Pe­li­gro de ex­tin­ción

El Observador Fin de Semana - - Tema -

re­le­ga­do a Ro­cha en cier­ta es­ta­ción. Los bu­tiás fres­cos se pue­den en­con­trar du­ran­te dos me­ses y po­qui­to. Sin em­bar­go, tie­ne enor­mes po­si­bi­li­da­des por­que se pue­de con­ge­lar y que­da muy bien rom­pien­do esa es­ta­cio­na­li­dad”, ex­pli­có la em­pren­de­do­ra.

En pag­ni­fi­ca­dos la ofer­ta abar­ca pa­nes, bu­di­nes, ga­lle­tas, gri­si­nes y al­fa­jo­res a ba­se de la fi­bra del bu­tiá, que pre­vio a las in­ves­ti­ga­cio­nes desa­rro­lla­das por el LATU no era ex­plo­ta­da apro­pia­da­men­te.

Otra des­ta­ca­da ini­cia­ti­va que es in­sig­nia en el tra­ba­jo en pro­duc­tos de­ri­va­dos del bu­tiá es la Coo­pe­ra­ti­va de Pro­duc­ción del Pal­mar, for­ma­da por ar­te­sa­nas que co­mer­cia­li­zan sus pro­duc­tos ba­jo la mar­ca El Bro­cal en Cas­ti­llos. Una de las ocho ar­te­sa­nas per­te­ne­cien­te a es­ta coo­pe­ra­ti­va, Ro­sa Mar­tí­nez, di­jo a que la pro­duc­ción en ge­ne­ral au­men­ta cuan­do se par­ti­ci­pa en even­tos en Mon­te­vi­deo, co­mo la Ex­po Pra­do o en la fe­ria de “Ro­cha se mues­tra” en el atrio de la In­ten­den­cia de Mon­te­vi­deo. Se­gún co­men­tó En Uru­guay se en­cuen­tra ac­tual­men­te la ma­yor ex­ten­sión de pal­ma­res de bu­tiá y, por en­de, el ma­yor nú­me­ro de ejem­pla­res de la es­pe­cie. La dis­tri­bu­ción se con­cen­tra en dos áreas prin­ci­pa­les: los de­no­mi­na­dos pal­ma­res de Cas­ti­llos y el pal­mar de San Luis. La su­per­fi­cie que ocu­pan es­tas co­mu­ni­da­des se en­cuen­tra en el en­torno de las 70 mil hec­tá­reas, pe­ro sin em­bar­go la co­mu­ni­dad del pal­mar es­tá en pe­li­gro de ex­tin­ción. No de la es­pe­cie en sí, sino del al­to gra­do de con­cen­tra­ción de pal­me­ras bu­tiá en la zo­na que do­tan a ese pai­sa­je de un sen­ti­do de uni­ci­dad. An­te el en­ve­je­ci­mien­to del pal­mar don­de la ma­yo­ría de los ejem­pla­res ron­dan los 300 años, la ex­plo­ta­ción ga­na­de­ra (el ga­na­do se co­me las plan­tas jó­ve­nes) y agrí­co­la no per­mi­ten los re­nue­vos de los pal­ma­res. Mar­tí­nez, en la ca­pi­tal se co­mer­cia­li­zan prin­ci­pal­men­te pro­duc­tos co­mo la mer­me­la­da, el vino de bu­tiá, los bom­bo­nes re­lle­nos y el li­cor, mien­tras que en el in­te­rior se con­su­me mu­cho ju­go a ba­se del fru­to. A su vez, se­ña­ló que en­tre enero y fe­bre­ro se ven­den pa­ra Va­li­zas 60 ki­los de pul­pa pa­ra ha­cer he­la­do por­que “es­tá de mo­da el he­la­do de bu­tiá”.

De he­cho, uno de los pro­duc­tos es­tre­lla de la he­la­de­ría Po­pi de La Pa­lo­ma des­de ha­ce al­gu­nos años es di­cha va­rie­dad. El he­la­do se ela­bo­ra a ba­se de una cre­ma blan­ca con pul­pa de bu­tiá ta­mi­za­da, de for­ma tal que la fi­bro­si­dad pro­pia de es­ta fru­ta es ape­nas per­cep­ti­ble. El agre­ga­do de li­cor de bu­tiá acen­túa su sa­bor ca­rac­te­rís­ti­co, que es dul­ce y le­ve­men­te áci­do.

A su vez, con el pro­pó­si­to de am­pliar la ofer­ta de los em­pren­di­mien­tos se ela­bo­ran bom­bo­nes ar­te­sa­na­les, a par­tir de un re­lleno de tex­tu­ra pas­to­sa, con sa­bor y co­lor ca­rac­te­rís­ti­co de bu­tiá, de ma­ne­ra que pue­da ser em­plea­do en for­ma se­gu­ra pa­ra su in­cor­po­ra­ción co­mo re­lleno. l

D. BATTISTE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.