La Paz noc­tur­na

El Observador Fin de Semana - Lugares - - En Tránsito -

Las agen­cias des­ta­can que en La Paz los tu­ris­tas “pue­den vi­vir” con US$ 30 dia­rios. Y re­sal­tan va­rios si­tios que son ci­ta obli­ga­da. Por ejem­plo, la va­rie­dad de ho­te­les-bou­ti­que. En cuan­to a su vi­da noc­tur­na, las no­ches de La Paz sue­len ser bu­lli­cio­sas, so­bre to­do las de los vier­nes, cuan­do se es­ti­la vi­si­tar y re­co­rrer tres o cua­tro lu­ga­res dis­tin­tos. Los ba­res per­ma­ne­cen con las puer­tas abier­tas has­ta la ma­dru­ga­da. En­tre las zo­nas ele­gi­das es­tá el ba­rrio So­po­ca­chi, es­pe­cial­men­te al­re­de­dor de la Pla­za Ava­roa. Es una mez­cla de bohe­mia con vi­da cos­mo­po­li­ta. Otras zo­nas don­de hay in­ten­sa ac­ti­vi­dad noc­tur­na son la de El Pra­do y en el sur la ave­ni­da Mon­te­ne­gro y la ca­lle 21. La Paz en su ver­sión noc­tur­na ofre­ce atrac­ti­vos pa­ra to­dos los gus­tos: des­de res­tau­ran­tes y ba­res has­ta ka­rao­kes, pe­ñas fol­cló­ri­cas, clu­bes de jazz y rit­mos la­ti­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.