El re­na­cer de Ua­li­li

Una an­ti­gua ciu­dad ro­ma­na, en Ma­rrue­cos, sa­quea­da du­ran­te si­glos, ex­hi­be sus te­so­ros ar­queo­ló­gi­cos a los tu­ris­tas, ca­da vez más nu­me­ro­sos

El Observador Fin de Semana - Lugares - - Viajero Frecuente… | Volubilis - HAM­ZA MEKOUAR

La an­ti­gua ciu­dad ro­ma­na de Vo­lu­bi­lis, hoy en te­rri­to­rio de Ma­rrue­cos, fue sa­quea­da du­ran­te si­glos, pe­ro aho­ra ex­hi­be con or­gu­llo sus te­so­ros a los tu­ris­tas ca­da vez más nu­me­ro­sos.

Por Vo­lu­bi­lis, fun­da­da en el si­glo III an­tes de la era cris­tia­na e ins­cri­ta en el pa­tri­mo­nio mun­dial de la Unes­co des­de 1997, “pa­sa­ron va­rias ci­vi­li­za­cio­nes” y vi­vió en­tre otras una flo­re­cien­te épo­ca ro­ma­na y un bre­ve pe­río­do de re­con­quis­ta ára­be, ex­pli­ca M’Ha­med Ali­lu, uno de los con­ser­va­do­res del ya­ci­mien­to.

Las 42 hec­tá­reas que ocu­pa la ciu­dad (lla­ma­da Ua­li­li en ára­be) es­tán si­tua­das cer­ca de la ciu­dad de Mu­lay Idrís, en el cen­tro de Ma­rrue­cos, en me­dio de una fron­do­sa ve­ge­ta­ción.

A am­bos la­dos de la ca­lle prin­ci­pal de Vo­lu­bi­lis, que lle­gó a te­ner has­ta 15 mil ha­bi­tan­tes, hay pór­ti­cos y man­sio­nes de­co­ra­das con mo­sai­cos. Tam­bién cuen­ta con un ar­co de triun­fo, una ba­sí­li­ca, unas ter­mas y un ca­pi­to­lio, signo de la pre­sen­cia ro­ma­na en­tre el año 42 y el 285.

Apro­xi­ma­da­men­te un ter­cio del ya­ci­mien­to co­rres­pon­de al pe- río­do is­lá­mi­co pe­ro to­da­vía no se han he­cho ex­ca­va­cio­nes que pro­ba­ble­men­te sa­quen a la luz te­so­ros ar­queo­ló­gi­cos, ase­gu­ra Ali­lu.

Cuan­do la di­nas­tía ára­be de los idri­síes con­vir­tió Fez en su nue­va ca­pi­tal, a fi­na­les del si­glo VIII, la ciu­dad ca­yó en el ol­vi­do, ex­cep­to pa­ra los que se lle­va­ban su már­mol y sus estatuas ro­ma­nas.

A fi­na­les del si­glo XVII, se cree que el sul­tán ma­rro­quí Mu­lay Is­maíl en­vió a mi­les de es­cla­vos pa­ra re­cu­pe­rar el már­mol y las co­lum­nas de la ciu­dad pa­ra cons- truir su pa­la­cio en Me­qui­nez, a unos 30 ki­ló­me­tros de dis­tan­cia.

“En el ca­mino que va de Vo­lu­bi­lis a Me­qui­nez se en­con­tra­ron ca­pi­te­les aban­do­na­dos por los es­cla­vos, que hu­ye­ron cuan­do su­pie­ron que Mu­lay Is­maíl ha­bía muer­to”, ex­pli­ca el con­ser­va­dor.

Es­ta­tua ro­ba­da

A prin­ci­pios del si­glo XX, en 1915, los ar­queó­lo­gos em­pe­za­ron a des­en­te­rrar ves­ti­gios de Vo­lu­bi­lis y a res­tau­rar el ya­ci­mien­to. Pe­ro du­ran­te el pe­río­do co­lo­nial fran­cés (1912-1956) vol­vie­ron los sa­queos.

En 1982, la des­apa­ri­ción de una es­ta­tua de már­mol de Ba­co, el dios del vino, sal­tó a las pri­me­ras pá­gi­nas de la pren­sa, has­ta el pun­to de que el rey Ha­sán II de­ci­dió en­viar a los gen­dar­mes pa­ra in­te­rro­gar a los ha­bi­tan­tes de la zo­na.

Se­gún la pren­sa ma­rro­quí, mu­chos agri­cul­to­res que no sa­bían na­da de dio­ses ro­ma­nos fue­ron “in­te­rro­ga­dos, mal­tra­ta­dos y gol­pea­dos” en vano, por­que la es­ta­tua nun­ca apa­re­ció.

“La gen­te de aquí to­da­vía es­tá trau­ma­ti­za­da”, ase­gu­ra un habitante de Mu­lay Idrís.

En 2006, una par­te de los mo­sai­cos de Vo­lu­bi­lis fue­ron arran­ca­dos, se­gún la re­vis­ta ma­rro­quí de his­to­ria Za­ma­ne, y en 2011 un hom­bre fue de­te­ni­do cuan­do in­ten­ta­ba ro­bar una pie­za de bron­ce de la épo­ca ro­ma­na con­si­de­ra­da muy va­lio­sa.

Moha­med Cha­rrud, un geó­lo­go de la fa­cul­tad de cien­cias de Fez, ex­pli­ca­ba en 2013 al pe­rió­di­co ma­rro­quí Le Ma­tin co­mo du­ran­te sus in­ves­ti­ga­cio­nes en Vo­lu­bi­lis vio mu­chas ve­ces a gen­te que “se ins­ta­la­ba cer­ca del ya­ci­mien­to bus­can­do ob­je­tos an­ti­guos de va­lor”.

Sin em­bar­go Mus­ta­fa At­ki, otro con­ser­va­dor del ya­ci­mien­to, ase­gu­ra que “lo que se di­ce so­bre los sa­queos a ve­ces es exa­ge­ra­do”. “Siem­pre ha ha­bi­do un tra­ba­jo dia­rio de man­te­ni­mien­to y res­tau­ra­ción”, ex­pli­ca.

En el mis­mo sen­ti­do, M’Ha­med Ali­lu ase­gu­ra que hoy el ya­ci­mien­to es­tá “ce­rra­do, cui­da­do y bien vi­gi­la­do, con un equi­po de 14 guar­dia­nes que tra­ba­jan día y no­che y con cá­ma­ras por to­das par­tes”.

Las au­to­ri­da­des ma­rro­quíes ha­cen to­do lo po­si­ble pa­ra pre­ser­var una im­por­tan­te atrac­ción turística del país.

Des­de que se abrió un mu­seo en 2013, Vo­lu­bi­lis atrae una me­dia de 200 mil vi­si­tan­tes al año. “En 2017, su­pe­ra­mos por pri­me­ra vez los 300 mil”, ce­le­bró At­ki. ●

FO­TOS: F. SENNA - AFP

Una ciu­dad con re­li­quias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.