Ta­ble­ta

El Observador Fin de Semana - Cromo - - INFORME -

En una tien­da de tec­no­lo­gía de Uru­guay, las ta­ble­tas más ba­ra­tas cues­tan al­re­de­dor de US$ 49, mien­tras que las más ca­ras ron­dan los US$ 1.000. Mi­cae­la San­ta Cruz, ven­de­do­ra de Zo­na Lap­top, ex­pli­có que las más ba­ra­tas son úti­les pa­ra ni­ños de en­tre 4 y 7 años, pe­ro pa­ra más gran­des se re­quie­re de una con me­jor fun­cio­na­mien­to. “En ge­ne­ral, des­pués de los 7 años re­quie­ren una má­qui­na pa­ra otro ti­po de jue­gos, en­ton­ces la me­mo­ria y el pro­ce­sa­dor de las eco­nó­mi­cas sue­le ser pe­que­ño”, co­men­tó a Cro­mo. Las ta­ble­tas más o me­nos bue­nas son las de US$ 200 en ade­lan­te. A la ho­ra de es­co­ger el ta­ma­ño y re­so­lu­ción de pan­ta­lla, aun­que los mo­de­los de 7 pul­ga­das son más eco­nó­mi­cos y ma­ne­ja­bles, las de 9 y 10 pul­ga­das son más re­co­men­da­bles, jun­to con una bue­na au­to­no­mía. Con el au­men­to de la edad y las po­si­bi­li­da­des de las ta­ble­tas, con­vie­nen al me­nos 16 GB de me­mo­ria in­ter­na pa­ra que el uso de apli­ca­cio­nes no que­de muy li­mi­ta­do. Tam­bién hay pa­dres que com­pran ipads pa­ra ni­ños de 6 años, lo que los vendedores ven in­ne­ce­sa­rio. “Es mucha tec­no­lo­gía pa­ra al­guien tan pe­que­ño y no la va a saber usar”, di­jo San­ta Cruz.

So­bre es­to, la ge­ren­ta de edu­ca­ción del Plan Cei­bal, Ire­ne Gon­zá­lez, sos­tu­vo que las ta­ble­tas son idea­les pa­ra los más chi­cos. Al ba­sar­se en su plan edu­ca­ti­vo, in­di­có que es­te dis­po­si­ti­vo es ideal has­ta ter­cer año de escuela. Pe­ro hay que tra­tar de evi­tar aque­llos mo­de­los de ta­ble­tas que real­men­te son más ju­gue­tes que he­rra­mien­tas. Afor­tu­na­da­men­te, hoy en día el mer­ca­do cuen­ta con ta­ble­tas a la ven­ta que vie­nen con en­tor­nos. Es de­cir, al igual que las ta­ble­tas del Cei­bal, tie­nen un ser­vi­cio de fil­tros pa­ra que el adul­to a car­go con­tro­le adón­de pue­de ac­ce­der el in­fan­te y adón­de no. Una vez que el ni­ño al­can­za el fil­tro, no pue­de ope­rar más. “Pa­ra los ni­ños pe­que­ños se ofre­ce pro­tec­ción adi­cio­nal”, agre­gó. El ob­je­ti­vo es lo­grar una na­ve­ga­ción en un “en­torno se­gu­ro, don­de el adul­to es el res­pon­sa­ble de po­ner lí­mi­tes”. Se­gún San­ta Cruz, has­ta ha­ce un tiem­po los pa­dres se in­cli­na­ban más por com­prar una ta­ble­ta, pe­ro hoy en día pre­fie­ren in­ver­tir un po­co más en una net­book –una lap­top de me­nor ta­ma­ño y más eco­nó­mi­ca que la es­tán­dar–. La ta­ble­ta sue­le rom­per­se fá­cil­men­te (una bue­na idea es ele­gir mo­de­los que ya vie­nen pre­pa­ra­dos con asas, es­qui­nas re­for­za­das o in­clu­so car­ca­sas in­te­gra­das de go­ma o ma­te­ria­les si­mi­la­res) y su re­pues­to ter­mi­na sien­do más ca­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.