Liceales pro­po­nen so­lu­cio­nes

Una app pa­ra pre­ve­nir la de­pre­sión y un bas­tón in­te­li­gen­te pa­ra cie­gos fue­ron el re­sul­ta­do de la pri­me­ra hackaton rea­li­za­da en el in­te­rior con alum­nos de sie­te li­ceos de Maldonado

El Observador Fin de Semana - Cromo - - SÁBADO 27 DOMINGO 28 OCTUBRE 2018 “QUEREMOS ENTUSI - MATÍAS CAS­TRO Es­pe­cial pa­ra CRO­MO

Un bas­tón in­te­li­gen­te y sis­te­mas an­ti­rro­bo fue­ron par­te de los tra­ba­jos sur­gi­dos del even­to lla­ma­do Hackaton, que por pri­me­ra vez se hi­zo fue­ra de Mon­te­vi­deo, con liceales de Maldonado. So­lu­cio­nar pro­ble­mas reales y tra­ba­jar en equi­po fue­ron par­te de los desafíos que en­fren­ta­ron los alum­nos de sie­te li­ceos, en es­te even­to co­or­ga­ni­za­do por el gru­po Girls in Tech, que pro­mue­ve la par­ti­ci­pa­ción de mu­je­res en la in­dus­tria de la tec­no­lo­gía.

“Un gru­po pre­sen­tó una so­lu­ción pa­ra evi­tar el ro­bo de sus bi­ci­cle­tas, otro un pro­gra­ma que di­vi­día un plano de ar­qui­tec­tu­ra en pie­zas pa­ra im­pri­mir una ca­sa con im­pre­so­ra 3D. Tam­bién se to­có la te­má­ti­ca de me­dioam­bien­te y mo­vi­li­dad”, con­tó Laia Bar­bo­za, coor­di­na­do­ra y desa­rro­lla­do­ra de vi­deo­jue­gos.

El gru­po del li­ceo de Ai­guá, que es­tu­vo a pun­to de no lle­gar por un pro­ble­ma de trans­por­te, ga­nó una men­ción por el pro­yec­to lla­ma­do Eyes in your hands.

Se tra­ta de un bas­tón in­te­li­gen­te con sen­so­res y co­nec­ti­vi­dad pa­ra no vi­den­tes. Fi­nal­men­te, el gru­po ga­na­dor fue el del co­le­gio Bia­rritz, con un pro­yec­to lla­ma­do Op­ti­mus, una apli­ca­ción pa­ra pre­ve­nir, na­da me­nos, la de­pre­sión en los uru­gua­yos.

“El mun­do es­tá ca­da vez más in­vo­lu­cra­do en la tec­no­lo­gía. Des­de Girls in Tech Uru­guay que­re­mos en­tu­sias­mar a fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes a pa­sar de ser usua­rios a ser crea­do­res de tec­no­lo­gía siem­pre tra­ba­jan­do des­de la in­clu­sión”, ex­pli­có Bar­bo­za.

Lue­go agre­gó da­tos co­mo que en La­ti­noa­mé­ri­ca el 15% de la fuer­za la­bo­ral en tec­no­lo­gía es­tá for­ma­da por mu­je­res, o que so­lo el 5% de los em­pren­di­mien­tos tec­no­ló­gi­cos son de mu­je­res. En Es­ta­dos Uni­dos, afir­mó, de las 500 em­pre­sas más exi­to­sas, so­la­men­te unas 50 mu­je­res ocu­pan car­gos ge­ren­cia­les o de di­rec­ción.

“Nues­tro ob­je­ti­vo a lar­go pla­zo es po­der dis­mi­nuir la bre­cha de gé­ne­ro en es­te sec­tor, pa­ra es­to ne­ce­si­ta­mos tra­ba­jar con mu­je­res ado­les­cen­tes que son quie­nes por di­ver­sas ra­zo­nes so­cio­cul­tu­ra­les sue­len per­der el in­te­rés en las ha­bi­li­da­des STEM. La im­por­tan­cia de la di­ver­si­dad en equi­pos de tra­ba­jo es­tá probada y nos pa­re­ce muy im­por­tan­te crear ins­tan­cias en don­de los alum­nos nor­ma­li­cen la idea de tra­ba­jar en equi­pos mix­tos”.

La con­sig­na del even­to fue “Los tra­ba­jos del fu­tu­ro” y se plan­teó con la idea de ex­pli­car en qué con­sis­te la de­no­mi­na­da cuar­ta re­vo­lu­ción in­dus­trial, có­mo pue­de afec­tar en la vi­da co­ti­dia­na y de qué for­ma adap­tar­se. Lo que se sue­le se­ña­lar co­mo ca­rac­te­rís­ti­ca de es­ta re­vo­lu­ción es la con­fluen­cia en­tre tecnologías di­gi­ta­les, fí­si­cas y bio­ló­gi­cas y la ve­lo­ci­dad en que se dan los cam­bios en los mo­dos de tra­ba­jo.

“El ob­je­ti­vo ge­ne­ral de nues­tra hackaton es que sea una jor­na­da de tra­ba­jo don­de los par­ti­ci­pan­tes pue­dan con­cen­trar­se en lle­var ade­lan­te ideas ba­jo la te­má­ti­ca pro­pues­ta. Co­mo son liceales no pe­di­mos pro­to­ti­pos fun­cio­na­les, sino que lle­ven ade­lan­te una idea más teó­ri­ca pa­ra que lue­go, si les en­tu­sias­ma, pue­dan se­guir tra­ba­jan­do en el fu­tu­ro”, co­men­tó Bar­bo­za.

Más STEM

Las or­ga­ni­za­do­ras hablan de que en­tre sus ob­je­ti­vos es­tá el desa­rro­llo de las lla­ma­das ha­bi­li­da­des STEM. Es­ta si­gla en in­glés co­rres­pon­de a cien­cia, tec­no­lo­gía, ma­te­má­ti­cas e in­ge­nie­ría, que son las áreas que ten­drían más pro­yec­ción en el fu­tu­ro in­me­dia­to. Esa evo­lu­ción, se­ña­lan, es­tá en­mar­ca­da en es­ta re­vo­lu­ción in­dus­trial.

“Es un fe­nó­meno mun­dial del que Uru­guay no es­tá por fue­ra”, agre­gó Bar­bo­za. “Los ex­per­tos afir­man que en los pró­xi­mos años un im­por­tan­te por­cen­ta­je de los tra­ba­jos tal y co­mo los co­no­ce­mos va a des­apa­re­cer. En To­kio es­tán es­tre­nan­do flo­tas de ta­xis que se ma­ne­jan so­los, exis­ten ho­te­les ma­ne­ja­dos ca­si en su to­ta­li­dad por ro­bots, ya exis­ten nu­me­ro­sas com­pa­ñías en to­do el mun­do que es­tán en­tre­gan­do pa­que­tes y de­li­very de co­mi­da por me­dio de dro­nes. En Uru­guay ya po­de­mos ver en ca­si to­dos los su­per­mer­ca­dos los ca­je­ros au­to­má­ti­cos de au­to­ser­vi­cio, los ban­cos ca­da vez tie­nen me­nos aten­ción per­so­na­li­za­da y to­do se rea­li­za por me­dio de ca­je­ros y pan­ta­llas”, ex­pre­só.

Du­ran­te la pre­via al even­to rea­li­za­ron va­rios ta­lle­res con los mis­mos es­tu­dian­tes. Con ellos tra­ba­ja­ron los pro­ce­sos que hay por de­trás de los cam­bios que lle­van a la au­to­ma­ti­za­ción. Co­mo par­te de eso, apun­ta­ron a ha­cer én­fa­sis en que el tra­ba­jo hu­mano es­pe­cia­li­za­do se vuel­ve par­ti­cu­lar­men­te im­por­tan­te, y ahí apa­re­ce el mo­ti­vo por el cual tra­ba­jar con esas ha­bi­li­da­des STEM. “Trans­for­ma­mos esa idea fa­ta­lis­ta de que nos va­mos a que­dar sin tra­ba­jo, pa­ra ins­pi­rar a pre­pa­rar­nos con las ha­bi­li­da­des ne­ce­sa­rias pa­ra el fu­tu­ro”, con­clu­yó. l

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.