“Sen­tí ale­gría de po­der ayu­dar a mi her­mano”

El Observador Fin de Semana - Referi - - ENTREVISTA A IGNACIO “NACHO” GONZÁLEZ -

Va a ha­cer un año aho­ra que via­jó a Es­ta­dos Uni­dos y le do­nó san­gre a su her­mano por un tras­plan­te de mé­du­la, por lo que se per­dió el par­ti­do de ida por la Co­pa an­te Olim­pia. ¿Có­mo vi­vió ese mo­men­to ín­ti­mo? Sí. En reali­dad no me per­dí el par­ti­do, el téc­ni­co no me pu­so, pe­ro en­tien­do la de­ci­sión por­que es­tu­ve 10 días en Es­ta­dos Uni­dos, aun­que mien­tras no me sa­ca­ban san­gre pa­ra mi her­mano, me rom­pí to­do en­tre­nan­do allá. Que­ría ju­gar la Co­pa con Wan­de­rers. Ten­go una fa­mi­lia que so­mos 11 her­ma­nos. Mi vie­jo tie­ne un pro­ble­ma en el ADN que se lo trans­mi­tió y seis de ellos tie­nen ese pro­ble­ma en el ADN y a cua­tro se le ma­ni­fes­ta­ron en­fer­me­da­des au­to­in­mu­nes. En el hos­pi­tal en Es­ta­dos Uni­dos le di­je­ron que era el mo­men­to pa­ra ha­cer­se el tras­plan­te de mé­du­la ósea, por­que, si no, se po­día agra­var la en­fer­me­dad y es­te tra­ta­mien­to la fre­na­ba, por lo que era al­go muy im­por­tan­te que le iba a cam­biar la ca­li­dad de vi­da. Y us­ted re­sul­tó el do­nan­te.

To­dos nos sa­ca­mos san­gre. Cuan­do me di­je­ron que era com­pa­ti­ble, fue no­ta­ble. Sen­tí ale­gría de po­der ayu­dar­lo y tam­bién me dio mie­do, por­que des­pués del tras­plan­te era to­do un pro­ce­so, que to­da­vía si­gue, en el que San­tia­go vi­vió mo­men­tos du­rí­si­mos (se emo­cio­na), con ries­go de vi­da y pu­do sa­lir ade­lan­te. Aho­ra es­tá per­fec­to y es con mi san­gre, por eso en la fa­mi­lia bro­mea­mos. Fue lin­do po­der es­tar con él. ¿Qué es Dios pa­ra us­ted?

Es un ser su­pe­rior que me acom­pa­ñó a lo lar­go de to­da mi vi­da y mi ca­rre­ra. Lo ma­ma­mos des­de chi­co por­que mi fa­mi­lia es ca­tó­li­ca. Es al­go muy im­por­tan­te en mi vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.