NI­CO­LÁS TABÁREZ

El Observador Fin de Semana - Luces - - Perfil -

@ni­co­ta­ba­rez93

Gas­tón vi­ve en Mi­nas. Ju­lio, en San Jo­sé. A lo lar­go de la ca­rre­ra de Car­los Mu­ñoz (67) co­mo re­la­tor, los men­sa­jes de am­bos oyen­tes eran ha­bi­tua­les. “Car­li­tos, vos sos mis ojos”, le de­cían. “Es­toy vien­do el par­ti­do por tu voz”. Gas­tón y Ju­lio son cie­gos. El re­la­tor, al mo­men­to de plan­tar­se an­te un mi­cró­fono, pen­sa­ba en tan­tos co­mo ellos.

“La gen­te es el leit mo­tiv de cual­quier re­la­tor. Vos te­nés que re­la­tar pen­san­do que lo es­tás es­cu­chan­do. Te­nés que pen­sar en los que van en un ta­xi, en un bon­di. Pen­sar en el que mi­ra el par­ti­do a tra­vés de vos por­que no lo pue­de ver”, di­ce el aho­ra ex­re­la­tor. Pen­sar, en­ton­ces,en Gas­tón y Ju­lio.

Car­los Mu­ñoz pa­só de ser re­la­tor y pe­rio­dis­ta de­por­ti­vo a pe­rio­dis­ta de­por­ti­vo a se­cas. Se ju­bi­ló del re­la­to des­pués de 46 años. El pri­me­ro fue un Pe­ña­rol-Fé­nix en el es­ta­dio Luis Fran­zi­ni pa­ra ra­dio Ariel, gra­cias a que el re­la­tor ti­tu­lar, Víc­tor Hu­go Mo­ra­les, es­ta­ba en Qui­to por las Eli­mi­na­to­rias del Mun­dial de Ale­ma­nia 1974. El úl­ti­mo, un Uru­guay-Fran­cia en el es­ta­dio de Nizhy Nóv­go­rod. Allí ter­mi­nó el re­co­rri­do de

“No hay co­sa que pa­gue más que es­tar en la me­mo­ria de la gen­te. Y yo sé que hay go­les que es­tán en la me­mo­ria de la gen­te”

“El re­la­tor tie­ne que po­ner­se en el oí­do, en la ca­be­za y en el co­ra­zón del ti­po que lo es­tá es­cu­chan­do”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.