Cam­brid­ge Analy­ti­ca, que re­co­pi­ló la in­for­ma­ción de per­fi­les de mi­llo­nes de vo­tan­tes es­ta­dou­ni­den­ses sin su per­mi­so, y por una re­cien­te le­gis­la­ción que co­men­zó a im­ple­men­tar­se en la Unión Eu­ro­pea pa­ra re­gu­lar el uso de da­tos per­so­na­les en la pu­bli­ci­dad di­gi­tal, el Con­se­jo Na­cio­nal de Au­to­rre­gu­la­ción Pu­bli­ci­ta­ria (Conarp), emi­tió un co­mu­ni­ca­do en el que se ha­ce hin­ca­pié sobre el pa­pel que de­ben desem­pe­ñar las mar­cas “pa­ra la cons­truc­ción de un eco­sis­te­ma di­gi­tal don­de las per­so­nas de­ci­dan con quién com­par­ten sus da­tos”.

“Lo que tra­ta de ha­cer Conarp es que las mar­cas desem­pe­ñen un pa­pel ac­ti­vo en el eco­sis­te­ma di­gi­tal, ba­sán­do­se en la ley sobre pro­tec­ción de da­tos per­so­na­les”, ex­pli­có la presidenta de Conarp, Te­re­sa Co­met­to.

Co­men­tó que en no­viem­bre del año pa­sa­do se lan­zó un anexo al Có­di­go de Prác­ti­cas Pu­bli­ci­ta­rias, en­fo­ca­do en me­dios di­gi­ta­les, si­guien­do los mis­mos prin­ci­pios éti­cos en el ma­ne­jo res­pon­sa­ble de la ac­ti­vi­dad pu­bli­ci­ta­ria co­mer­cial.

“Hay una ma­yor con­cien­cia de la im­por­tan­cia de la de­ci­sión de las per­so­nas a la ho­ra de com­par- tir sus da­tos, y tam­bién la res­pon­sa­bi­li­dad que te­ne­mos las em­pre­sas de un ma­ne­jo res­pon­sa­ble de los mis­mos”, co­men­tó Co­met­to, quien se desem­pe­ña co­mo ge­ren­ta de Mar­ke­ting de Uni­le­ver.

Es­te anexo, que in­clu­ye la re­gu­la­ción de la pu­bli­ci­dad en gru­pos de no­ti­cias, fo­ros, char­las (chats) y si­mi­la­res,de la uti­li­za­ción de in­fluen­cers, con la im­por­tan­cia de “trans­pa­ren­tar” su víncu­lo pa­ra que no sea con­si­de­ra­da co­mo ac­ti­vi­dad de pu­bli­ci­dad en­cu­bier­ta, en­tre otros te­mas, tie­ne un ca­pí­tu­lo es­pe­cí­fi­co pa­ra el uso de da­tos per­so­na­les.

En és­te se in­di­ca que cuan­do se re­ca­ben da­tos per­so­na­les a tra­vés de me­dios elec­tró­ni­cos de co­mu­ni­ca­ción, “se de­be­rá in­for­mar pre­via­men­te a los ti­tu­la­res, de for­ma inequí­vo­ca y cla­ra­men­te per­cep­ti­ble la exis­ten­cia de una ba­se de da­tos de ca­rác­ter per­so­nal, su fi­na­li­dad y des­ti­na­ta­rios de la in­for­ma­ción”, a lo que se agre­ga que el usua­rio tie­ne “la po­si­bi­li­dad de ejer­cer los de­re­chos de ac­ce­so, rec­ti­fi­ca­ción, can­ce­la­ción y opo­si­ción”.

Es­te anexo se ba­só en el Có­di­go de Éti­ca pa­ra me­dios di­gi­ta­les que exis­te en España. Se­gún Co­met­to, el me­dio di­gi­tal pre­sen­ta ca­rac­te­rís­ti­cas par­ti­cu­la­res, por lo que re­quie­re una au­to­rre­gu­la­ción es­pe­cí­fi­ca.

“No hay un anexo de ra­dio, grá­fi­ca o te­le­vi­sión por­que los prin­ci­pios son los mis­mos”, re­cor­dó la presidenta de Conarp. Los so­cios fun­da­do­res de Conarp son la Cá­ma­ra de Anun­cian­tes y la Aso­cia­ción Uru­gua­ya de Agen­cias de Pu­bli­ci­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.