Mar­cha atrás en ne­go­cia­ción por desar­me nu­clear de Co­rea del Nor­te

El pre­si­den­te de EEUU can­ce­ló el en­cuen­tro con el lí­der nor­co­reano Kim Jong-un, pre­vis­ta pa­ra el 12 de ju­nio, an­te las po­cas po­si­bi­li­da­des de éxi­to

El Observador Fin de Semana - Mundo - - PORTADA - ALDO GAM­BOA

El pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, can­ce­ló ayer la es­pe­ra­da cum­bre con el lí­der nor­co­reano Kim Jong-un, pre­vis­ta pa­ra el 12 de ju­nio en Sin­ga­pur, y anun­ció la con­ti­nui­dad de las san­cio­nes y la “pre­sión má­xi­ma” so­bre Pyong­yang.

“Tris­te­men­te, an­te la tre­men­da ira y la abier­ta hos­ti­li­dad mos­tra­das en su de­cla­ra­ción más re­cien­te, sien­to que es inapro­pia­do, en este mo­men­to, te­ner es­ta reu­nión tan lar­ga­men­te pla­nea­da”, ex­pre­só Trump en una car­ta a Kim, di­vul­ga­da por la Ca­sa Blan­ca.

Por ello, aña­dió el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se, “por el bien de am­bas par­tes pe­ro en de­tri­men­to del mun­do, (la reu­nión) no ten­drá lu­gar”.

El ges­to de Trump re­pre­sen­ta un es­pec­ta­cu­lar cam­bio de rum­bo en me­dio de un pro­ce­so de apro­xi­ma­ción que te­nía en vi­lo a la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal an­te la po­si­bi­li­dad real de una solución ne­go­cia­da a las ten­sio­nes en la pe­nín­su­la co­rea­na.

La noticia de la can­ce­la­ción de la reu­nión se co­no­ció po­cas ho­ras des­pués de que la agen­cia de pren­sa nor­co­rea­na KCNA ase­gu­ró que Pyong­yang ha­bía des­man­te­la­do y de­mo­li­do de for­ma “com­ple­ta” un cen­tro de prue­bas nu­clea­res, al­go que el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la ONU, An­to­nio Gu­te­rres sa­lu­dó, aun­que la­men­tó la au­sen­cia de ex­per­tos in­ter­na­cio­na­les.

Gu­te­rres tam­bién se di­jo “pro­fun­da­men­te preocupado” por la anu­la­ción de la reu­nión y ex­hor­tó “a to­das las par­tes a man­te­ner su diá­lo­go pa­ra ha­llar una vía ha­cia una des­nu­clea­ri­za­ción pa­cí­fi­ca y ve­ri­fi­ca­ble en la pe­nín­su­la co­rea­na”.

El pre­si­den­te sur­co­reano, Moon Jae-In, di­jo que “la­men­ta pro­fun­da­men­te” la de­ci­sión de Trump de can­ce­lar la cum­bre y que “la des­nu­clea­ri­za­ción de la pe­nín­su­la co­rea­na y la paz per­ma­nen­te es una ta­rea his­tó­ri­ca que no pue­de ser can­ce­la­da o re­tra­sa­da”.

“Ver­da­de­ra­men­te tris­te”

De acuer­do con Trump, el mun­do en ge­ne­ral y Co­rea del Nor­te en par­ti­cu­lar “han per­di­do una gran opor­tu­ni­dad” de cons­truir una paz du­ra­de­ra. “Es­ta opor­tu­ni­dad per­di­da es un mo­men­to ver­da­de­ra­men­te tris­te en la his­to­ria”, apun­tó.

Agre­gó una ve­la­da ame­na­za a Kim: “Us­ted ha­bla so­bre sus ca­pa­ci­da­des nu­clea­res, pe­ro las nues­tras son tan enor­mes y po­de­ro­sas que le pido a Dios que ja­más de­ban usar­se”.

Sin em­bar­go, Trump men­cio­nó ha­ber sen­ti­do que “un mag­ní­fi­co diá­lo­go se es­ta­ba cons­tru­yen­do en­tre us­ted y yo, y en úl­ti­ma ins­tan­cia es so­lo ese diá­lo­go lo que im­por­ta. Es­pe­ro con an­sias co­no­cer­lo al­gún día”.

Ade­lan­tó lue­go en la Ca­sa Blan­ca que las san­cio­nes y la cam­pa­ña de “pre­sión má­xi­ma” con­tra Pyong­yang se man­ten­drá.

“Las san­cio­nes, las más rí­gi­das ya im­pues­tas, y la cam­pa­ña de pre­sión má­xi­ma con­ti­nua­rán”, di­jo el pre­si­den­te, quien tam­bién ad­vir­tió a Co­rea del Nor­te que evi­te even­tua­les “ac­tos irres­pon­sa­bles”.

Y agre­gó que su se­cre­ta­rio de De­fen­sa, Ja­mes Mat­tis, le in­for­mó que las fuer­zas es­ta­dou­ni­den­ses es­tán “lis­tas” pa­ra cual­quier even­tua­li­dad.

En efec­to, el Pen­tá­gono in­di­có que es­ta­ba “listo pa­ra res­pon­der” cual­quier pro­vo­ca­ción de Pyong­yang.

Sin “re­su­ta­do po­si­ti­vo”

El se­cre­ta­rio de Es­ta­do, Mi­ke Pom­peo, di­jo an­te la co­mi­sión de Re­la- cio­nes Ex­te­rio­res del Se­na­do que la cum­bre te­nía po­cas po­si­bi­li­da­des de éxi­to.

“No creo que es­te­mos en una po­si­ción de creer que po­dría ha­ber un re­sul­ta­do po­si­ti­vo”, di­jo y agre­gó que los ne­go­cia­do­res es­ta­dou­ni­den­ses no re­ci­bie­ron de la par­te nor­co­rea­na “nin­gu­na res­pues­ta a nues­tras de­man­das”.

Trump y Kim ha­bían acor­da­do re­unir­se en Sin­ga­pur pa­ra dis­cu­tir me­ca­nis­mos pa­ra po­ner fin a los pro­gra­mas de ar­mas nu­clea­res de Co­rea del Nor­te.

En ese pro­ce­so de apro­xi­ma­ción, Pyong­yang li­be­ró a tres ciu­da­da­nos es­ta­dou­ni­den­ses de­te­ni­dos, en tan­to Kim sos­tu­vo un his­tó­ri­co en­cuen­tro con Moon Jae-in en la zo­na des­mi­li­ta­ri­za­da que di­vi­de la pe­nín­su­la.

Sin em­bar­go, en las dos úl­ti­mas se­ma­nas se hi­cie­ron evi­den­tes las di­ver­gen­cias so­bre las ex­pec­ta­ti­vas de de Was­hing­ton y Pyong­yang so- bre los al­can­ces de la ne­go­cia­ción.

Mien­tras Es­ta­dos Uni­dos in­sis­tía en la des­nu­clea­ri­za­ción de la pe­nín­su­la co­rea­na, Pyong­yang nun­ca es­con­dió su de­seo de in­cluir en la agen­da la pre­sen­cia de 30.000 sol­da­dos es­ta­dou­ni­den­ses en Co­rea del Sur, al­go que Was­hing­ton se nie­ga a dis­cu­tir.

El sú­bi­to en­fria­mien­to mo­ti­vó la visita ur­gen­te el mar­tes del pre­si­den­te sur­co­reano a Was­hing­ton pa­ra con­ven­cer a Trump de man­te­ner en pie la reu­nión con Kim.

Al re­ci­bir a Moon en la Ca­sa Blan­ca, Trump ad­mi­tió que la cum­bre po­dría ocu­rrir en otro mo­men­to, un re­co­no­ci­mien­to tá­ci­to de las di­fi­cul­ta­des sur­gi­das.

Am­bas par­tes pro­ta­go­ni­za­ron ade­más una es­ca­la­da re­tó­ri­ca. Por ejem­plo, el vi­ce­pre­si­den­te Mi­ke Pen­ce men­cio­nó en una en­tre­vis­ta que Kim po­dría ter­mi­nar sus días co­mo el ex­lí­der li­bio Mua­mar Ga­da­fi. En res­pues­ta, la vi­ce­can­ci­ller nor­co­rea­na, Choe Son Hui, ca­li­fi­có a Pen­ce de “ig­no­ran­te y es­tú­pi­do”.

El miér­co­les pa­sa­do Trump dio una no­ta de op­ti­mis­mo al de­cir que la de­ci­sión fi­nal so­bre la rea­li­za­ción de la cum­bre se co­no­ce­ría “en la pró­xi­ma se­ma­na”.

Por ello, la ONU ha­bía le­van­ta­do tem­po­ral­men­te una prohi­bi­ción a los via­jes in­ter­na­cio­na­les con­tra fun­cio­na­rios nor­co­rea­nos pa­ra que pu­die­ran ir a Sin­ga­pur pa­ra re­unir­se con los ne­go­cia­do­res es­ta­dou­ni­den­ses pa­ra pre­pa­rar la cum­bre.

El se­cre­ta­rio de Es­ta­do, Mi­ke Pom­peo, di­jo a se­na­do­res que los ne­go­cia­do­res es­ta­dou­ni­den­ses no re­ci­bie­ron nin­gu­na res­pues­ta a sus re­cla­mos

AFP

Trump y Kim Jong-un se­gui­rán sin ver­se las ca­ras, al me­nos por aho­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.