¿Por qué Ap­ple en­tra en la “gue­rra por el co­bal­to”?

La em­pre­sa tec­no­ló­gi­ca es­ta­dou­ni­den­se en­tró a com­pe­tir en una ca­rre­ra con los fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les pa­ra ce­rrar con­tra­tos de su­mi­nis­tro de un me­tal im­pres­cin­di­ble pa­ra las ba­te­rías eléctricas

El Observador - Café y Negocios - - TECNOLÓGICAS -

Por qué Ap­ple ne­go­cia con com­pa­ñías mi­ne­ras? El gi­gan­te tec­no­ló­gi­co es­tá in­ten­tan­do ce­rrar con­tra­tos con es­tas em­pre­sas pa­ra ase­gu­rar­se el su­mi­nis­tro a lar­go pla­zo de co­bal­to. Y es que, sin co­bal­to, no hay iPho­nes.

Es­te me­tal es un ele­men­to in­dis­pen­sa­ble pa­ra la fa­bri­ca­ción de las ba­te­rías de ion-li­tio que ali­men­tan dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos co­mo mó­vi­les, ta­blets o compu­tado­ras de­bi­do a su ca­pa­ci­dad pa­ra con­du­cir elec­tri­ci­dad en con­tac­to con otros me­ta­les co­mo el li­tio o el ní­quel.

Ap­ple bus­ca así cu­brir­se las es­pal­das por­que to­do in­di­ca que ha­brá una es­ca­sez de es­te ma­te­rial, con la con­si­guien­te es­ca­la­da de pre­cios, de­bi­do al boom del co­che eléc­tri­co. Los pro­ble­mas de su­mi­nis­tro pue­den con­ver­tir­se en un pro­ble­ma en un par de años, por lo que la em­pre­sa di­ri­gi­da por Tim Cook ne­ce­si­ta ase­gu­rar que sus pro­vee­do­res de ba­te­rías no se que­da­rán sin es­te pre­cia­do me­tal.

Apro­xi­ma­da­men­te el 42% de la pro­duc­ción mun­dial de co­bal­to se des­ti­na a la fa­bri­ca­ción de ba­te­rías de ión-li­tio. El res­to, se usa en di­ver­sas apli­ca­cio­nes in­dus­tria­les y mi­li­ta­res.

La en­tra­da en es­ce­na del co­che eléc­tri­co es­tá pro­vo­can­do una au­tén­ti­ca ca­rre­ra en­tre em­pre­sas elec­tró­ni­cas y fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les pa­ra ce­rrar con­tra­tos que les ase­gu­ren el su­mi­nis­tro de co­bal­to. BMW es­tá ul­ti­man­do un con­tra­to de pro­vi­sión de diez años, y ha tras­cen­di­do que Volks­wa­gen tam­bién es­tá ne­go­cian­do acuer­dos de su­mi­nis­tro.

Mien­tras que la ba­te­ría de un mó­vil in­te­li­gen­te uti­li­za unos ocho gra­mos de co­bal­to, la de un co­che eléc­tri­co ne­ce­si­ta 1.000 ve­ces más. In­ves­to­rIn­tel es­ti­ma que fa­bri­car me­dio mi­llón de uni­da­des del Tes­la Mo­del 3 re­quie­re 7.800 mi­llo­nes de to­ne­la­das de co­bal­to. Se­gún cálcu­los de Mor­gan Stan­ley, es­te año se des­ti­na­rán 11.320 to­ne­la­das mé­tri­cas de co­bal­to al co­che eléc­tri­co, ci­fra que se dis­pa­ra­rá has­ta las 62.940 to­ne­la­das en 2025.

La con­sul­to­ra CRU ele­va la es­ti­ma­ción a 95.000 to­ne­la­das en 2026. La pro­duc­ción anual ac­tual de es­te me­tal es de unas 123.000 to­ne­la­das mé­tri­cas, cua­tro ve­ces más que a prin­ci­pios de si­glo, se­gún da­tos de US Geo­lo­gi­cal Sur­vey. Mien­tras tan­to, el pre­cio de co­bal­to prác­ti­ca­men­te se ha tri­pli­ca­do en los úl­ti­mos die­ci­ocho me­ses.

De­re­chos hu­ma­nos

Ade­más de la es­ca­sez del co­bal­to, los fa­bri­can­tes de­ben abor­dar cues­tio­nes éti­cas.Ca­si dos ter­ce­ras par­tes del co­bal­to del mun­do se ex­trae de las mi­nas de la Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca del Con­go y, se­gún ha de­nun­cia­do Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal, en mu­chas oca­sio­nes es­te me­tal es ex­traí­do por ni­ños -se­gún Uni­cef, en 2014 ha­bía 40.000 me­no­res tra­ba­jan­do en mi­nas del Con­go- y adul­tos que tra­ba­jan en pé­si­mas con­di­cio­nes, arries­gan­do su vi­da, en el sec­tor de mi­ne­ría ar­te­sa­nal.

En un in­for­me pu­bli­ca­do en no­viem­bre del año pa­sa­do, la ONG Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal de­nun­cia­ba que los fa­bri­can­tes “si­guen sin ha­cer lo su­fi­cien­te pa­ra im­pe­dir que ha­ya abu­sos con­tra los de­re­chos hu­ma­nos en sus ca­de­nas de su­mi­nis­tro de co­bal­to”. El in­for­me des­ta­ca que Ap­ple y Sam­sung son las úni­cas em­pre­sas que han adop­ta­do “me­di­das ade­cua­das”. (Ex­pan­sión Ri­pe) ●

Ap­ple in­ten­ta ce­rrar con­tra­tos pa­ra ase­gu­rar­se el su­mi­nis­tro de co­bal­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.