Un ca­mino sem­bra­do de es­pi­nas

Jair Bol­so­na­ro, que el pró­xi­mo 1° de enero asu­me la Pre­si­den­cia, en­fren­ta­rá obs­tácu­los in­ter­nos pa­ra cum­plir con su plan de pri­va­ti­za­ción de em­pre­sas pú­bli­cas

El Observador Fin de Semana - Mundo - - FINANCIAL TIMES - MOISES AVILA

El plan pri­va­ti­za­dor del equi­po eco­nó­mi­co de Jair Bol­so­na­ro en Bra­sil po­dría en­con­trar obs­tácu­los en el nú­cleo mi­li­tar que lo acom­pa­ña -cau­te­lo­so con los sec­to­res es­tra­té­gi­cos- y en el Con­gre­so.

Pau­lo Gue­des, eco­no­mis­ta li­be­ral sa­li­do de la Uni­ver­si­dad de Chica­go, asu­mi­rá el mi­nis­te­rio de Eco­no­mía el 1 de enero. Du­ran­te la cam­pa­ña di­jo que esas ven­tas po­drían apor­tar al Es­ta­do has­ta un bi­llón de reales (unos US$ 260 mil mi­llo­nes). Pe­ro no ha vuel­to a men­cio­nar esa ci­fra.

El pro­gra­ma elec­to­ral de Bol­so­na­ro ma­ni­fes­ta­ba la in­ten­ción de re­cor­tar los dé­fi­cits y de “re­du­cir la deu­da pú­bli­ca en un 20% me­dian­te pri­va­ti­za­cio­nes, con­ce­sio­nes” y la ven­ta de pro­pie­da­des pú­bli­cas.

Bol­so­na­ro, un ex­ca­pi­tán del Ejér­ci­to, ha­bló de prio­ri­zar la ven­ta de las em­pre­sas más sub­si­dia­das.

El en­deu­da­mien­to de Bra­sil pa­só de 56,3% del PIB a fi­nes de 2014 a 76,5% en oc­tu­bre de es­te año y, se­gún las pro­yec­cio­nes del Ban­co Mun­dial, sin re­for­mas pro­fun­das po­dría lle­gar a 140% en 2030.

“Las po­si­bi­li­da­des son ra­zo­na­ble­men­te bue­nas y hay mu­chos ac­ti­vos que po­drían ven­der­se a buen pre­cio al sec­tor pri­va­do”, di­jo el eco­no­mis­ta Al­ber­to Ra­mos, de Gold­man Sachs.

Pe­ro “el te­ma aquí no es tan­to ob­te­ner di­ne­ro pa­ra re­du­cir la vo­lu­mi­no­sa deu­da pú­bli­ca (...), sino au­men­tar las in­ver­sio­nes y la efi­cien­cia de esas com­pa­ñías”, agre­gó.

El ca­mino se anun­cia sem­bra­do de es­pi­nas.

El fu­tu­ro man­da­ta­rio ul­tra­de­re­chis­ta cuen­ta en su equi­po con va­rios mi­li­ta­res, en­tre ellos sie­te fu­tu­ros mi­nis­tros, que po­drían re­pre­sen­tar un con­tra­pe­so al li­be­ra­lis­mo des­acom­ple­ja­do de Gue­des.

“Bol­so­na­ro tie­ne un gru­po ci­vil y otro mi­li­tar. El ci­vil, con los ‘Chica­go Boys’, tie­ne un de­seo pri­va­ti­za­dor. Pe­ro el nú­cleo mi-

LO DI­JO Al­ber­to Ra­mos

li­tar le da un va­lor es­tra­té­gi­co a al­gu­nos ac­ti­vos del país”, ex­pli­ca An­dré Per­fei­to, eco­no­mis­ta de la co­rre­do­ra Spi­ne­lli.

El ana­lis­ta ad­mi­te que in­clu­so “por un tiem­po el mer­ca­do sin­tió es­ca­lo­fríos con la po­si­bi­li­dad de que un mi­li­tar pre­si­da Pe­tro­bras”, la jo­ya de la co­ro­na, que bus­ca sa­lir de una cri­sis de co­rrup­ción.

Fi­nal­men­te, la pe­tro­le­ra que­da­rá en ma­nos de Ro­ber­to Cas­te­llo Bran­co, otro “Chica­go Boy”.

Pe­ro el pro­pio Bol­so­na­ro fre­nó los ar­do­res pri­va­ti­za­do­res de su fu­tu­ro mi­nis­tro, al de­cir que Pe­tro­bras pue­de ser pri­va­ti­za­da “en par­te”, pe­ro que no se to­ca­rá su ne­go­cio prin­ci­pal de ex­plo­ta­ción de cru­do.

El pa­que­te pri­va­ti­za­dor

Los ban­cos es­ta­ta­les Ban­co do Bra­sil y Cai­xa Eco­nó­mi­ca que­dan tam­bién fue­ra del pa­que­te pri­va­ti­za­dor. Es­tas son en­ti­da­des que cu­bren sec­to­res co­mo cré­di­tos in­mo­bi­lia­rios, agrí­co­las o a po­bla­ción de ba­ja ren­ta.

No obs­tan­te, los es­pe­cia­lis­tas re­cuer­dan que Gue­des bus­ca­rá por to­dos los me­dios im­pul­sar su plan de sa­nea­mien­to de las cuen­tas pú­bli­cas pa­ra de­vol­ver a Bra­sil, que sa­le a du­ras pe­nas de una gra­ve re­ce­sión de dos años (2015 y 2016) al “gra­do in­ver­sor” de las agen­cias ca­li­fi­ca­do­ras de ries­go.

“Creo que Gue­des va a ha­cer una pla­ni­lla con to­do lo que ne­ce­si­ta pri­va­ti­zar y va a sa­lir a ne­go­ciar, una por una”, ex­pli­ca Per­fei­to.

En la lis­ta han si­do men­cio­na­das la co­rre­do­ra del Ban­co do Bra­sil, la tec­no­ló­gi­ca Ser­pro y la em­pre­sa de Co­rreos, que al­gu­na vez fue con­si­de­ra­da es­tra­té­gi­ca.

La pri­va­ti­za­ción de Ele­tro­bras, la ma­yor fir­ma de ge­ne­ra­ción y dis­tri­bu­ción eléc­tri­ca en Amé­ri­ca La­ti­na, pue­de en­con­trar re­pa­ros por te­mas de se­gu­ri­dad na­cio­nal.

“Hay mu­chos mi­li­ta­res cer­ca de Bol­so­na­ro, em­pe­zan­do por el vi­ce­pre­si­den­te Ha­mil­ton Mou­rao (...). Ele­tro­bras es una dis­cu­sión sen­si­ble, por­que es un te­ma es- tra­té­gi­co, y allí ven­drá un jue­go don­de no sa­be­mos quién ga­na­rá”, di­ce Per­fei­to.

El go­bierno ac­tual de Mi­chel Te­mer ya ha pri­va­ti­za­do cin­co de las seis dis­tri­bui­do­ras de Ele­tro­bras, y pa­ra al­gu­nos agen­tes del mer­ca­do se tra­ta de dar­le con­ti­nui­dad a una agen­da que vie­ne de 2012, des­de el go­bierno de la iz­quier­dis­ta Dil­ma Rous­seff.

“Pue­den em­pe­zar con las com­pa­ñías que no son ren­ta­bles y al­ta­men­te in­efi­cien­tes y lue­go ir a sec­to­res que de­man­dan al­tas in­ver­sio­nes y re­cur­sos que el go­bierno no tie­ne”, con­si­de­ra Ra­mos, de Gold­man Sachs.

El ac­tual mi­nis­tro de Ha­cien­da, Eduar­do Guar­dia, ex­pli­có es­ta se­ma­na que “fal­tó am­bien­te” pa­ra pri­va­ti­zar Ele­tro­bras es­te año. “La pri­va­ti­za­ción nun­ca es un asun­to fá­cil, es siem­pre po­lé­mi­co, que ge­ne­ra di­ver­gen­cias y tie­ne que ser de­ba­ti­do”.

Lu­cha “cues­ta arri­ba”

Al­gu­nas me­di­das pri­va­ti­za­do­ras más agre­si­vas pue­den re­que­rir de una apro­ba­ción del Con­gre­so, su­ma­men­te frag­men­ta­do. La agru- •••

“Pue­den em­pe­zar con las com­pa­ñías que no son ren­ta­bles y al­ta­men­te in­efi­cien­tes y lue­go ir a sec­to­res que de­man­dan al­tas in­ver­sio­nes y re­cur­sos que el go­bierno no tie­ne”.

GOLDAM SACHS

Al­gu­nas me­di­das pri­va­ti­za­do­ras más agre­si­vas pue­den re­que­rir de una apro­ba­ción del Con­gre­so, su­ma­men­te frag­men­ta­do

•••

pa­ción de Bol­so­na­ro, el Par­ti­do So­cial Li­be­ral (PSL), es la se­gun­da ban­ca­da, con 52 de los 513 es­ca­ños en la Cá­ma­ra de dipu­tados.

La opo­si­ción de iz­quier­da bus­ca obs­truir esos pla­nes. Pe­ro in­clu­so en­tre par­ti­dos cer­ca­nos al ofi­cia­lis­mo hay re­sis­ten­cias, tan­to por po­si­cio­nes na­cio­na­lis­tas co­mo por una tra­di­ción de se­llar alian­zas me­dian­te la atri­bu­ción de al­tos car­gos en em­pre­sas es­ta­ta­les, se­ña­lan ana­lis­tas.

“El par­ti­do de Bol­so­na­ro no es­tá tan de acuer­do en pri­va­ti­zar y no tie­ne un buen ope­ra­dor po­lí­ti­co”, co­men­ta Pe­dro Tues­ta, eco­no­mis­ta pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na de la con­sul­to­ra 4CAST en Was­hing­ton.

“Los re­cien­tes es­cán­da­los de co­rrup­ción han de­mos­tra­do que las em­pre­sas es­ta­ta­les eran lu­ga­res ex­ce­len­tes pa­ra in­fluir (...). En el pa­sa­do, el Con­gre­so nun­ca es­tu­vo muy in­tere­sa­do en apo­yar una cam­pa­ña de pri­va­ti­za­ción pro­fun­da. Pro­ba­ble­men­te se­rá una lu­cha po­lí­ti­ca cues­ta arri­ba”, es­ti­ma el eco­no­mis­ta Ra­mos. ( Agen­ce Fran­ce-Pres­se)

FER­NAN­DO SOU­ZA - AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.