Fir­mas y fir­mes

La­rra­ña­ga ase­gu­ra que con mi­li­ta­res co­la­bo­ran­do se ata­ca “di­rec­ta­men­te el meo­llo de la in­se­gu­ri­dad”, y es par­te de lo que quie­re in­cluir en un ple­bis­ci­to

El Observador Fin de Semana - - Tema -

SE­NA­DOR DEL PAR­TI­DO NA­CIO­NAL

“Los mi­li­ta­res es­tán calificados, tie­nen pre­pa­ra­ción, sin du­da al­gu­na co­no­cen la dis­ci­pli­na, tie­nen es­truc­tu­ra orgánica, co­no­ci­mien­to y uti­li­za­ción de ar­mas”

La gen­te es­tá har­ta, re­po­dri­da de que no ha­ya res­pues­tas del go­bierno, har­ta de que ga­nen los de­lin­cuen­tes”, di­jo el se­na­dor na­cio­na­lis­ta y lí­der de Alian­za Na­cio­nal, Jor­ge La­rra­ña­ga, du­ran­te la in­ter­pe­la­ción al mi­nis­tro del In­te­rior, Eduar­do Bo­no­mi, que el 18 de abril reali­zó el co­lo­ra­do Pe­dro Bor­da­berry. Esas pa­la­bras no eran nue­vas. Las vie­ne re­pi­tien­do des­de ha­ce va­rios años. Y jun­to con su con­de­na a las po­lí­ti­cas del go­bierno en se­gu­ri­dad pú­bli­ca, La­rra­ña­ga agre­gó al­gu­nos pro­yec­tos de ley que, se­gún en­tien­de, trae­rán so­lu­cio­nes pa­ra el pro­ble­ma de la in­se­gu­ri­dad.

Uno de ellos cum­pli­rá 10 años de ha­ber si­do pre­sen­ta­do por pri­me­ra vez en 2019 y es par­te de lo que mo­ti­vó al se­na­dor a sa­lir a la ca­lle, la­pi­ce­ra en mano, a jun­tar fir­mas pa­ra un ple­bis­ci­to de re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal: la crea­ción de una Guar­dia Na­cio­nal in­te­gra­da por mi­li­ta­res pa­ra que co­la­bo­ren con la Po­li­cía.

El pro­yec­to ori­gi­nal fue pre­sen­ta­do en 2009 por La­rra­ña­ga y cin­co se­na­do­res más de su sec­tor. Cin­co años des­pués re­flo­ta­ron ese pro­yec­to y lo mis­mo su­ce­dió en 2016. Pe­ro en to­dos los ca­sos no tu­vo éxi­to. El se­na­dor es­tá con­ven­ci­do de que uno de los ca­mi­nos pa­ra me­jo­rar la se­gu­ri­dad es que las Fuer­zas Ar­ma­das co­la­bo­ren con las fuer­zas po­li­cia­les a tra­vés de un cuer­po es­pe­cial que de­pen­da del Mi­nis­te­rio de De­fen­sa pe­ro que en lo ope­ra­ti­vo sea de­pen­dien­te del Mi­nis­te­rio del In­te­rior.

Su pro­pues­ta ha ge­ne­ra­do la ne­ga­ti­va del ofi­cia­lis­mo y tam­bién de al­gu­nos sec­to­res de la opo­si­ción a los que, a gran­des ras­gos, les ha­ce rui­do que mi­li­ta­res coope­ren en la pre­ven­ción, di­sua­sión y re­pre­sión del de­li­to. ¿Por qué in­sis­tir con una pro­pues­ta que pa­re­ce no te­ner el apo­yo su­fi­cien­te? Pa­ra La­rra­ña­ga, la res­pues­ta es cla­ra: “Los mi­li­ta­res es­tán calificados, tie­nen pre­pa­ra­ción, sin du­da al­gu­na co­no­cen la dis­ci­pli­na, tie­nen es­truc­tu­ra orgánica, co­no­ci­mien­to y uti­li­za­ción de las ar­mas”.

La­rra­ña­ga re­afir­mó la ne­ce­si­dad de sa­lir a bus­car la fir­ma de los uru­gua­yos pa­ra pro­po­ner un cam­bio que con­si­de­ra “fi­ja un nue-

La­rra­ña­ga es­tá con­ven­ci­do de que uno de los ca­mi­nos pa­ra me­jo­rar la se­gu­ri­dad es que las Fuer­zas Ar­ma­das co­la­bo­ren con las fuer­zas po­li­cia­les a tra­vés de un cuer­po es­pe­cial que de­pen­da del Mi­nis­te­rio de De­fen­sa pe­ro que en lo ope­ra­ti­vo sea de­pen­dien­te del Mi­nis­te­rio del In­te­rior

vo or­den en ma­te­ria de se­gu­ri­dad” y fue fir­me con quie­nes lo cri­ti­can: “Es­tá bien, con­ven­ga­mos que lo de la La­rra­ña­ga no sir­ve pa­ra na­da y lo ti­ra­mos. ¿Qué pro­po­nen los otros que cri­ti­can es­to? Pue­den cri­ti­car­lo pe­ro es un nue­vo or­den, que va a ata­car di­rec­ta­men­te al meo­llo de la in­se­gu­ri­dad”.

El se­na­dor se­ña­ló a El Ob­ser­va­dor que no se tra­ta de “sa­car a los mi­li­ta­res a la ca­lle” –co­mo sue­le de­cir­se de for­ma des­pec­ti­va– sino que su idea es for­mar a in­te­gran­tes de las Fuer­zas Ar­ma­das en ta­reas po­li­cia­les, en lu­gar de “for­mar de ce­ro a ci­vi­les”. “Pro­po­ne­mos que se pre­pa­ren tam­bién pa­ra esas nue­vas ta­reas, sin du­das. Que cum­plan con una ins­truc­ción. ¿Pue­de cual­quie­ra pe­ro no un mi­li­tar? Es un mo­de­lo de una do­ble fuer­za: es­ta­mos ha­blan­do de crear una se­gun­da fuer­za que ayu­de a la Po­li­cía”, ex­pli­có y men­cio­nó un lis­ta­do de paí­ses, en­tre los que in­clu­yó Chi­le, Por­tu­gal, Fran­cia y Ho­lan­da, en los que se apli­ca ese mo­de­lo que pro­po­ne.

En­tre esos ejem­plos tam­bién men­cio­nó a Es­pa­ña, al que le pres­tó es­pe­cial in­te­rés, y don­de exis­te la de­no­mi­na­da Guar­dia Ci­vil que es “de na­tu­ra­le­za mi­li­tar” e in­te-

Jor­ge La­rra­ña­ga

gra las Fuer­zas y Cuer­pos de Se­gu­ri­dad del Es­ta­do. En ese ca­so, de­pen­de del Mi­nis­te­rio del In­te­rior en ser­vi­cios, des­ti­nos, me­dios y re­tri­bu­cio­nes y del de De­fen­sa en as­cen­sos y mi­sio­nes que son ne­ta­men­te mi­li­ta­res. Tam­bién se de­di­ca al lla­ma­do Res­guar­do Fis­cal del Es­ta­do, por lo que cum­ple fun­cio­nes pa­ra el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da.

El uso de una Po­li­cía Mi­li­tar en Bra­sil pa­ra com­ba­tir el nar­co­trá­fi­co ha si­do ob­je­to de po­lé­mi­ca por el uso abu­si­vo de la fuer­za, de­nun­cia­ron or­ga­ni­za­cio­nes ci­vi­les en di­fe­ren­tes opor­tu­ni­da­des.

En Ca­na­dá, Es­ta­dos Uni­dos, Co­lom­bia, Is­rael, Ja­pón y la ma­yo­ría de los paí­ses eu­ro­peos hay mi­li­ta­res cum­plien­do ta­reas po­li­cia­les.

El lí­der de Alian­za Na­cio­nal nom­bró tam­bién ejem­plos lo­ca­les, co­mo la Pre­fec­tu­ra Na­cio­nal Na­val, que tra­ba­ja en las cos­tas y cum­ple ta­reas de se­gu­ri­dad, la guar­dia pe­ri­me­tral que vi­gi­la las cár­ce­les y la po­li­cía ae­ro­por­tua­ria, que tam­bién es mi­li­tar.

Esos ejem­plos vi­nie­ron acom­pa­ña­dos de uno bas­tan­te ac­tual: ta­reas de vi­gi­lan­cia en los pun­tos fron­te­ri­zos pa­ra pre­ve­nir “ame­na- zas que afec­ten la in­te­gri­dad del te­rri­to­rio y sus re­cur­sos es­tra­té­gi­cos”, se­gún in­di­ca un de­cre­to del Po­der Eje­cu­ti­vo del 8 de enero de es­te año. Pre­ci­sa­men­te, es­te miér­co­les la Cá­ma­ra de Dipu­tados vo­tó un pro­yec­to de ley que brin­da un mar­co ju­rí­di­co a las Fuer­zas Ar­ma­das pa­ra rea­li­zar esos tra­ba­jos. Ese pro­yec­to ha­bía si­do pre­sen­ta­do por los dipu­tados na­cio­na­lis­tas Jai­me Tro­bo y Gus­ta­vo Pe­na­dés y tam­bién por el se­na­dor del Par­ti­do In­de­pen­dien­te, Pa­blo Mie­res.

¿Qué es una Guar­dia Na­cio­nal?

Si La­rra­ña­ga lo­gra jun­tar las fir­mas ne­ce­sa­rias, en octubre de 2019 ade­más de ele­gir a los in­te­gran­tes del Par­la­men­to y una fór­mu­la pre­si­den­cial, los uru­gua­yos de­be­rán vo­tar un ple­bis­ci­to con el te­ma de la se­gu­ri­dad co­mo pro­ta­go­nis­ta. La pro­pues­ta del se­na­dor tie­ne tres pun­tos prin­ci­pa­les: la pri­sión per­pe­tua re­vi­sa­ble pa­ra de­li­tos gra­ví­si­mos, el cum­pli­mien­to efec­ti­vo de pe­nas en de­li­tos gra­ves y la crea­ción de la Guar­dia Na­cio­nal.

La idea de los mi­li­ta­res co­la­bo­ran­do se ins­pi­ra­rá bá­si­ca­men­te en el pro­yec­to de ley pre­sen­ta­do en mar­zo de 2016, que plan­tea­ba la crea­ción de ese nue­vo or­ga­nis­mo y sus com­pe­ten­cias. De lo­grar­se una re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal a tra­vés de un ple­bis­ci­to y que se cree la Guar­dia Na­cio­nal, de­be­rá rea­li­zar to­das las ac­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra com­ba­tir el nar­co­trá­fi­co, en coor­di­na­ción con el Mi­nis­te­rio del In­te­rior.

A su vez, ten­drá que ac­tuar jun­to con la Po­li­cía en la lu­cha con­tra to­das las ma­ni­fes­ta­cio­nes del cri­men or­ga­ni­za­do y par­ti­ci­par en la pre­ven­ción, di­sua­sión y even­tual re­pre­sión del de­li­to en las zo­nas con ín­di­ces de­lic­ti­vos al­tos. Pa­ra eso, de­be­rá coor­di­nar ac­cio­nes con la Po­li­cía en ope­ra­ti­vos es­pe­cia­les.

El pro­yec­to de 2016 agre­ga­ba que la Guar­dia Na­cio­nal “se­rá co­man­da­da por un ofi­cial ge­ne­ral de las Fuer­zas Ar­ma­das se­cun­da­do por un cuer­po de ofi­cia­les y un Es­ta­do Ma­yor” que se­rán ro­ta­dos par­cial o to­tal­men­te ca­da dos años, y el per­so­nal sub­al­terno, que se­rá se­lec­cio­na­do por mi­li­ta­res y no po­drá su­pe­rar los 2.000 efec­ti­vos. (Pro­duc­ción: Na­ta­lia Gold) •

D. BATTISTE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.