La ley de in­sol­ven­cia pa­tro­nal en­fren­ta a em­pre­sa­rios y go­bierno

Em­pre­sa­rios ad­vier­ten que a la lar­ga ge­ne­ra­rá me­nor in­ver­sión

El Observador Fin de Semana - - Actualidad Nacional -

El Parlamento apro­bó es­ta se­ma­na el Fon­do de Ga­ran­tía de cré­di­tos la­bo­ra­les –tam­bién co­no­ci­do co­mo “ley de in­sol­ven­cia pa­tro­nal”–, una ini­cia­ti­va del Po­der Eje­cu­ti­vo cu­yo ob­je­ti­vo es ase­gu­rar que los tra­ba­ja­do­res co­bren las deu­das cuan­do quie­bran las em­pre­sas.

El fon­do se fi­nan­cia­rá con un 0,025% de los apor­tes de los em­pre­sa­rios a la se­gu­ri­dad so­cial.

La ini­cia­ti­va – que era una de las prio­ri­da­des del mi­nis­tro de Tra­ba­jo y Se­gu­ri­dad So­cial, Er­nes­to Mu­rro– con­tó con el res­pal­do del PIT- CNT y fue re­cha­za­da por las cá­ma­ras em­pre­sa­ria­les, por con­si­de­rar que crea “inequi­dad” ya que mu­chos de­be­rán pa­gar por una “mi­no­ría in­cum­pli­do­ra”.

Du­ran­te la dis­cu­sión en el Se­na­do, el miem­bro in­for­man­te por el Fren­te Am­plio, el se­na­dor co­mu­nis­ta Juan Cas­ti­llo, de­fen­dió la ini­cia­ti­va des­ta­can­do que por pri­me­ra vez se crea­ba una ins­ti­tu­ción “cu­ya fi­na­li­dad es ex­clu­si­va­men­te la de la ga­ran­tía sa­la­rial”.

“Po­dría­mos pen­sar que en de­fi­ni­ti­va el fon­do de ga­ran­tía pue­de lle­gar a con­ver­tir­se en un buen ins­tru­men­to pa­ra ele­var el bie­nes­tar so­cial me­dian­te la re­dis­tri­bu­ción de la ren­ta ba­sa­da en la so­li­da­ri­dad en­tre em­plea­do­res y tra­ba­ja­do­res”, se­ña­ló.

El Ban­co de Pre­vi­sión So­cial

(BPS) se­rá el en­car­ga­do de ad­mi­nis­trar el fon­do, que com­pren­de úni­ca­men­te a los tra­ba­ja­do­res del sec­tor pri­va­do. El lí­mi­te má­xi­mo de los cré­di­tos la­bo­ra­les es­tá fi­ja­do en 105 mil uni­da­des in­de­xa­das (más de $ 400 mil).

El fon­do se des­ti­na­rá a cu­brir los suel­dos ge­ne­ra­dos en los seis me­ses in­me­dia­tos al úl­ti­mo sa­la­rio co­bra­do, las li­cen­cias y agui­nal­dos ge­ne­ra­dos en los dos úl­ti­mos años, y la in­dem­ni­za­ción por des­pi­do, se­ña­la el pro­yec­to. Ade­más, le con­fie­re al BPS la fa-

cul­tad de re­mi­tir a la Jus­ti­cia pe­nal “aque­llas ac­tua­cio­nes de las que re­sul­te una pre­sun­ción de frau­de”.

El tex­to per­mi­te al Po­der Eje­cu­ti­vo re­du­cir la ta­sa de apor­tes de los em­pre­sa­rios e in­clu­so sus­pen­der­la, en ca­so de que el fon­do de ga­ran­tía cuen­te con los “re­cur­sos su­fi­cien­tes” co­mo pa­ra cum­plir con las pres­ta­cio­nes es­ta­ble­ci­das por la ley. En ca­so con­tra­rio, el Es­ta­do po­drá pa­sar a in­te­grar el fon­do a “efec­tos de man­te­ner la co­ber­tu­ra del ries­go de in­sol­ven-

cia pa­tro­nal” has­ta que se con­si­gan los re­cur­sos su­fi­cien­tes.

A fa­vor y en con­tra

En diá­lo­go con El Ob­ser­va­dor, el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de In­dus­trias, Ga­briel Mu­ra­ra, di­jo que con es­ta ley “se pien­sa que se ha­ce un be­ne­fi­cio al em­pleo y al país, pe­ro a la lar­ga ge­ne­ra me­nos in­ver­sión. ¿Quién va a ve­nir acá con las le­yes nue­vas, más las vie­jas que per­mi­ten ocu­pa­cio­nes? No hay de­fen­sa de la pro­duc­ción, los em­pre­sa­rios tie­nen pun­tos más atrac­ti­vos que in­ver­tir en Uru­guay. Con to­das las le­yes que es­ta­mos vo­tan­do se co­rre la in­ver­sión tan­to ex­tran­je­ra co­mo na­cio­nal”.

Mu­rro de­fen­dió la ley an­te el Parlamento du­ran­te una com­pa­re­cen­cia an­te la Co­mi­sión de Le­gis­la­ción del Tra­ba­jo, en la que di­jo que los paí­ses desa­rro­lla­dos te­nían “es­tos fon­dos de ga­ran­tías la­bo­ra­les an­te la in­sol­ven­cia pa­tro­nal”, al­go que fue re­cha­za­do por Mu­ra­ra, quien se­ña­ló que la ley “en ge­ne­ral en el mun­do no exis­te”.

“Se ha de­tec­ta­do, por to­da la doc­tri­na ju­rí­di­ca la­bo­ra­lis­ta del Uru­guay, la ca­ren­cia que te­ne­mos en ese as­pec­to. Es­to es par­te de se­guir avan­zan­do, co­mo lo ha he­cho Uru­guay his­tó­ri­ca­men­te y co­mo lo he­mos pro­fun­di­za­do en los úl­ti­mos años, en la pro­tec­ción del tra­ba­jo, con­for­me a lo es­ta­ble­ce en el ar­tícu­lo 53 de la Cons­ti­tu­ción”, di­jo el mi­nis­tro me­ses atrás.

La Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción tam­bién re­cha­zó el pro­yec­to y an­te los le­gis­la­do­res, el abo­ga­do Ig­na­cio Cas­ti­glio­ni ad­vir­tió que es­ta ley se su­per­po­nía con la de con­cur­sos, la cual tie­ne el “co­me­ti­do es­pe­cí­fi­co de reor­de­nar o de ha­cer un cie­rre pro­li­jo de las em­pre­sas y una aten­ción pun­tual de los cré­di­tos la­bo­ra­les. Aho­ra, en el mo­men­to de ope­rar la ley se va a op­tar por pro­ce­der a tra­vés del fon­do crea­do”, di­jo.

En dipu­tados, uno de los prin­ci­pa­les crí­ti­cos del pro­yec­to fue el le­gis­la­dor del Par­ti­do Na­cio­nal, Ro­dri­go Go­ñi, quien con­si­de­ró que el fon­do era una “ma­la so­lu­ción” ya que des­aten­día a las em­pre­sas, las cua­les son la “fuen­te de tra­ba­jo”. “Es­te pro­yec­to, ha des­aten­di­do, na­da más y na­da me­nos, que a una bue­na par­te de las em­pre­sas que pue­den es­tar en in­sol­ven­cia pro­vi­so­ria”, sen­ten­ció Go­ñi. l

I.GUIMARAENS

El Parlamento apro­bó la ley y el BPS ad­mi­nis­tra­rá el fon­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.