... la ge­ren­ta de In­te­rac­ti­ve Ad­ver­ti­sing Bu­reau (IAB) Uru­guay?

El Observador - Café y Negocios - - GENTE EN OBRA -

¿Có­mo sur­ge su gus­to por la pu­bli­ci­dad?

Fue una bús­que­da vo­ca­cio­nal. Hi­ce un año de eco­no­mía pe­ro no me gus­tó. Des­pués de eso, in­gre­sé en la Fa­cul­tad de In­for­ma­ción y Co­mu­ni­ca­ción de la Universidad de la Re­pu­bli­ca. En el año que ac­ce­dí no era muy abor­da­da la pu­bli­ci­dad, pe­ro me dio cu­rio­si­dad por sa­ber có­mo era y me en­can­tó.

¿Qué desafío im­pli­ca ser ge­ren­ta de IAB?

Ser un buen ar­ti­cu­la­dor en­tre las vo­lun­ta­des de to­dos, pe­ro siem­pre tra­ba­jan­do de la ma­ne­ra más pro­fe­sio­nal po­si­ble. Hay que te­ner cla­ro los in­tere­ses de to­das las em­pre­sas so­cias que son par­te de IAB. Ade­más, un as­pec­to vi­tal es es­tar dis­pues­to a tra­ba­jar en equi­po.

¿Cuá­les cree que son los re­tos que tie­ne un pu­bli­cis­ta en la ac­tua­li­dad?

No só­lo im­pli­ca ha­blar de la par­te de co­mu­ni­ca­ción, sino que es in­vo­lu­crar­se en el ne­go­cio al cual la em­pre­sa se de­di­ca. Si no se lo­gra desa­rro­llar con­fian­za en el pu­bli­cis­ta o en la agen­cia de pu­bli­ci­dad, es un mal co­mien­zo. Es­tar 100% in­vo­lu­cra­do con la mar­ca es uno de los ma­yo­res re­tos.

¿Por qué sur­gió el em­pren­di­mien­to Ta­ta­mi, los mó­du­los pro lac­tan­cia, del que es fun­da­do­ra?

Con tres co­le­gas más, nos di­mos cuen­ta de que las ga­ran­tías pa­ra que una ma­dre ama­man­ta­ra a su hi­jo en el lugar de tra­ba­jo no es­ta­ban da­das. Así fue que se nos ocu­rrió dar­le a la ma­má y al be­bé un lugar se­gu­ro y li­bre de con­ta­mi­na­ción. A la em­pre­sa, por su par­te, una so­lu­ción rá­pi­da y efi­caz.

Ejer­ció su pro­fe­sión de ma­ne­ra in­de­pen­dien­te, ¿hu­bo al­gu­na cues­tión es­pe­cí­fi­ca que la hi­zo to­mar es­ta de­ci­sión?

Se con­ju­ga­ron mu­chas co­sas per­so­na­les y pro­fe­sio­na­les, co­mo el me­jor ma­ne­jo de mis ho­ra­rios o el de­seo de ser ma­má que tam­bién me lle­va­ron a to­mar esa de­ter­mi­na­ción. Qui­se te­ner más con­trol del tiem­po que le de­di­ca­ba a una co­sa u otra. Ac­tual­men­te, tra­ba­jo de las dos ma­ne­ras.

¿Pen­só al­gu­na vez en ir­se a tra­ba­jar al ex­te­rior?

Lo pen­sé e in­clu­so es­tu­ve vien­do las con­di­cio­nes pa­ra po­der ir­me. Te­mas fa­mi­lia­res y pro­fe­sio­na­les, que te­nían más prio­ri­da­des pa­ra mí, hi­cie­ro que de­ja­ra el te­ma en stand by. Igual­men­te, no es un de­be en mi ca­rre­ra.

¿Qué ap­ti­tud pro­pia des­ta­ca más?

El tra­ba­jo en equi­po. Es al­go que me ha per­mi­ti­do apren­der mu­cho, ade­más de que es ex­tre­ma­da­men­te ne­ce­sa­rio en el área en que me desem­pe­ño. Pue­do de­cir que tra­ba­jar en equi­po es co­mo se­guir es­tu­dian­do, nun­ca se deja de apren­der y co­no­cer nue­vas vi­sio­nes sobre un mis­mo te­ma.

D. VI­LLA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.