... Mi profe en ca­sa, la start up que brin­da cla­ses par­ti­cu­la­res?

El Observador - Café y Negocios - - EMPRENDEDORES | EN CARRERA -

En abril de 2014, El Observador pu­bli­có la no­ta ti­tu­la­da “Mi Profe en ca­sa se pro­po­ne re­vo­lu­cio­nar las cla­ses par­ti­cu­la­res” don­de se anun­cia­ba una nue­va mo­da­li­dad de brin­dar cla­ses par­ti­cu­la­res. Cua­tro años más tar­de su fun­da­do­ra, Clau­dia Martínez cuen­ta có­mo mar­cha el em­pren­di­mien­to que tie­ne cin­co años de exis­ten­cia.

Ac­tual­men­te, tie­ne a dis­po­si­ción 50 pro­fe­so­res que dan cla­ses pa­ra es­co­la­res, li­cea­les y uni­ver­si­ta­rios en sus do­mi­ci­lios. “Mi profe en ca­sa fue cons­trui­do pen­san­do en los es­tu­dian­tes y en cuál sería la me­jor for­ma de que pu­die­ran me­jo­rar sus no­tas o en­ten­der aque­llos te­mas que les re­sul­tan un po­co com­pli­ca­dos en cla­se”, re­cor­dó Martínez. Ade­más, el cuer­po do­cen­te no so­lo se li­mi­ta a tra­ba­jar con el alumno, sino que se rea­li­zan in­for­mes dia­rios sobre su evo­lu­ción, pa­ra que las fa­mi­lias y los pro­pios es­tu­dian­tes ten­gan un se­gui­mien­to.

El mo­de­lo de enseñanza que apli­ca la com­pa­ñía se cen­tra en brin­dar una aten­ción per­so­na­li­za­da a ca­da alumno, pa­ra que pue­da eva­cuar du­das sobre un te­ma en par­ti­cu­lar. Mi profe en ca­sa apun­ta a es­tu­dian­tes li­cea­les: “Son los que más so­li­ci­tan ayu­da per­so­na­li­za­da, ya que mu­chas ve­ces es­tán en eda­des di­fí­ci­les y los pa­pás en­cuen­tran en es­ta mo­da­li­dad una so­lu­ción más efec­ti­va que los ayu­da a en­fo­car­se y or­ga­ni­zar­se se­gún sus in­tere­ses”.

Más allá de es­to, tam­bién es­tu­dian­tes es­co­la­res y uni­ver­si­ta­rios tam­bién bus­can uti­li­zar es­te ser­vi­cio.

Las cla­ses se ven­den me­dian­te cu­po­ne­ras de 5, 10, 20 y 30 ho­ras se­ma­na­les. No tie­nen una fe­cha de ven­ci­mien­to, lo que le per­mi­te al clien­te uti­li­zar el ser­vi­cio cuan­do lo desee. La em­pre­sa tie­ne 200 alum­nos ac­tual­men­te.

Ex­pan­sión y tec­no­lo­gía

Sobre la po­si­bi­li­dad de ex­pan­sión, Clau­dia Martínez afir­mó que ya se en­cuen­tran brin­dan­do ser­vi­cios en el de­par­ta­men­to de Ca­ne­lo­nes.

Sub­ra­yó que es­te año pa­sa­rán a ser una em­pre­sa tec­no­ló­gi­ca, por­que se es­tá tra­ba­jan­do en la crea­ción de una apli­ca­ción que per­mi­ti­rá so­li­ci­tar do­cen­tes en cual­quier mo­men­to del día en que sean ne­ce­sa­rios.

“Es­ta­mos in­cu­ba­dos des­de mar­zo de es­te año en In­ge­nio, en el LATU, don­de mu­da­mos nues­tras ofi­ci­nas, con el pro­pó­si­to de po­ten­ciar­nos en es­te nue­vo ca­mino co­mo em­pre­sa tec­no­ló­gi­ca”, afir­mó Martínez.

El equi­po de Mi profe en ca­sa ya ha te­ni­do ex­pe­rien­cias con alum­nos ex­tran­je­ros vía Sky­pe y, en un fu­tu­ro cer­cano, se pla­nea la po­si­bi­li­dad in­ter­na­cio­na­li­zar­se.

El di­fe­ren­cial que pre­sen­ta es­ta em­pre­sa es que cuen­ta con un staff de do­cen­tes que tra­ba­jan de ma­ne­ra ex­clu­si­va.

Pa­ra tra­ba­jar con Mi profe en ca­sa, los as­pi­ran­tes son ex­pues­tos a prue­bas con una exi­gen­cia muy ele­va­da, lo que, a los ojos de su fun­da­do­ra, da la ga­ran­tía de que po­seen to­dos los re­qui­si­tos pa­ra ocu­par el pues­to. “De­trás de ca­da pro­fe­sor, hay una em­pre­sa que ve­la pa­ra que la educación se brin­de con al­tos es­tán­da­res”, afir­mó Martínez. ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.