Cri­sis po­lí­ti­ca en Ar­me­nia

El Observador Fin de Semana - Mundo - - LA CRISIS DE VENEZUELA -

El opo­si­tor ar­me­nio Ni­kol Pas­hi­nián pi­dió a sus par­ti­da­rios que ce­sen sus pro­tes­tas, tras ase­gu­rar que cuen­ta con apo­yo su­fi­cien­te en el par­la­men­to pa­ra ser in­ves­ti­do pri­mer mi­nis­tro en una nue­va vo­ta­ción, el mar­tes 8.

“Ac­tual­men­te to­dos los gru­pos (par­la­men­ta­rios) han dicho que apo­ya­rán mi can­di­da­tu­ra. La cues­tión que­dó re­suel­ta” ase­gu­ró el­miér­co­les pa­sa­do Pas­hi­nián an­te de­ce­nas de mi­les de se­gui­do­res reuni­dos en la Pla­za de la Re­pú­bli­ca, en el cen­tro de Ere­ván.

“Va­mos a in­te­rrum­pir nues­tras ac­cio­nes y a des­can­sar”, aña­dió.

Pas­hi­nián, de 42 años, lí­der de un mo­vi­mien­to que des­de el 13 de abril ha sa­cu­di­do la es­ce­na po­lí­ti­ca ar­me­nia, con­vo­có a un pa­ro ge­ne­ral el mar­tes 1°, des­pués de que su in­ten­to de in­ves­ti­du­ra fra­ca­sa­ra en el par­la­men­to.

Su lla­ma­do a la “desobe­dien­cia ci­vil” fue se­gui­do por de­ce­nas de mi­les de per­so­nas en la ca­pi­tal.

Ca­si to­das las ca­lles de la ciu­dad fue­ron cor­ta­das, in­clui­da la ca­rre­te­ra que va al ae­ro­puer­to, y mu­chos co­mer­cios per­ma­ne­cie­ron ce­rra­dos. Los ser­vi­cios de tre­nes sub­ur­ba­nos es­ta­ban muy per­tur­ba­dos.

Ar­me­nia es­tá su­mi­da des­de ha­ce tres se­ma­nas en una cri­sis po­lí­ti­ca sin pre­ce­den­tes.

El mo­vi­mien­to de pro­tes­ta pro­vo­có el 23 de abril la di­mi­sión de Serzh Sar­ki­sian, que ha­bía si­do ele­gi­do pri­mer mi­nis­tro seis días an­tes por los dipu­tados tras ha­ber si­do je­fe de Es­ta­do du­ran­te 10 años.

El par­la­men­to anun­ció el miér­co­les 2 que or­ga­ni­za­rá una nue­va vo­ta­ción en seis días. Si fra­ca­sa de nue­vo en ele­gir al je­fe del go­bierno, de­be­rá di­sol­ver­se y con­vo­car elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas an­ti­ci­pa­das.

El par­la­men­to ha­bía re­cha­za­do el mar­tes 1° la can­di­da­tu­ra de Pas­hi­nián pe­se a que era el úni­co can­di­da­to.

En cuan­to se anun­ció su can­di­da­tu­ra al car­go de pri­mer mi­nis­tro, Pas­hi­nián mul­ti­pli­có las de­mos­tra­cio­nes de fuer­za reunien­do ca­si a dia­rio a sus par­ti­da­rios en la pla­za de la Re­pú­bli­ca.

Mu­chos ar­me­nios tie­nen en men­te la muer­te de 10 ma­ni­fes­tan­tes en 2008 en en­fren­ta­mien­tos en­tre sus par­ti­da­rios y la policía, cuan­do Sar­ki­sian aca­ba­ba de ob­te­ner su pri­mer man­da­to pre­si­den­cial.

Pas­hi­nián pa­só en­ton­ces a la clan­des­ti­ni­dad du­ran­te va­rios me­ses an­tes de en­tre­gar­se. Fue en­car­ce­la­do, pe­ro en 2011 que­dó el li­ber­tad gra­cias a una am­nis­tía.

Su pa­pel de lí­der en las úl­ti­mas se­ma­nas de pro­tes­tas lo trans­for­mó en “hé­roe” a ojos de mu­chos ar­me­nios, ase­gu­ra el ex­per­to in­de­pen­dien­te Er­vand Bo­zo­yan.

Los par­ti­da­rios de Pas­hi­nián re­pro­chan a Sar­ki­sian, pre­si­den­te de Ar­me­nia de 2008 a 2018, y a su Par­ti­do Re­pu­bli­cano, no ha­ber he­cho re­tro­ce­der la po­bre­za y la co­rrup­ción y ha­ber de­ja­do a los oli­gar­cas el con­trol de la eco­no­mía de es­ta ex­re­pú­bli­ca so­vié­ti­ca del Cáu­ca­so con 2,9 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.