El go­lea­dor tie­ne su can­cha

La can­cha nú­me­ro 1 de Los Cés­pe­des lle­va des­de es­te vier­nes el nom­bre de Luis Artime

El Observador Fin de Semana - Referi - - PORTADA - JUAN JO­SÉ DÍAZ twit­ter.com/diaz­juan­jo­se

Los hin­chas de Na­cio­nal que hoy tie­nen 60 años o más pue­den ha­blar con pro­pie­dad. Más allá de las es­ta­dís­ti­cas, de los 155 go­les que Luis Artime con­vir­tió con la ca­mi­se­ta tri­co­lor, lo vie­ron ju­gar, lo vie­ron mo­ver­se den­tro del área pa­ra que la pe­lo­ta siem­pre lo bus­ca­ra a él y ca­da vez que es­cu­chan su nom­bre sien­ten la emo­ción a flor de piel. Es­te vier­nes va­rios de esos ve­te­ra­nos vol­vie­ron a con­mo­ver­se con la pre­sen­cia del tri­ple go­lea­dor del Cam­peo­na­to Uru­gua­yo (1969, 1970 y 1971), cu­yo nom­bre lu­ci­rá pa­ra siem­pre en la can­cha nú­me­ro 1 de Los Cés­pe­des.

Uno de los hin­chas emo­cio­na­dos fue el pro­pio pre­si­den­te del club, Jo­sé Luis Ro­drí­guez: “Te­nía ocho años cuan­do vino a Na­cio­nal. Lo re­cuer­do co­mo Luis ‘Ar­ti­lle­ro’ Artime y es el ído­lo de mi ni­ñez. Re­ci­bir­lo acá es uno de los gran­des pri­vi­le­gios que me dio ser pre­si­den­te de Na­cio­nal”, di­jo.

Pa­ra Her­nán Na­vas­cués fue un “go­lea­dor úni­co e irre­pe­ti­ble”, y re­cor­dó una anéc­do­ta: “Una vez le pre­gun­ta­ron a Luis cuál ha­bía si­do su ma­yor ale­gría de­por­ti­va y di­jo: ‘Ver cam­peón a Na­cio­nal’. Cla­ro, en 1971 cuan­do us­ted fue go­lea­dor, le re­pre­gun­ta­ron. Y él di­jo: ‘No, cuan­do fue cam­peón de la Li­ber­ta­do­res en 1980 por­que es­ta­ban mis ami­gos Es­pá­rra­go, Cacho Blan­co, Mo­ra­les’”.

Es­tos tres ex­fut­bo­lis­tas y glo­rias eter­nas del club es­tu­vie­ron el vier­nes en el homenaje al go­lea­dor. Tam­bién Po­cho Bru­nell y Bareño lle­ga­ron pa­ra acom­pa­ñar al ami­go que les dio el fút­bol.

Artime lle­gó a Los Cés­pe­des con su fa­mi­lia y uno de sus hi­jos, Luis Fabián Artime (ído­lo his­tó­ri­co de Bel­grano de Cór­do­ba), quien re­cor­dó su ni­ñez en el com­ple­jo de los tri­co­lo­res. “Cuan­do ve­nía­mos pa­ra acá le de­cía a mi pa­dre, re­cuer­do al­go de es­to, de los ár­bo­les que se cru­za­ban arri­ba de la ru­ta. Éra­mos chi­qui­tos y le pa­teá­ba­mos a Man­ga y no me ol­vi­do mas. Vi­vi­mos cua­tro o cin­co años es­pec­ta­cu­la­res y es co­mo si fue­ra mi ca­sa”.

Lui­fa vis­tió la 9 de Na­cio­nal en un clá­si­co amis­to­so en la dé­ca­da de 1980: “Co­mo hi­jo sien­to un or­gu­llo gran­de. Nosotros es­ta­mos en deu­da con los uru­gua­yos. Un par de ve­ces se ha­bló de la po­si­bi­li­dad de ve­nir a ju­gar a Na­cio­nal, pe­ro yo era uno de los ído­los de Bel­grano y pe­dían una for­tu­na. Agra­dez­co el re­co­no­ci­mien­to al vie­jo por­que co­mo lo re­cuer­dan en Uru­guay no se da en Ar­gen­ti­na. Le agra­dez­co al club y que se­pan muy bien que en el co­ra­zón de mi vie­jo es­tá Na­cio­nal, des­pués to­do lo de­más”.

Y en el co­ra­zón del tri­co­lo­res es­tá Artime, y des­pués el gol. l

FO­TOS: C.DOS SAN­TOS

Un ído­lo eterno de Na­cio­nal, Luis Artime, tu­vo su re­co­no­ci­mien­to en Los Cés­pe­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.