Di­vi­di­do

En pri­me­ra vuel­ta, el elec­to­ra­do les dio la es­pal­da al pre­si­den­te Juan Ma­nuel San­tos y a las op­cio­nes del cen­tro po­lí­ti­co

El Observador Fin de Semana - Mundo - - PORTADA - RICARDO GALARZA

EL DERECHISTA IVÁN DU­QUE Y EL IZ­QUIER­DIS­TA GUS­TA­VO PE­TRO SE EN­FREN­TAN EN SE­GUN­DA VUEL­TA ELEC­TO­RAL EN UNA CO­LOM­BIA PO­LA­RI­ZA­DA Y QUE LE DA LA ES­PAL­DA AL PRE­SI­DEN­TE JUAN MA­NUEL SAN­TOS.

El gran ga­na­dor de la pri­me­ra vuel­ta de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en Co­lom­bia el pa­sa­do do­min­go fue la po­la­ri­za­ción del país. Pue­de de­cir­se que per­dió el cen­tro y ga­na­ron los ex­tre­mos. Esa es so­lo una for­ma de ver el re­sul­ta­do en el pris­ma de la com­ple­jí­si­ma realidad po­lí­ti­ca co­lom­bia­na. Tam­bién pue­de de­cir­se, en tér­mi­nos ge­ne­ra­les, que per­dió el ac­tual pre­si­den­te, Juan Ma­nuel San­tos, y ga­nó su bes­tia par­da, el ex­pre­si­den­te Ál­va­ro Uri­be, antiguo alia­do, hoy né­me­sis ubi­cua del man­da­ta­rio. O que per­dió el acuer­do de paz con la gue­rri­lla de las FARC tal co­mo lo co­no­ce­mos, y se im­pu­so el de­seo de quie­nes pre­ten­den re­for­mar­lo.

Sin em­bar­go los re­duc­cio­nis­mos no siem­pre ayu­dan a en­ten­der el to­do de una de­ci­sión elec­to­ral. Y hay otros fac­to­res no me­nos im­por­tan­tes que ha­blan de una so­cie­dad co­lom­bia­na en tran­si­ción y per­mi­ten avi­zo­rar un fu­tu­ro de cam­bio en el ho­ri­zon­te.

Des­de lue­go ga­nó y por am­plia ven­ta­ja (cer­ca del 40% de los vo- tos) el can­di­da­to del Cen­tro De­mo­crá­ti­co, Iván Du­que; un jo­ven di­ri­gen­te de 41 años am­plia­men­te con­si­de­ra­do co­mo el can­di­da­to del uri­bis­mo, que se ubi­ca a la de­re­cha en el es­pec­tro po­lí­ti­co co­lom­biano. Mien­tras que los dos can­di­da­tos im­pul­sa­dos por el pre­si­den­te San­tos, su ex­vi­ce­pre­si­den­te Ger­mán Var­gas Lle­ras (cen­tro­de­re­cha) y su prin­ci­pal hom­bre en los acuer­dos de paz, Hum­ber­to de la Ca­lle (cen­tro), no lo­gra­ron en­tre am­bos su­pe­rar el dí­gi­to en las pre­fe­ren­cias de los co­lom­bia­nos.

Var­gas Lle­ras, con to­da la ma­qui­na­ria po­lí­ti­ca de­trás de su can­di­da­tu­ra, se que­dó en un ma­gro 7%. Y De la Ca­lle, aun con el apo­yo de su agru­pa­ción, el Par­ti­do Li­be­ral — de tra­yec­to­ria his­tó­ri­ca en Co­lom­bia—, ni si­quie­ra es­tu­vo cer­ca del “um­bral” de vo­ta­ción, fi­ja­do en el 4%, pa­ra li­brar­se del re­in­te­gro de los gas­tos de cam­pa­ña. Y se vio en la pe­no­sa e iné­di­ta si­tua­ción (al­gu­nos en Co­lom­bia han di­cho “des­ver­gon­za­da”) de sa­lir a pe­dir una co­lec­ta por las re­des so­cia­les pa­ra sub­sa­nar su deu­da con el Con­se­jo Na­cio­nal Elec­to­ral.

En cam­bio, quien pa­só a la se­gun­da vuel­ta, con el 25% de los vo­tos, fue el can­di­da­to de la iz­quier­da, Gus­ta­vo Pe­tro, un ex­gue­rri­lle­ro del M-19 pe­ro que ha te­ni­do una lar­ga tra­yec­to­ria po­lí­ti­ca en la de­mo­cra­cia co­lom­bia­na des­de su des­mo­vi­li­za­ción a fi­nes de los ochen­ta. Ha si­do dipu­tado, se­na­dor, can­di­da­to pre­si­den­cial; in­clu­so en­tre 2012 y 2015 en­ca­be­zó una po­lé­mi­ca ad­mi­nis­tra­ción co­mo al­cal­de de la ciu­dad de Bo­go­tá. Sin em­bar­go es con­si­de­ra­do por mu­chos co­mo el can­di­da­to “an­ti­sis­te­ma”, y se­ña­la­do de “po­pu­lis­ta” y cer­cano a la fi­gu­ra del ex­tin­to lí­der ve­ne­zo­lano Hu­go Chá­vez.

En­tre es­tos dos va a es­tar el pró­xi­mo pre­si­den­te de Co­lom­bia. Y la ex­pe­rien­cia in­di­ca­ría que, con un mar­gen tan hol­ga­do en pri­me­ra vuel­ta, el fa­vo­ri­to pa­ra

JOHN VIZCAINO - AFP

LEO­NAR­DO MU­ÑOZ - EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.