Con tí­tu­lo de co­me­dian­te

El Observador Fin de Semana - Luces - - Entrevista -

••• Orei­ro se re­ci­be de co­me­dian­te en Re lo­ca. Es lo que tie­ne apa­re­cer en to­das las es­ce­nas, ser el hi­lo con­duc­tor de la tra­ma en la que el res­to de per­so­na­jes en­tran y sa­len pa­ra in­ter­ac­tuar con ella, y lo­grar ha­cer reír de for­ma con­sis­ten­te, a tra­vés de sus di­chos y sus ac­cio­nes.

Con su pa­le­ta de co­lo­res bri­llan­te, una ban­da so­no­ra chi­clo­sa de can­cio­nes ar­gen­ti­nas pop pa­sa­das por un fil­tro de voz fe­me­ni­na y gui­ta­rra, y una pre­mi­sa sen­ci­lla pe­ro efec­ti­va, la pe­lí­cu­la tie­ne bue­nos mo­men­tos que la ha­cen di­ver­ti­da pa­ra pa­sar el ra­to. Los quie­bres emo­cio­na­les y de ac­ti­tud de Pi­lar la con­vier­ten en un per­so­na­je hi­la­ran­te que pe­lea con­tra los mons­truos co­ti­dia­nos, que se pue­den en­ca­si­llar con ape­nas un par de ras­gos y ac­ti­tu­des: su es­po­so es un ar­tis­ta va­go, su je­fe es un irres­pon­sa­ble e in­fluen­cia­ble, y la you­tu­ber que ame­na­za qui­tar­le el pues­to en la agen­cia de pu­bli­ci­dad en la que tra­ba­ja es una ado­les­cen­te in­su­fri­ble que me­nos­pre­cia a Pi­lar por su edad y por su fal­ta de co­no­ci­mien­to de las re­des so­cia­les. Pe­ro más allá de eso, lo que des­ta­ca, de ver­dad, es Orei­ro y su ca­ris­ma, pa­ra lle­var ade­lan­te es­ta ver­sión de una pe­lí­cu­la chi­le­na (Sin fil­tro), que ya tu­vo ade­más una re­ma­ke es­pa­ño­la y una me­xi­ca­na.

Es fá­cil que­rer a Pi­lar, sim­pa­ti­zar con ella y que­rer que le gri­te “bas­ta” al mundo que le pega una atrás de la otra. Es una ex­pe­rien­cia di­ver­ti­da, pe­ro no de­ja de ser un re­la­to su­per­fi­cial, sin de­ma­sia­da reflexión de­trás de los exa­brup­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.