En bus­ca de la uni­dad per­di­da

El Observador Fin de Semana - Mundo - - MUNDO -

El rey de Es­pa­ña, Fe­li­pe VI, ins­tó el jue­ves, con mo­ti­vo del 40 º aniver­sa­rio de la Cons­ti­tu­ción, a de­fen­der el “es­pí­ri­tu in­te­gra­dor” de es­te tex­to fun­da­men­tal que ga­ran­ti­za “la uni­dad” del país, con­fron­ta­do al desafío in­de­pen­den­tis­ta en Ca­ta­lu­ña.

La Cons­ti­tu­ción es­pa­ño­la pre­sen­ta “una vo­ca­ción in­te­gra­do­ra que no su­po­ne uni­for­mi­dad ni sig­ni­fi­ca ol­vi­dar o su­pri­mir la di­ver­si­dad te­rri­to­rial ni ne­gar la plu­ra­li­dad sino asu­mir y re­co­no­cer a to­das (es­tas di­fe­ren­cias) en una reali­dad na­cio­nal co­mún en la que ca­ben di­fe­ren­tes mo­dos de pen­sar”, di­jo du­ran­te su alo­cu­ción en el Con­gre­so de los Dipu­tados, en un ac­to so­lem­ne.

Es­te “es­pí­ri­tu in­te­gra­do” ga­ran­ti­za “la uni­dad de Es­pa­ña, re­co­no­cien­do la au­to­no­mía de sus na­cio­na­li­da­des y re­gio­nes pa­ra su au­to­go­bierno”, in­sis­tió, jun­to a la reina Le­ti­zia y sus dos hi­jas, an­te los par­la­men­ta­rios, los re­yes emé­ri­tos, Juan Car­los y So­fía, y el je­fe del go­bierno, Pe­dro Sán­chez.

En es­te dis­cur­so, pro­nun­cia- do po­co más de un año des­pués del in­ten­to fa­lli­do de se­ce­sión de Ca­ta­lu­ña en oc­tu­bre de 2017, el mo­nar­ca no ci­tó ex­plí­ci­ta­men­te es­ta re­gión.

Re­pre­sen­tan­tes de los par­ti­dos in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes PDeCAT y ERC boi­co­tea­ron el aniver­sa­rio de la Car­ta Mag­na y no asis­tie­ron al ac­to.

Los miem­bros del par­ti­do de iz­quier­da ra­di­cal Po­de­mos lu­cían un pin “re­pu­bli­cano” (vio­le­ta y en for­ma de ros­tro de mu­jer) pa­ra po­ner de re­lie­ve su opo­si­ción a la mo­nar­quía y no aplau­die­ron a los re­yes.

En es­te con­tex­to, Pe­dro Sán­chez de­fen­dió la mo­nar­quía par­la­men­ta­ria, que cons­ti­tu­ye se­gún él “la cla­ve de bó­ve­da de un gran con­sen­so cons­ti­tu­cio­nal que se fra­guó en 1978, y que yo es­pe­ro que per­du­re”.

“Fe­li­pe VI es un rey de su tiem­po, un rey que de­fien­de la igual­dad de gé­ne­ro, el com­pro­mi­so de Es­pa­ña en la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co, los de­re­chos de los tra­ba­ja­do­res y que tie­ne una gran sen­si­bi­li­dad con la cues­tión ca­ta­la­na y con la di­ver­si­dad de nues­tro país, por mu­cho que los in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes le ha­yan cri­ti­ca­do”, de­cla­ró al dia­rio El País, el mar­tes 4.

El mo­nar­ca in­sis­tió que la Cons­ti­tu­ción tie­ne que ser un tram­po­lín pa­ra “una Es­pa­ña en van­guar­dia mo­der­na y re­no­va­da, una Es­pa­ña abier­ta a los cam­bios que nues­tra so­cie­dad se me­re­ce”.

El 40 aniver­sa­rio de la apro­ba­ción de la Cons­ti­tu­ción en re­fe­rén­dum ha si­do re­cor­da­do con ac­tos, de­ba­tes o pro­gra­mas es­pe­cia­les de te­le­vi­sión por to­do el país, con la dis­cu­sión cen­tra­da en su po­si­ble re­for­ma, pa­ra lo que ha­cen falta dos ter­cios del Con­gre­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.