El im­pac­to ar­gen­tino en obras pun­taes­te­ñas

Has­ta que se acla­re el es­ce­na­rio ma­cro­eco­nó­mi­co no co­men­za­rán obras de ar­gen­ti­nos en Pun­ta del Es­te. En Mon­te­vi­deo es­tán in­cur­sio­nan­do en vi­vien­da so­cial

El Observador - Café y Negocios - - PORTADA - Fa­bia­na Culs­haw Es­pe­cial pa­ra El Ob­ser­va­dor

Pro­yec­tos de em­pre­sas del ve­cino país en stand-by has­ta nue­vo avi­so

Las in­ver­sio­nes ar­gen­ti­nas tie­nen una tra­di­cio­nal ac­ti­vi­dad en el sec­tor de la cons­truc­ción en Pun­ta del Es­te, pe­ro los nue­vos pro­yec­tos es­tán en stand-by has­ta que la cri­sis ma­cro­eco­nó­mi­ca se acla­re en el país ve­cino. Los pro­yec­tos que sí es­tán en mar­cha si­guen su cur­so y no se han vis­to ma­yor­men­te afec­ta­dos. Otra no­ve­dad es que los ar­gen­ti­nos han ac­ce­di­do con ma­yor cla­ri­dad a la pla­za de Mon­te­vi­deo, so­bre to­do con las vi­vien­das pro­mo­vi­das. De he­cho, 40% de ese ti­po de vi­vien­das en es­ta ciu­dad se es­tá cons­tru­yen­do con ca­pi­ta­les ar­gen­ti­nos.

Así lo se­ña­ló Ig­na­cio Ote­gui, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción de Uru­guay (CCU). Agre­gó que el sec­tor no es­tá en su me­jor mo­men­to, ni cer­ca. “La in­dus­tria tie­ne 45.000 tra­ba­ja­do­res ocu­pa­dos; en la his­to­ria del sec­tor ese nú­me­ro es ra­zo­na­ble, pe­ro es­tá muy le­jos de los 73.000 de ha­ce cua­tro años”, co­men­tó. De to­das for­mas, los desa­rro­llos in­mo­bi­lia­rios re­pre­sen­tan un por­cen­ta­je muy ba­jo de la in­dus­tria, ya que el ma­yor mo­tor es­tá da­do por obras co­mo parques eó­li­cos, plan­tas au­to­mo­tri­ces o las gran­des obras de las in­ten­den­cias.

En cuan­to a los desa­rro­llos in­mo­bi­lia­rios en Pun­ta del Es­te de mano de ca­pi­ta­les ar­gen­ti­nos, Ote­gui pre­ci­só que “no ha co­men­za­do ni si­quie­ra el 30% de las obras que tie­nen per­mi­so de la In­ten­den­cia”.

Es un he­cho que la cri­sis ar­gen­ti­na no co­la­bo­ra en el di­na­mis­mo de las in­ver­sio­nes de los ca­pi­ta­les en Uru­guay en es­tos me­ses, en lo que a nue­vos pro­yec­tos de cons­truc­ción se re­fie­re. De he­cho, la In­ten­den­cia de Mal­do­na­do hi­zo un lla­ma­do a quie­nes tie­nen per­mi­sos de cons­truc­ción, pa­ra dar­les un ul­ti­má­tum: si no em­pie­zan las obras an­tes del 31 de di­ciem­bre, se les can­ce­la­rán los per­mi­sos.

Lo cier­to es que los ar­gen­ti­nos es­tán es­pe­ran­do que el pa­no­ra­ma de su país es­té más es­ta­ble pa­ra se­guir im­pul­san­do sus ne­go­cios. Mien­tras tan­to, es­pe­ran.

Los pro­yec­tos que ya es­ta­ban en mar­cha, o cuen­tan con gran múscu­lo fi­nan­cie­ro, sí con­ti­núan y a buen rit­mo. En­tre 50% y 60% de las obras en Pun­ta del Es­te son rea­li­za­das por cons­truc­to­ras ar­gen­ti­nas, se­gún la CCU.

In­ci­den­cia de la cri­sis

Mi­guel Án­gel Camps, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Em­pre­sa­rios de la Vi­vien­da de Ar­gen­ti­na (AEV) y de An­gen­cors (una de las com­pa­ñías cons­truc­to­ras más im­por­tan­tes del ve­cino país), se­ña­ló que a prin­ci­pios de es­te año ha­bía gran­des ex­pec­ta­ti­vas so­bre me­ga­pro­yec­tos, pe­ro la reali­dad ha ido cam­bian­do.

“En Bue­nos Ai­res, mu­chas obras que ha­bían si­do pre­su­pues­ta­das en dó­la­res y es­tán en pro­gre­so no se han vis­to afec­ta­das, o in­clu­so se han fa­vo­re­ci­do en el cor­to pla­zo con la caí­da del pe­so ar­gen­tino. En cam­bio, los más per­ju­di­ca­dos han si­do los pro­yec­tos pa­ra la cla­se me­dia y so­bre la ba­se del cré­di­to”, ex­pli­có.

En cuan­to a las obras pú­bli­cas en Ar­gen­ti­na, han su­fri­do un im­pac­to por los nue­vos en­deu­da­mien­tos y cir­cuns­tan­cias in­ter­na­cio­na­les. Ade­más, mu­chas cons­truc­to­ras se han vis­to su­pues­ta­men­te in­vo­lu­cra­das en el “La­va Ja­to ar­gen­tino”, lo que sa­cu­de al sec­tor.

¿Qué pa­sa con Uru­guay? Es­te mer­ca­do no es­tá in­mu­ne a lo que su­ce­de en Ar­gen­ti­na; al con­tra­rio. Camps ob­ser­va que la cau­te­la en los nue­vos desa­rro­llos in­mo­bi­lia­rios en Ar­gen­ti­na, se ex­tien­de a Uru­guay, “aun­que en las úl­ti­mas

se­ma­nas, el pa­no­ra­ma se ha es­ta­bi­li­za­do bas­tan­te”, agre­gó.

Camps ob­ser­vó que los in­cen­ti­vos del go­bierno uru­gua­yo pa­ra fa­vo­re­cer las in­ver­sio­nes tu­rís­ti­cas e in­mo­bi­lia­rias, han si­do muy bien re­ci­bi­dos por par­te de los in­ver­so­res y em­pre­sas ar­gen­ti­nas. “Gran­des em­pren­di­mien­tos, co­mo Fen­di Cha­teau y otros en Pun­ta del Es­te, se hi­cie­ron gra­cias a esos be­ne­fi­cios”, re­co­no­ció.

“Mi­ra­mos con in­te­rés lo que se ha­ce en Uru­guay y, des­de la Aso­cia­ción, nos cues­ta que el go­bierno ar­gen­tino vi­sua­li­ce la im­por­tan­cia de im­ple­men­tar al­go si­mi­lar. Nues­tro go­bierno eva­lúa la pér­di­da de in­gre­sos al fis­co y na­die se atre­ve a dar in­cen­ti­vos por ra­zo­nes po­lí­ti­cas”, sen­ten­ció.

Al­gu­nos pro­yec­tos en mar­cha

En­tre los pro­yec­tos en Pun­ta del Es­te a es­tre­nar es­te año, des­ta­ca Art To­wer, del ar­qui­tec­to Car­los Ott. “Lo es­ta­mos ter­mi­nan­do y te­ne­mos el 75% ven­di­do”, co­men­tó San­tia­go Ta­ra­si­do, CEO de la Cons­truc­to­ra Cri­ba, a car­go de ese pro­yec­to, des­de Ar­gen­ti­na. Se tra­ta de una to­rre de lu­jo de 25 pi­sos, que re­qui­rió un mon­to de in­ver­sión de US$ 40 mi­llo­nes. Cri­ba tam­bién es­tá tra­ba­jan­do, jun­to con la desa­rro­lla­do­ra Ragh­sa, en Le Parc III, en Pla­ya Bra­va. La in­ver­sión as­cien­de a unos US$ 55 mi­llo­nes. Es­te ve­rano la cons­truc­ción lle­ga­rá al pi­so 12 de un to­tal de 22, se­gún se anun­cia.

En Mon­te­vi­deo, Cri­ba reali­zó otras obras re­cien­te­men­te, co­mo el ho­tel Ho­ward John­son en Carrasco (otro­ra Hos­te­ría del La­go).

“Aho­ra es­ta­mos co­ti­zan­do en otras obras”, anun­ció Ta­ra­si­do, sin de­jar de re­co­no­cer que el sec­tor vi­ve in­cer­ti­dum­bre y cier­to freno.

La cons­truc­to­ra Ar­gen­cors, por su par­te, tie­ne pre­vis­to el re­lan­za­mien­to del Ho­tel Anas­ta­sio en Pun­ta del Es­te. Re­qui­rió una in­ver­sión ini­cial de US$ 8 mi­llo­nes y fue inau­gu­ra­do en 2015.

Es­te año el re­lan­za­mien­to con­sis­ti­rá en la pre­sen­ta­ción co­mo po­sa­da de cam­po, con más uni­da­des, un nue­vo res­tau­ran­te, un pa­ra­dor y ser­vi­cios anexos de pla­ya, lo que lle­va­rá otros US$ 8 mi­llo­nes, se­gún de­ta­lló Camps. Asi­mis­mo, Ar­gen­cors inau­gu­ra­rá una po­sa­da y un glam­ping (cam­ping de lu­jo) so­bre la la­gu­na Gar­zón.

An­gen­cors fue la cons­truc­to­ra que reali­zó el Car­tier Pun­ta Ba­lle­na (pri­mer fi­dei­co­mi­so al cos­to en Uru­guay, en 2005) y el Car­tier del Mar de Pla­ya Bra­va (2010).

Si­guien­do con los ejem­plos, es­ta vez en Mon­te­vi­deo, la desa­rro­lla­do­ra TGLT es­tá ca­si es­tre­nan­do el Fo­rum del Puer­to del Bu­ceo, co­mo par­te de una se­rie de edi­fi­cios “Fo­rum” de al­to ni­vel, que co­men­zó en Puer­to Ma­de­ro, Bue­nos Ai­res.

Blan­queo ar­gen­tino

De acuer­do a la Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción del Uru­guay, el blan­queo no ha te­ni­do ma­yor in­ci­den­cia en el vo­lu­men de los ne­go­cios. “Tal vez ma­yor con­trol sig­ni­fi­que una mer­ma en la ac­ti­vi­dad, pe­ro no se ha no­ta­do. El que no hu­bie­ra ma­yo­res con­tro­les era un atrac­ti­vo pa­ra al­gu­nos in­ver­sio­nis­tas, pe­ro igual lle­gan otros in­tere­sa­dos”, se­ña­ló Ote­gui.

Des­de su ofi­ci­na en Bue­nos Ai­res, Camps se­ña­ló que Uru­guay ha he­cho es­fuer­zos pa­ra le­ga­li­zar las in­ver­sio­nes, lo que res­pon­de a una de­man­da mun­dial de ma­yor trans­pa­ren­cia. “Así que bien­ve­ni­do el plan­teo”, opi­nó Camps.

Pro­yec­cio­nes

En es­te mo­men­to las cons­truc­to­ras ar­gen­ti­nas es­tán abo­ca­das a aten­der ur­gen­cias y reor­de­nar sus ne­go­cios, ya que vi­ven se­ma­nas en las que a los pro­vee­do­res les re­sul­ta di­fí­cil co­ti­zar obras y eso afec­ta to­da la ca­de­na ope­ra­ti­va. “Las ne­go­cia­cio­nes de los pre­cios con los pro­vee­do­res se han vuel­to con­flic­ti­vas y los tiem­pos de pa­go tien­den a es­ti­rar­se en es­tos tiem­pos de al­tas ta­sas”, di­jo Ta­ra­si­do. Esa in­cer­ti­dum­bre com­pli­ca de­ci­sio­nes pa­ra nue­vos pro­yec­tos den­tro y fue­ra de Ar­gen­ti­na.

Si bien to­do in­di­ca que los pro­yec­tos só­li­dos con­ti­nua­rán, el de­rra­me de es­te año y el pró­xi­mo no se­rá tan fuer­te.

So­bre el fu­tu­ro a cor­to y me­diano pla­zo del sec­tor de la cons­truc­ción, Ote­gui se mues­tra es­cép­ti­co. “Ni con las in­ver­sio­nes ar­gen­ti­nas, ni con las in­ver­sio­nes uru­gua­yas, ni con la obra pú­bli­ca, ni con la obra pri­va­da no vin­cu­la­da a la vi­vien­da. No hay na­da arri­ba de la me­sa que nos ha­ga su­po­ner que va a ha­ber una in­yec­ción de in­ver­sión im­por­tan­te en los pró­xi­mos 18 o 20 me­ses. La úni­ca obra re­le­van­te en la mi­ra es UPM, pe­ro es­tá por ver­se su con­cre­ción”, con­clu­yó.

De­mo­rar un em­pren­di­mien­to que es­tá en mar­cha se­ría mal ne­go­cio. Si no arran­có, tal vez con­ven­ga es­pe­rar. Mi­guel Án­gel Camps pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Em­pre­sa­rios de la Vi­vien­da de Ar­gen­ti­na Es­ta­mos ha­cien­do obras emblemáticas en Ar­gen­ti­na y en Uru­guay; no he­mos su­fri­do obras pa­ra­li­za­das, ni na­da si­mi­lar. San­tia­go Ta­ra­si­do Ceo de la cons­truc­to­ra Cri­ba Cuan­to más se atra­sen las obras he­chas por los ar­gen­ti­nos en Pun­ta del Es­te, más nos acer­ca­mos al tiem­po muer­to en que na­da arran­ca has­ta que ven­ga el nue­vo go­bierno. Ig­na­cio Ote­gui pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción del Uru­guay

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.