Ema­nuel Bre­mer­mann

El Observador Fin de Semana - Luces - - Fin De Año -

La me­mo­ria es una co­sa ex­tra­ña, ma­lea­ble. En mi ca­so, no pue­do de­cir que sea un re­cur­so in­fi­ni­to; cons­tan­te­men­te me olvido de las co­sas y no pue­do ase­gu­rar –ni tam­po­co des­men­tir– que en mi ca­be­za ha­ya es­pa­cio su­fi­cien­te pa­ra to­dos los re­cuer­dos que me gus­ta­ría guar­dar. Sé que el lu­gar es re­du­ci­do, co­noz­co su fi­ni­tud. Así asu­mo, por ejem­plo, que hay pe­lí­cu­las que me fas­ci­na­ron pe­ro de las que me acuer­do po­co, li­bros que me mar­ca­ron y que no pue­do iden­ti­fi­car por sus frases, epi­so­dios de mi vi­da que fue­ron cla­ves y es­tán em­pa­ña­dos. Por eso, ha­blar de lo que hi­zo me­mo­ra­ble mi 2018 es ha­blar de aque­llas co­sas que, cui­da­do­sa­men­te, ele­gí re­cor­dar. Por­que lo me­mo­ra­ble –y bús­quen­lo si no me creen– no es lo que se ne­ce­sa­ria­men­te se re­cor­da­rá más ade­lan­te: es lo que cree­mos que me­re­ce ser re­cor­da­do. En­ton­ces eli­jo acor­dar­me del amor, pe­ro no de cual­quie­ra. Voy por uno que co­no­cí des­de dos pun­tos de vis­ta y que to­ma for­ma ba­jo el tí­tu­lo Llá­ma­me por tu nom­bre, un li­bro de An­dré Aci­man, una pe­lí­cu­la de Lu­ca Gua­dag­nino. Aci­man y su to­mo es­tán flan­quea­dos por Mil de fie­bre, de Juan An­drés Fe­rrei­ra, Frac­tu­ra, de An­drés Neuman, y So­le­noi­de, de Mir­cea Car­ta­res­cu, tres li­bros muy dis­tin­tos que, de al­gu­na for­ma, de­ja­ron una hue­lla en mí. O un sur­co. A la pe­lí­cu­la de Lu­ca Gua­dag­nino, en tan­to, la acom­pa­ñan Ro­ma, Laz­za­ro Fe­li­ce, la ani­ma­da Co­co y la se­rie Barry, un pu­ña­di­to de los mi­nu­tos au­dio­vi­sua­les que con­su­mí. Eli­jo que­dar­me tam­bién –iné­di­to pa­ra mí– con dos obras de tea­tro: La­bio de lie­bre de la Co­me­dia Na­cio­nal, y Te­bas Land de Ser­gio Blan­co, que re­cién vi aho­ra. Y si me ten­go que acor­dar de la mú­si­ca, me voy a lo lo­cal y re­cien­te: Ham­bre, esa co­lum­na de can­cio­nes nue­vas de Eté & Los Pro­blems que me sa­cu­dió las pier­nas y la mé­du­la co­mo na­da más. So­lo que­dan opa­ca­das –o vi­ce­ver­sa– por el show de Ro­ger Wa­ters. Y al­gún que otro te­ma de Suf­jan Ste­vens.

Con eso me que­do. No es mu­cho, pe­ro ya apren­de­ré a ha­cer más lu­gar en mi ca­be­za. So­lo es­pe­ro que lo de me­mo­ra­ble se apli­que, que no me ha­ya equi­vo­ca­do y que si­ga, años des­pués, re­cor­dan­do las sen­sa­cio­nes que ca­da uno de es­tos ítems me hi­zo sen­tir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.