Trump ame­na­za pe­ro los hon­du­re­ños bus­can su opor­tu­ni­dad en EEUU

Mien­tras Trump ame­na­za, los mi­gran­tes ya lle­ga­ron a Mé­xi­co y quie­ren cru­zar a EEUU

El Observador Fin de Semana - Mundo - - PORTADA -

Do­ris Ca­na­les sa­lió de Hon­du­ras jun­to a mi­les de com­pa­trio­tas en bus­ca de una nue­va vi­da en Es­ta­dos Uni­dos. Es­te vier­nes en la fron­te­ra de Gua­te­ma­la con Mé­xi­co, y con un ex­ten­so ca­mino por re­co­rrer, su­pli­ca por ayu­da a Do­nald Trump y po­der cum­plir su me­ta.

“Que­re­mos que nos dé una opor­tu­ni­dad de en­trar, de po­der tra­ba­jar y pa­gar im­pues­tos”, im­plo­ró al pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se es­ta mu­jer de 54 años, que no pue­de ocul­tar el can­san­cio por las ex­te­nuan­tes jor­na­das pa­ra lle­gar des­de Hon­du­ras al po­bla­do gua­te­mal­te­co de Te­cún Umán, fron­te­ri­zo con Mé­xi­co.

La ca­ra­va­na mi­gra­to­ria sa­lió el sá­ba­do pa­sa­do des­de la ciu­dad de San Pe­dro Su­la, en el nor­te de Hon­du­ras, tras una con­vo­ca­to­ria por re­des so­cia­les. Des­de en­ton­ces, los po­bla­dos de Gua­te­ma­la han vis­to con asom­bro el pa­so de los hon­du­re­ños que mar­chan in­clu­so con be­bés y per­so­nas en si­llas de rue­das.

Mu­chos gua­te­mal­te­cos han sa­li­do a su pa­so pa­ra ofre­cer­les agua, co­mi­da y re­fu­gio.

Ca­na­les sa­be que Trump ame­na­zó con ce­rrar su fron­te­ra si la co­lum­na de más de 3.000 hon­du­re­ños lo­gra acer­car­se a Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro no pier­de la es­pe­ran­za de “to­car el co­ra­zón” del man­da­ta­rio, que in­clu­so ad­vir­tió con cor­tar la ayu­da fi­nan­cie­ra a Gua­te­ma­la, El Sal­va­dor y Hon­du­ras por per­mi­tir el avan­ce de la ca­ra­va­na.

“Mi men­sa­je pa­ra el pre­si­den­te de EEUU es que se pon­ga su mano en su co­ra­zón y que nos ayu­de. Sa­be­mos que aquel país no es nues­tro, pe­ro en nom­bre de to­dos los hon­du­re­ños que va­mos aquí yo le pi­do al pre­si­den­te Trump que nos apo­ye”, in­sis­tió Ca­na­les a AFP.

Ac­ti­vis­tas de la Ca­sa del Mi­gran­te se­ña­lan que han aten­di­do a más de 3.000 per­so­nas, mien­tras que Mé­xi­co es­ti­ma que ya son 4.000 quie­nes han lle­ga­do a Te­cún Umán, se­gún el can­ci­ller Luis Vi­de­ga­ray.

Es­te vier­nes, el blo­que de mi­gran­tes cru­za­ba en gru­pos el puen­te in­ter­na­cio­nal en­tre Gua­te­ma­la y Mé­xi­co, aun­que al­gu­nos ya pa­sa­ron a sue­lo me­xi­cano, in­clu­so por bal­sas por el cau­da­lo­so río Su­chia­te, eva­dien­do los con­tro­les ofi­cia­les.

“Le pe­di­mos al pre­si­den­te Trump que se pon­ga la mano en la con­cien­cia por­que él tam­bién tie­ne hi­jos, tal vez nun­ca han pa­sa­do por las ne­ce­si­da­des que he­mos te­ni­do, pe­ro no­so­tros so­lo que­re­mos tra­ba­jar”, agre­gó Os­car Ga­lea, de 31 años.

No so­mos de­lin­cuen­tes

Ga­lea ex­pli­có que de­jó a sus dos hi­jos de 3 y 6 años en su ciu­dad na­tal de La Ceiba y es­pe­ra que con un em­pleo “de lo que sea” en Es­ta­dos Uni­dos pue­da ga­nar lo su­fi­cien­te pa­ra dar­les “una bue­na edu­ca­ción”.

“No so­mos de­lin­cuen­tes, so­mos gen­te tra­ba­ja­do­ra. No so­mos pan­di­lle­ros, no so­mos ma­re­ros”, agre­gó por su la­do Wil­ber Cruz, de 36 años, quien sos­te­nía una pan­car­ta con un men­sa­je si­mi­lar pa­ra Trump.

Cruz apro­ve­chó pa­ra pe­dir a los or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les que les brin­den apo­yo. “No ve­ni­mos de tu­ris­tas sino que no te­ne­mos di­ne­ro y que­re­mos lle­gar (a Es­ta­dos Uni­dos) y con­se­guir un em­pleo”. “No so­mos de­lin­cuen­tes, so­mos per­so­nas hu­mil­des. Los de­lin­cuen­tes son los po­lí­ti­cos que han sa­quea­do Hon­du- ras”, pun­tua­li­zó Ga­lea.

El vi­ce­pre­si­den­te gua­te­mal­te­co, Ja­feth Ca­bre­ra, co­men­tó a pe­rio­dis­tas que mu­chos de los hon­du­re­ños han si­do ma­ni­pu­la­dos y les han pa­ga­do pa­ra par­ti­ci­par en la ca­ra­va­na, se­gún pu­bli­ca­cio­nes en re­des so­cia­les. “Si es un en­ga­ño el que les es­tán ha­cien­do es una equi­vo­ca­ción de cual­quier lí­der que quie­ra com­po­ner una so­cie­dad, eso no se va­le”, la­men­tó el al­to fun­cio­na­rio.

Asi­mis­mo, afir­mó que su go­bierno brin­dó ayu­da hu­ma­ni­ta­ria y pro­tec­ción a mu­je­res, ni­ños y an­cia­nos que par­ti­ci­pan en la mar­cha tras re­cha­zar el con­di­cio­na­mien­to del pre­si­den­te Trump so­bre re­ti­rar el apo­yo eco­nó­mi­co al país. “Pa­ra dar una ayu­da no se con­di­cio­na, lo que pa­sa es que es una si­tua­ción di­fí­cil ver que ven­gan 5.000 gen­tes en esa na­tu­ra­le­za y la re­la­ción con Es­ta­dos Uni­dos es fuer­te y bi­la­te­ral”, agre­gó.

Ca­bre­ra co­men­tó que tam­bién es­tán ana­li­zan­do dar una vi­sa tem­po­ral a los mi­gran­tes, pe­ro so­li­ci­ta­ron al go­bierno hon­du­re­ño es­tar en “apres­to al retorno si (los mi­gran­tes) fue­ron en­ga­ña­dos” pa­ra em­pren­der es­ta mar­cha. (AFP)

AFP

La ca­ra­va­na cru­zó ayer el puen­te que une Gua­te­ma­la con Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.