Diez co­sas que nun­ca de­be de­cir en un e-mail la­bo­ral

Hay al­gu­nos te­mas que por sen­ti­do co­mún no de­ben men­cio­nar­se por co­rreo elec­tró­ni­co, pe­ro tam­bién hay otros me­nos ob­vios que po­drían evi­tar­se. Los e-mails pue­den guar­dar­se por mu­cho tiem­po y re­sul­tar per­ju­di­cia­les

El Observador - Café y Negocios - - GENTE EN OBRA -

Hay al­gu­nos te­mas que por sen­ti­do co­mún no de­ben men­cio­nar­se por co­rreo elec­tró­ni­co: opi­nio­nes po­lí­ti­cas, re­fe­ren­cias se­xua­les ni chis­mes. Pe­ro tam­bién hay otros me­nos ob­vios que po­drían evi­tar­se, es­pe­cial­men­te si quie­re ver­se pro­fe­sio­nal y es­tar a la al­tu­ra de su tra­ba­jo. Des­pués de to­do, los emails pue­den guar­dar­se por mu­cho tiem­po y nun­ca se sa­be lo que po­dría re­apa­re­cer en el fu­tu­ro.

1. “So­lo un avi­so, ma­ña­na me voy a re­por­tar en­fer­mo” En­viar por e-mail sus pla­nes al día si­guien­te no es el más in­te­li­gen­te de los mo­vi­mien­tos”, se­ña­la el so­cio de re­cur­sos hu­ma­nos pa­ra USA To­day, Pa­trick Col­vin.

2. “Juan real­men­te ‘la em­ba­rró‘ con ese pro­yec­to”

“Nun­ca ha­ble sobre el desem­pe­ño de un com­pa­ñe­ro, a me­nos que sea su je­fe y lo es­té dis­cu­tien­do con el de­par­ta­men­to de RRHH o su pro­pio su­per­vi­sor”, acon­se­ja el CEO de Ski­llPath, Cam Bis­hop.

3. “Me sien­to...”

“Es im­por­tan­te que las co­mu­ni­ca­cio­nes por co­rreo elec­tró­ni­co se ba­sen en he­chos, com­par­tan la in­for­ma­ción que se re­quie­re y que nun­ca se cen­tren en te­mas sen­ti­men­ta­les”, se­gún el ge­ne­ra­lis­ta de re­cur­sos hu­ma­nos en Tur­ning the Cor­ner, Gin­ger Ro­bi­tai­lle.

4. “¿Te que­da bien man­dar­me esos do­cu­men­tos el mar­tes? No te preo­cu­pes si se te com­pli­ca”

El len­gua­je ten­ta­ti­vo no tie­ne ca­bi­da, se­gún la fun­da­do­ra de A Bet­ter Mon­day, Aman­da Gu­lino. En su lugar, bus­que ex­pre­sio­nes co­mo “¿Ya vio los do­cu­men­tos que le en­vié la se­ma­na pa­sa­da?”

5. “Te pa­so una co­pia del pro­yec­to en el que es­toy tra­ba­jan­do con mi equi­po. Me en­can­ta­ría re­ci­bir tu opi­nión”

“A me­nos que su je­fe di­ga que es­tá bien com­par­tir un pro­yec­to, guar­de los do­cu­men­tos re­fe­ren­tes pa­ra us­ted o pa­ra el equi­po”, di­ce la co­fun­da­do­ra de Early Sta­ge Ca­reers, Jill Ti­po­graph.

6. “Es­te lugar real­men­te me de­pri­me a ve­ces”

“Un men­sa­je pa­ra sus com­pa­ñe­ros acer­ca de cuán­to des­pre­cia el tra­ba­jo que ha­ce pue­de lle­gar fá­cil­men­te a su je­fe”, se­ña­la Tif­fany Kuehl, re­clu­ta­do­ra sé­nior de re­cur­sos hu­ma­nos pa­ra Ver­si­que.

7. “Dis­cul­pa el re­tra­so”

“Es im­por­tan­te asu­mir la res­pon­sa­bi­li­dad y pe­dir dis­cul­pas de vez en cuan­do, pe­ro al­gu­nos lo ha­ce­mos con de­ma­sia­da fre­cuen­cia”, di­ce la ge­ren­ta de In­bound Mar­ke­ting pa­ra BlueSky ETO, Alay­na Fran­ken­berry.

8. “Buen tra­ba­jo, pe­ro la pró­xi­ma vez, por fa­vor con­si­de­ra... “Pa­ra es­te ca­so, es me­jor uti­li­zar otras vías de co­mu­ni­ca­ción co­mo una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca.

9. “Es­toy abier­to a otras opor­tu­ni­da­des”

No le di­ga a la gen­te que es­tá bus­can­do em­pleo a tra­vés del co­rreo de la em­pre­sa en la que es­tá hoy.

10. “Co­mo di­je en mi co­rreo elec­tró­ni­co an­te­rior...”

“Es­te ti­po de ex­pre­sio­nes son pa­si­vo agre­si­vas”, afir­ma el country ma­na­ger de Fin­der.com, Jon Brodsky. (Ges­tión - Ri­pe) ●

UNSPLASH

Pa­ra es­tar a la al­tu­ra tam­bién de­be cuidar la re­dac­ción de e-mails.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.