Do­mi­ci­lia­ria pa­ra la­drón de ca­je­ros

El Observador Fin de Semana - - Breves -

Mien­tras cum­plía pri­sión do­mi­ci­lia­ria por una ra­pi­ña que co­me­tió en ju­nio, un hom­bre par­ti­ci­pó jun­to a otros seis del ro­bo de un ca­je­ro au­to­má­ti­co de Re­dB­rou que hi­cie­ron ex­plo­tar el vier­nes pa­sa­do en el ba­rrio Sa­ya­go. La pe­na que la Jus­ti­cia le ha­bía impu­tado no le im­pi­dió sa­lir de su ca­sa pa­ra ha­cer ex­plo­tar el ca­je­ro, in­clu­so pe­se a que usa mu­le­tas por­que en una ra­pi­ña a mi­tad de año un po­li­cía lo ba­leó en una pier­na.

La vio­la­ción de la pe­na que es­ta­ba cum­plien­do y el nue­vo de­li­to tam­po­co fue­ron su­fi­cien­te pa­ra que la Jus­ti­cia le im­pi­die­ra vol­ver a su ca­sa des­pués de que se com- pro­ba­ra que fue uno de los res­pon­sa­bles de la ex­plo­sión del ca­je­ro de Sa­ya­go. Es­te jue­ves, la jue­za Mar­ce­la Var­gas dic­tó arres­to do­mi­ci­lia­rio co­mo me­di­da cau­te­lar mien­tras aguar­da el jui­cio, in­for­mó Su­bra­ya­do y con­fir­mó a El Ob­ser­va­dor el fis­cal del ca­so, Car­los Ne­gro. La de­ci­sión de Var­gas fue con­tra­ria a lo que ha­bía pe­di­do Ne­gro, pa­ra quien el de­lin­cuen­te de­bía cum­plir 120 días de cár­cel.

El hom­bre usa­ba mu­le­tas por la he­ri­da que le ge­ne­ró el dis­pa­ro que re­ci­bió en ju­nio, las lle­vó a una au­dien­cia que se reali­zó es­te sá­ba­do y su de­fen­sa pi­dió que se le hi­cie­ra una pe­ri­cia fo­ren­se pa­ra con­fir­mar que no po­día es­tar en pri­sión. Es­te jue­ves se ana­li­zó el re­sul­ta­do de esa pe­ri­cia y la jue­za ra­ti­fi­có que el hom­bre de­bía ir a su ca­sa con arres­to do­mi­ci­lia­rio.

El fis­cal ape­ló la de­ci­sión de la ma­gis­tra­da. Ne­gro ha­bía di­cho a El Ob­ser­va­dor pre­vio a te­ner el re­sul­ta­do de la pe­ri­cia que “en la ca­sa en don­de fue de­te­ni­do no lle­va­ba las mu­le­tas, así co­mo tam­po­co las te­nía cuan­do ma­ne­ja­ba un au­to con cua­tro ra­pi­ñe­ros”.

Los hom­bres fue­ron de­te­ni­dos lue­go de una per­se­cu­ción con la po­li­cía en la que hu­bo un ti­ro­teo. Cuan­do fue­ron cap­tu­ra­dos, los uni­for­ma­dos en­con­tra­ron en el co­che más de $ 1.500.000 que ha­bían ob­te­ni­do de las ban­de­jas del ca­je­ro au­to­má­ti­co – que no con­ta­ba con el sis­te­ma de en­tin­ta­do– lue­go de la ex­plo­sión. En su mo­men­to, la po­li­cía in­for­mó que ha­bía in­di­cios que se­ña­la­ban que es­tos la­dro­nes ha­bían in­ten­ta­do asal­tar –tam­bién sin éxi­to– el ca­je­ro au­to­má­ti­co de Ban­red ubi­ca­do en la se­de de la Uni­ver­si­dad de la Em­pre­sa de 21 de Se­tiem­bre y Clau­dio Wi­lli­man.

Asi­mis­mo, Ne­gro di­jo que “hay da­tos” que su­gie­ren que es­ta ban­da par­ti­ci­pó en otras ex­plo­sio­nes de ca­je­ros.

D.BATTISTE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.