Nue­vos de­re­chos pa­ra Co­lo­ni­za­ción en la enaje­na­ción de cam­pos

Nue­va ley es­ta­ble­ce la am­plia­ción de fa­cul­ta­des del Ins­ti­tu­to de Co­lo­ni­za­ción en la com­pra de uni­da­des pro­duc­ti­vas

El Observador - Café y Negocios - - IMPUESTOS Y LEGAL - POR DRA. ESC. ANA INÉS CON­DE BALIÑAS anacon­de@kpmg.com

El in­cum­pli­mien­to de la ley ge­ne­ra en­tre otras san­cio­nes la nu­li­dad ab­so­lu­ta del ne­go­cio

Por Ley N° 19.577 pu­bli­ca­da en el Dia­rio Ofi­cial el 9.01.18 se mo­di­fi­có el art. 35 de la Ley N° 11.029 am­plian­do el elen­co de cam­pos que de­ben ser ofre­ci­dos al Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Co­lo­ni­za­ción (INC) pre­vio a ser enaje­na­dos.

A par­tir de la ori­gi­na­ria Ley N° 11.029 del año 1948, se con­ci­be a la co­lo­ni­za­ción co­mo una fun­ción so­cial del Es­ta­do y se crea el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Co­lo­ni­za­ción (INC) con el ob­je­ti­vo de pro­cu­rar una ra­cio­nal sub­di­vi­sión de la tie­rra, un au­men­to de la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria y la ra­di­ca­ción y bie­nes­tar del tra­ba­ja­dor ru­ral.

Pa­ra lo­grar sus co­me­ti­dos, se otor­gó al INC la po­si­bi­li­dad de ad­qui­rir tie­rras me­dian­te ex­pro­pia­ción o ha­cien­do uso de la op­ción de com­pra pre­vio ofre­ci­mien­to que de­ben rea­li­zar los pri­va­dos.

¿Quié­nes y cuán­do de­ben rea­li­zar el ofre­ci­mien­to?

El ofre­ci­mien­to de­be rea­li­zar­se por to­dos los pro­pie­ta­rios de cam­pos que pro­yec­ten ce­le­brar ne­go­cios há­bi­les pa­ra trans­fe­rir el do­mi­nio sobre di­chos bie­nes.

El con­cep­to “cam­po” no se ha en­ten­di­do co­mo si­nó­ni­mo de in­mue­ble sino de uni­dad pro­duc­ti­va, por lo que pue­de es­tar in­te­gra­do por va­rios in­mue­bles sean o no lin­de­ros en­tre sí.

El Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Co­lo­ni­za­ción cuen­ta con 20 días há­bi­les pa­ra ma­ni­fes­tar si ha­ce uso de la op­ción y su si­len­cio es en­ten­di­do co­mo ne­ga­ti­va, ha­bi­li­tan­do a las par­tes a ce­le­brar el ne­go­cio pro­yec­ta­do.

¿Qué cam­pos de­ben ser ofre­ci­dos?

Se tra­ta de los cam­pos ubi­ca­dos en cual­quier par­te del te­rri­to­rio na­cio­nal con un área igual o su­pe­rior a 500 hás. con ín­di­ce CONEAT 100.

A par­tir de la nue­va ley pa­ra los cam­pos ubi­ca­dos en Co­lo­nia, Flo­ri­da, Mal­do­na­do y San Jo­sé el ofre­ci­mien­to al Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Co­lo­ni­za­ción es obli­ga­to­rio cuan­do el cam­po sea de un área igual o su­pe­rior a las 200 hás. con ín­di­ce CONEAT 100, mien­tras que pa­ra los ubi­ca­dos en Ca­ne­lo­nes el ofre­ci­mien­to es obli­ga­to­rio pa­ra cam­pos cu­ya ex­ten­sión sea igual o su­pe­rior a las 100 hás. ín­di­ce CONEAT 100. Cam­pos lin­de­ros a los afec­ta­dos por el ré­gi­men an­te­rior

Se in­tro­du­ce ade­más la obli­ga­to­rie­dad de ofre­cer al INC aque­llos cam­pos cu­ya su­per­fi­cie sea igual o su­pe­rior a 200 hás CONEAT 100 siem­pre que sean lin­de­ros a pa­dro­nes que ya po­sean al­gu­na afec­ta­ción ori­gi­na­da en ré­gi­men an­te­rior. Con­for­me sur­ge de la ex­po­si­ción de mo­ti­vos, es­ta mo­di­fi­ca­ción tie­ne por fi­na­li­dad au­men­tar el área de las colonias y pro­mo­ver que la fa­mi­lia del co­lono no ten­ga que mi­grar de esa zo­na.

Con­di­cio­nes ba­jo las que se obli­ga el I.N.C. en ca­so de acep­tar el ofre­ci­mien­to

El I.N.C. no es­tá obli­ga­do a cum­plir con to­das las cláu­su­las y con­di­cio­nes que se ha­yan im­pues­to las par­tes en el acuer­do pre­vio ce­le­bra­do, sino que de­be res­pe­tar úni­ca­men­te aque­llas re­la­ti­vas al pre­cio y al pla­zo de pa­go.

En ca­so que la con­tra­pres­ta­ción del ad­qui­ren­te no se ha­ya pac­ta­do en di­ne­ro, a efec­tos del ofre­ci­mien­to se de­be es­ti­mar en mo­ne­da na­cio­nal, no pu­dien­do di­cha es­ti­ma­ción ser su­pe­rior al va­lor fi­ja­do por la Di­rec­ción Na­cio­nal de Ca­tas­tro.

En es­tos y otros ca­sos si­mi­la­res, el ofre­ci­mien­to se rea­li­za co­mo si se tra­ta­ra de una com­pra­ven­ta.

Tam­po­co re­gi­rá pa­ra el I.N.C. la ne­ce­si­dad de se­ña de es­pe­cie al­gu­na co­mo ga­ran­tía del con­tra­to, aun­que así se hu­bie­se pac­ta­do con el po­ten­cial ad­qui­ren­te.

En ca­so de pro­yec­tar­se una per­mu­ta en­tre dos bie­nes al­can­za­dos por el ré­gi­men, am­bas par­tes de­ben rea­li­zar el ofre­ci­mien­to por se­pa­ra­do, pu­dien­do el INC acep­tar uno o am­bos cam­pos.

¿Qué con­se­cuen­cias aca­rrea el in­cum­pli­mien­to de ofre­cer?

La prin­ci­pal con­se­cuen­cia es que apa­re­ja la nu­li­dad ab­so­lu­ta del ne­go­cio, por lo que di­cha nu­li­dad no pue­de ser sub­sa­na­da. De ahí que al abor­dar el es­tu­dio de los tí­tu­los de pro­pie­dad de un in­mue­ble al­can­za­do por es­ta Ley, re­sul­ta re­co­men­da­ble con­tro­lar los ofre­ci­mien­tos rea­li­za­dos por pro­pie­ta­rios an­te­rio­res.

El no ofre­ci­mien­to ha­ce ade­más pa­si­ble al enaje­nan­te de una mul­ta equi­va­len­te al 25% del va­lor real del bien fi­ja­do por la Di­rec­ción Na­cio­nal de Ca­tas­tro.

Fi­nal­men­te, se im­po­ne la res­pon­sa­bi­li­dad sub­si­dia­ria de las par­tes que in­ter­vi­nie­ron en el ne­go­cio y la del es­cri­bano in­ter­vi­nien­te. ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.