La pe­lí­cu­la

El Observador Fin de Semana - Cromo - - GAME ON SÁBADO 5 DOMINGO 6 ENERO 2019 - RO­DOL­FO SANTULLO Es­pe­cial pa­ra CRO­MO

Por un la­do, es­tá el ga­lle­go Abel Al­vá­rez Re­jo – o Abel Ál­ves, co­mo fir­ma– no­ta­ble guio­nis­ta y di­bu­jan­te de his­to­rie­tas, au­tor du­ran­te su es­tan­cia en nues­tro país de los dos to­mos de Zom­bess, así co­mo el guión de la no­ve­la grá­fi­ca San­gre y Sol ( jun­to al di­bu­jan­te ar­gen­tino Nahus) y una bue­na se­rie de co­la­bo­ra­cio­nes con el por­tal Ban­das Edu­ca­ti­vas. Ál­ves triun­fa con Se­gun­da Ve­ni­da (su nue­va no­ve­la grá­fi­ca, aho­ra con di­bu­jos de Juan Ca­mi­na­dor), que ha si­do un ver­da­de­ro éxi­to en su edi­ción en Es­pa­ña y Ar­gen­ti­na, muy aplau­di­da por la crí­ti­ca es­pe­cia­li­za­da. Por otro, es­tá Mandy, del di­rec­tor Pa­nos Cos­ma­tos, una de las pe­lí­cu­las de ho­rror más efec­ti­vas –y ex­tra­ñas– de es­te año, una que in­clu­ye a Ni­co­las Ca­ge con­su­mien­do desor­bi­tan­tes can­ti­da­des de co­caí­na, ba­ña­do en san­gre y pe­lean­do con ha­chas gi­gan­tes y mo­to­sie­rras con­tra mo­to­que­ros del in­fierno y si­nies­tros cul­tos re­li­gio­sos, mien­tras tra­ta de ven­gar a la Mandy del tí­tu­lo.

La com­bi­na­ción de am­bas cosas ge­ne­ra Mandy The Vi­deo­ga­me, nue­vo em­pren­di­mien­to lú­di­co de Ál­ves, quien ya ha­ce unos años ha­bía agi­ta­do las aguas con uno si­mi­lar so­bre Ga­me of Th­ro­nes. El nue­vo tí­tu­lo re­cons­tru­ye la pe­lí­cu­la en un ma­ra­vi­llo­so beat ‘n’up de 16 bits (que ya se pue­de des­car­gar gra­tui­ta­men­te des­de www. co­mic­sa­be­lal­ves.com/p/mandy­vi­deo­ga­me.html).

Al res­pec­to de su nue­vo vi­deo­jue­go y el im­pac­to que

Mandy?

La pro­pia pe­lí­cu­la tie­ne una es­truc­tu­ra que in­vi­ta a ello. Un hom­bre que bus­ca ven­gan­za, que uti­li­za di­ver­sas ar­mas pa­ra eli­mi­nar a sus enemi­gos has­ta dar con el úl­ti­mo je­fe fi­nal. Sue­lo ha­cer vi­deo­jue­gos de se­ries o pe­lí­cu­las que me ins­pi­ran, so­lo por di­ver­sión, y creo que Mandy era una gran can­di­da­ta. Ade­más, al es­tar am­bien­ta­da en la dé­ca­da de 1980, la pe­lí­cu­la ca­si pi­de una adap­ta­ción de ai­re re­tro.

Es­te, jun­to con tu jue­go so­bre

es uno de tus más exi­to­sos em­pren­di­mien­tos en es­te len­gua­je. ¿Por qué la es­té­ti­ca 16 bits?

Por va­rias ra­zo­nes. Por un la­do, al ser el ti­po de vi­deo­jue­go que más dis­fru­té en mi in­fan­cia, me gus­ta vol­ver atrás en el tiem­po y re­me­mo­rar es­te ti­po de jue­gos con los que pa­sé tan bue­nos ra­tos. Por otro, mis pro­pias li­mi­ta­cio­nes me lle­van a ello. Es la me­jor ma­ne­ra que ten­go de ha­cer un ho­me­na­je en for­ma de vi­deo­jue­go de for­ma rá­pi­da y di­ver­ti­da pa­ra mí. Si hi­cie­ra al­go más ela­bo­ra­do, ten­dría que in­ver­tir un tiem­po que me su­pon­dría con­ver­tir­lo en un tra­ba­jo. ¡Oja­lá lle­gue ese mo­men­to!

Tu vi­deo­jue­go de Mandy ha te­ni­do gran acep­ta­ción en re­des y apo­yo di­rec­to de Elijah Wood, pro­duc­tor de la pe­lí­cu­la. ¿Qué sig­ni­fi­can es­tos apo­yos?

Sig­ni­fi­ca mu­cho. No siem­pre Red Mi­ller (Ni­co­las Ca­ge) y Mandy Bloom (An­drea Ri­se­bo­rough) vi­ven ais­la­dos del mun­do en el bos­que. Sus vi­das se ve­rán trun­ca­das cuan­do Je­re­miah Sand (Li­nus Roa­che), lí­der de una si­nies­tra sec­ta re­li­gio­sa, se­cues­tre a Mandy. En­ton­ces, Red de­ci­di­rá ven­gar­se y pre­ten­de­rá aca­bar con to­dos los miem­bros de la sec­ta. Al­gu­nos crí­ti­cos se han re­fe­ri­do a Mandy co­mo la me­jor pe­lí­cu­la de te­rror de 2018. una pro­duc­to­ra co­mo Spec­tre­vi­sión, y un ti­po co­mo Elijah Wood, que de­be es­tar en mil cosas, se preo­cu­pan por di­fun­dir y ala­bar el tra­ba­jo de un ad­mi­ra­dor. Ade­más, Elijah es muy fan de los vi­deo­jue­gos, y su­pon­go que eso hi­zo que se in­tere­sa­se en el pro­yec­to.

El jue­go es por com­ple­to gra­tui­to y sin áni­mo de lu­cro. ¿No hay in­ten­ción de profesionalizar es­tos em­pren­di­mien­tos?

Pa­ra mí se­ría es­tu­pen­do. Oja­lá lea es­to al­gu­na com­pa­ñía que bus­que di­se­ña­do­res o ar­tis­tas 2D, por­que na­da me gus­ta­ría más que de­di­car­me a es­to. Mien­tras, lo ha­go co­mo pa­sa­tiem­po, pe­ro no des­car­to am­pliar el equi­po e in­ten­tar me­ter­me en el mer­ca­do.

¿Con qué si­gue Abel Ál­ves, di­se­ña­dor de vi­deo­jue­gos?

Co­mo te di­go, mien­tras no en­cuen­tre un equi­po con el que tra­ba­jar a fon­do en al­gún pro­yec­to se­rio, de­ja­ré los vi­deo­jue­gos una tem­po­ra­di­ta. Si­go cen­tra­do en mi tra­ba­jo de guio­nis­ta y pen­san­do nue­vas áreas don­de me­ter­me a ex­pe­ri­men­tar. l

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.