La in­ves­ti­ga­ción con­tra Alan Gar­cía

La Jus­ti­cia tie­ne va­rias cau­sas abier­tas por su­pues­to en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to

El Observador Fin de Semana - Mundo - - PORTADA - FA­BIA­NA CULSHAW

No hay du­da de que las eco­no­mías, la po­lí­ti­ca y las so­cie­da­des de los paí­ses im­pac­tan unas en otras. Tam­bién la co­rrup­ción.

Una prue­ba de ello es el es­cán­da­lo de la cons­truc­to­ra bra­si­le­ña Ode­brecht que es­tá sien­do in­ves­ti­ga­da por co­rrup­ción en va­rios paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na y que ha sal­pi­ca­do a ex­go­ber­nan­tes y empresarios de va­rios paí­ses de la re­gión.

En el mar­co de la me­ga­cau­sa de Ode­brecht en Pe­rú, la Jus­ti­cia in­ves­ti­ga al ex­pre­si­den­te Alan Gar­cía, acu­sa­do de en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to, quien so­li­ci­tó asi­lo a Uru­guay por en­ten­der que existe persecución po­lí­ti­ca en su con­tra. El ca­so es­tá a es­tu­dio del go­bierno de Ta­ba­ré Váz­quez.

¿Qué es­tán in­ves­ti­gan­do las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les de Pe­rú exac­ta­men­te? El fis­cal Jo­sé Do­min­go Pé­rez ex­pli­có que el ob­je­ti­vo es de­ter­mi­nar si el ex­pre­si­den­te ha­bría acep­ta­do so­bor­nos de Ode­brecht a cam­bio de que se le ad­ju­di­ca­ra un con­tra­to pa­ra la cons­truc­ción de la Lí­nea 1 del Me­tro de Lima, du­ran­te su se­gun­do man­da­to (2006-2011).

La Fis­ca­lía es­tá in­ves­ti­gan­do so­bor­nos por un to­tal de más de US$ 24 mi­llo­nes que Ode­brecht ha re­co­no­ci­do ha­ber pa­ga­do a los su­ce­si­vos go­bier­nos pe­rua­nos en­tre 2005 y 2016.

A Gar­cía se le acu­sa de ha­ber fa­vo­re­ci­do a la em­pre­sa bra­si­le­ra tra­vés de la pro­mul­ga­ción de de­cre­tos y de pre­sun­tos de­li­tos de la­va­do de ac­ti­vos y co­li­sión. Tam­bién se le se­ña­la de ha­ber re­ci­bi­do US$ 100 mil pro­ve­nien­tes de la lla­ma­da “Ca­ja 2 de Ode­brecht” (la que con­te­nía fon­dos pa­ra las coimas y otras ope­ra­cio­nes fi­nan­cie­ras clan­des­ti­nas), por una con­fe­ren­cia que dic­tó el 25 de ma­yo de 2012 en la Fe­de­ra­ción de In­dus­trias del Es­ta­do de San Pa­blo (FIESP), Bra­sil, un mon­to que se con­si­de­ra y es vis­to co­mo la pun­ta de un ice­berg.

Las in­ves­ti­ga­cio­nes

El ex­man­da­ta­rio pe­ruano ha ne­ga­do cual­quier im­pli­ca­ción, lo que con­tra­di­ce la in­for­ma­ción de va­rios me­dios de co­mu­ni­ca­ción.

Uno de los me­dios más fir­mes en ese sen­ti­do es IDL Re­por­te­ros, que es­tá si­guien­do la pis­ta de do­cu­men­tos vin­cu­la­dos al ca­so.

Gar­cía, lue­go de de­jar la Pre­si­den­cia, dic­tó con­fe­ren­cias en Amé­ri­ca La­ti­na muy bien pa­ga­das. En­tre agos­to de 2011 y di­ciem­bre de 2012 dic­tó 18 char­las por las que re­ci­bió un to­tal de US$ 830 mil. La me­jor pa­ga­da fue la men­cio­na­da del 25 de ma­yo de 2012 en la FIESP.

En su mo­men­to, des­pués de re­vi­sar­se esos do­cu­men­tos, la de­nun­cia por en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to en su con­tra fue des­es­ti­ma­da, pe­ro es­te año, a par­tir de con­fe­sio­nes de ter­ce­ros in­vo­lu­cra­dos y do­cu­men­tos pre­sen­ta­dos por IDL Re­por­te­ros, to­do sa­le a luz nue­va­men­te y las au­to­ri­da­des es­tán pro­fun­di­zan­do en las in­ves­ti­ga­cio­nes.

Se­gún IDL Re­por­te­ros, el es­tu­dio de abo­ga­dos Spi­no­la Con­sul­to­ría Ju­rí­di­ca ha­bría fir­ma­do el con­tra­to con el ex­man­da­ta­rio por la men­cio­na­da con­fe­ren­cia, pa­ra que Ode­brecht no pa­re­cie­ra co­mo pa­ga­dor.

No obs­tan­te, has­ta aho­ra la Fis­ca­lía re­co­no­ce no te­ner evi­den­cia di­rec­ta que vin­cu­le a Gar­cía con el ca­so Ode­brecht.

No es la pri­me­ra vez que se po­ne la mi­ra so­bre al ex­go­ber­nan­te. En 1995, se le le­van­tó la in­mu­ni­dad par­la­men­ta­ria de­bi­do a acu­sa­cio­nes de ha­ber re­ci­bi­do so­bor­nos por par­te del con­sor­cio ita­liano Tra­li­ma pa­ra la cons­truc­ción del tren eléc­tri­co de Lima. Por esa ra­zón, el ex­man­da­ta­rio pi­dió asi­lo en Co­lom­bia.

En­tre 1993 y 2001 no par­ti­ci­pó en po­lí­ti­ca, has­ta que pres­cri­bie­ron los de­li­tos re­la­cio­na­dos a las de­nun­cias de co­rrup­ción en su con­tra.

¿De­bi­do o in­de­bi­do pro­ce­so?

El sábado 17 , el fis­cal Jo­sé Do­min­go Pé­rez, a par­tir de los re­sul­ta­dos de la in­ves­ti­ga­ción di­fun­di­das por IDL Re­por­te­ros, so­li­ci­tó el im­pe­di­men­to de sa­li­da del país por 18 me­ses a Gar­cía, mien­tras se acla­ran los he­chos.

El abo­ga­do del ex­pre­si­den­te, Ge­ne­ro Vé­lez, di­jo que su clien­te se alla­na­ba a la de­ci­sión, pe­ro ac­to se­gui­do el pro­pio Gar­cía so­li­ci­tó asi­lo po­lí­ti­co a Uru­guay. El fun­da­men­to es que las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les es­ta­rían “abu­san­do” de la pri­sión pre­ven­ti­va en Pe­rú.

El ex­pre­si­den­te fue más le­jos y di­jo que era víc­ti­ma de una persecución po­lí­ti­ca y de­nun­ció sin prue­bas que el Mi­nis­te­rio del In­te­rior ha­bía or­de­na­do que se le im­pi­die­se sa­lir del país dos días an­tes de que se dic­ta­se la or­den ju­di­cial.

Al res­pec­to, el pre­si­den­te de Pe­rú, Mar­tín Viz­ca­rra, ase­gu­ró que el Eje­cu­ti­vo res­pe­ta la di­vi­sión de po­de­res y que el sis­te­ma de Jus­ti­cia es im­par­cial.

En ese sen­ti­do, la vi­ce­pre­si­den­ta Mer­ce­des Araóz de­cla­ró a El Ob­ser­va­dor, el jue­ves 22, que “las prue­bas de que hay una in­ves­ti­ga­ción so­bre te­mas li­ga­dos a es­tos de­li­tos so­bre va­rios co­lo­res po­lí­ti­cos di­fe­ren­tes es una mues­tra de que no hay una persecución po­lí­ti­ca so­bre un par­ti­do po­lí­ti­co o un ex­pre­si­den­te en par­ti­cu­lar”.

Por su par­te, Cé­sar Aza­ba­che, ex­per­to en de­re­cho pe­nal y ex miem­bro de la Pro­cu­ra­du­ría An­ti­co­rrup­ción del Es­ta­do Pe­ruano pa­ra los ca­sos Fu­ji­mo­ri y Mon­te­si­nos, que tam­bién fue re­pre­sen­tan­te de Pe­rú an­te la Cor­te In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos”, res­pal­dó la po­si­ción ofi­cial.

No hay evi­den­cia de que “la Fis­ca­lía pla­nea­ban su de­ten­ción ar­bi­tra­ria. To­do se es­tá ha­cien­do ba­jo el de­bi­do pro­ce­so. No en­cuen­tro ba­se cier­ta que jus­ti­fi­que su pe­di­do de asi­lo”, afir­mó.

Lo que vie­ne

Aza­ba­che di­jo que la Fis­ca­lía de su país re­ci­bi­rá en es­tos días do­cu­men­ta­ción con evi­den­cias del ca­so des­de Bra­sil, que re­fuer­zan la in­ves­ti­ga­ción al ex­je­fe de Es­ta­do .

“No tie­ne sen­ti­do que Uru­guay an­ti­ci­pe una de­ci­sión so­bre si otor­ga o no la pro­tec­ción que Gar­cía le so­li­ci­ta. Lo más ló­gi­co es que es­pe­re más ma­te­ria­les pa­ra eva­luar la si­tua­ción. El ca­so po­dría te­ner un desen­la­ce más claro en los próximos días”, ase­gu­ró el ex­per­to.

Aza­ba­che se re­fie­re al anun­cio de la Fis­ca­lía de que es­tá “por ce­rrar” un acuer­do con Ode­brecht de coo­pe­ra­ción y re­pa­ra­ción eco­nó­mi­ca al Es­ta­do pe­ruano, por el da­ño que sus de­li­tos de co­rrup­ción hi­cie­ron al país. La ent re­ga de nue­va s evi­den­cias por par­te de la cons­truc­to­ra bra­si­le­ña es­ta­ría den­tro de ese acuer­do.

Lla­ma la aten­ción a los investigadores los US$ 830 mil que re­ci­bió el ex­man­da­ta­rio pe­ruano por 18 con­fe­ren­cias que dic­tó en­tre agos­to de 2011 y di­ciem­bre de 2012

E. ARIAS - EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.