Váz­quez aler­tó so­bre el “sín­dro­me opo­si­tor”

PRE­SI­DEN­TE. Le pe­gó a la opo­si­ción, a las en­cues­tas y a ana­lis­tas eco­nó­mi­cos

El Observador Fin de Semana - - Portada - SAN­TIA­GO SORAVILLA twit­ter.com/san­ti­so­ra­vi­lla

La re­si­den­cia pre­si­den­cial de Suá­rez y Re­yes fue el lu­gar es­co­gi­do por Ta­ba­ré Váz­quez pa­ra des­pe­dir el año con un asa­do del que par­ti­ci­pa­ron los mi­nis­tros de su ga­bi­ne­te así co­mo los se­na­do­res, dipu­tados ofi­cia­lis­tas y los in­te­gran­tes de la Me­sa Po­lí­ti­ca del Fren­te Am­plio.

El al­muer­zo co­men­zó a las 12.30 del me­dio­día y se ex­ten­dió has­ta prác­ti­ca­men­te las tres de la tar­de. Se­gún su­po El Ob­ser­va­dor, lue­go de co­mer el he­la­do, Lu­cía To­po­lansky to­mó el mi­cró­fono y en­tre ri­sas anun­ció que se­ría la te­lo­ne­ra. La vi­ce­pre­si­den­ta hi­zo un breve dis­cur­so en el que le en­vió un “abra­zo” a to­dos los in­te­gran­tes del go­bierno y dio pa­so al pre­si­den­te, que hi­zo un aná­li­sis po­lí­ti­co de la co­yun­tu­ra na­cio­nal en el que le brin­dó he­rra­mien­tas a sus le­gis­la­do­res pa­ra en­fren­tar lo que lla­mó el “sín­dro­me opo­si­tor”.

Váz­quez di­jo que es­te sín­dro­me, que for­ma par­te de la “es­tra­te­gia” de la opo­si­ción, es­ta­ba cons­ti­tui­do por tres ele­men­tos: el “to­do es­tá mal”, el “pe­ris­mo” y el “en­chas­tre”, que si eran des­ci­fra­dos en “pro­fun­di­dad” per­mi­ti­rían “una ca­pa­ci­dad de res­pues­ta mu­cho más fuer­te”.

So­bre el pri­mer ele­men­to, el pre­si­den­te di­jo que “cual­quie­ra” fue­se la po­si­ción del go­bierno o del Fren­te Am­plio, pa­ra la opo­si­ción “en prin­ci­pio ya es­tá mal” y pu­so co­mo ejem­plo el de­cre­to que prohi­bió las ca­rre­ras de pe­rros. “Si se to­ma una re­so­lu­ción, por ejem­plo las ca­rre­ras de los pe­rros es­tá mal, pe­ro si no se to­ma tam­bién es­tá mal. Ese es el man­da­to es­tra­té­gi­co que vie­ne desa­rro­llan­do la de­re­cha y creo que ca­da uno de

us­te­des lo ha vi­vi­do y ex­pe­ri­men­ta­do”, se­ña­ló.

El se­gun­do ele­men­to de es­ta “tría­da” -el “pe­ris­mo”- era uti­li­za­do con la “ima­gen del es­pe­jo”, di­jo Váz­quez. El man­da­ta­rio se di­ri­gió al mi­nis­tro de Eco­no­mía, Da­ni­lo As­to­ri, y di­jo que en Ca­nal 10 ha­bía “al­gu­nos crí­ti­cos eco­nó­mi­cos” que da­ban cá­te­dra de eco­no­mía. Váz­quez di­jo que cuan­do se co­mu­ni­ca una bue­na no­ti­cia del go­bierno en­se­gui­da se po­ne un “pe­ro” con al­go ne­ga­ti­vo mien­tras que, al ha­blar de Ar­gen­ti­na, se co­mu­ni­ca­ba una ma­la no­ti­cia -co­mo por ejem­plo el au­men­to de la in­fla­ción- pe­ro lue­go se se­ña­la­ba los efec­tos po­si­ti­vos de esa si­tua­ción.

En tan­to, el ter­cer ele­men­to que men­cio­nó era el “en­chas­tre”. “Creo que es una ma­ni­fes­ta­ción de im­po­ten­cia. Van a en­chas­trar a to­dos, con el te­ma de la co­rrup­ción, to­dos son igua­les y si no tie­nen ele­men­tos lo van a in­ven­tar”, sos­tu­vo.

Lue­go de de­ta­llar es­ta “tría­da”, Váz­quez dio las dos “res­pues­tas” que creía que te­nía que dar el ofi-

cia­lis­mo. El man­da­ta­rio se­ña­ló que de­bían ser “in­te­li­gen­tes” y que en el Fren­te Am­plio ha­bía “ma­te­ria gris co­mo pa­ra po­der pre­pa­rar y dar una ba­ta­lla”.

“El uru­gua­yo es un pue­blo muy in­te­li­gen­te, y sa­be cap­tar es­tas di­fe­ren­cias. No es un pue­blo ton­to, no lo pue­den lle­var de las na­ri­ces con to­das es­tas co­sas co­mo pre­ten­de lle­var­nos la de­re­cha. No po­de­mos po­ner­nos en la mis­ma si­tua­ción de la de­re­cha, te­ne­mos que po­ner­nos en una po­si­ción in­te­li­gen­te”, agre­gó.

Se­gún Váz­quez, la se­gun­da res­pues­ta era el “con­tac­to ca­ra a ca­ra”. El pre­si­den­te se­ña­ló que el Fren­te Am­plio no le ga­nó “a la de­re­cha a tra­vés de los me­dios de in­for­ma­ción” sino que lle­gó al go­bierno por el “con­tac­to di­rec­to”. Por es­ta ra­zón, ani­mó a to­dos a “ha­blar con la gen­te” y ex­pli­car­les con ar­gu­men­tos que no es­tá “to­do mal”.

A con­ti­nua­ción, Váz­quez in­vi­tó a los le­gis­la­do­res a re­co­rrer el país y “po­ner en mar­cha la ma­qui­na­ria del FA, acei­tán­do­la e im­pul­sán- do­la”. “Cuan­do es­ta ma­qui­na­ria co­mien­ce a an­dar se ter­mi­na cual­quier otra dis­cu­sión de quién va a ser el pró­xi­mo go­bierno na­cio­nal. Es­toy con­ven­ci­do que el FA ga­na el cuar­to go­bierno”, sen­ten­ció.

En­cues­tas

El pre­si­den­te tam­bién de­di­có unos mi­nu­tos a ha­blar de las en­cues­tas y se re­fi­rió es­pe­cí­fi­ca­men­te a una, la de Equi­pos, pre­sen­ta­da días atrás en Ca­nal 10.

“Co­mo lo di­go acá lo di­go en cual­quier la­do así que no ten­go pro­ble­mas. Te­nía con­tra­to (con Equi­pos) pe­ro yo no que­ría te­ner una con­sul­to­ra y dí las ins­truc­cio­nes pa­ra que lue­go del 15 de di­ciem­bre es­ta con­sul­to­ra no si­guie­ra. El 17 de di­ciem­bre me ba­jó 5 pun­tos (la apro­ba­ción). ¡Qué ca­sua­li­dad!”, afir­mó.

“Fue la mis­ma que di­jo en la úl­ti­ma cam­pa­ña elec­to­ral -cuan­do yo de­cía que ga­ná­ba­mos con ma­yo­ría par­la­men­ta­ria- que te­nía­mos 39%. Y en una ex­po­si­ción que hi­zo en un in­for­ma­ti­vo de Ca­nal 10, lo es­cu­ché al se­ñor Zuas­na­bar muy suel­to de cuer­po de­cir que por aho­ra el FA tie­ne el 30% pe­ro si su­ma­mos al PN que es­tá ahí al la­do y al Par­ti­do Co­lo­ra­do que con San­gui­net­ti vie­ne su­bien­do tie­nen el 44%”, agre­gó y se re­fi­rió a que no ha­bía evi­den­cia empírica que de­mos­tra­ra que se su­ma­ran am­bos par­ti­dos.

“Eso es pa­ra tra­ba­jar so­bre el sub­cons­cien­te co­lec­ti­vo, en psi­co­lo­gía se es­tu­dia es­te fe­nó­meno. Se pue­de tra­ba­jar so­bre el sub­cons­cien­te co­lec­ti­vo y ge­ne­rar de­ter­mi­na­da ima­gen a par­tir de un pun­to de par­ti­da de una pre­mi­sa fal­sa. Y lo que di­jo el se­ñor Zuas­na­bar es fal­so. Fal­so de to­da fal­se­dad y se pue­de de­mos­trar muy fá­cil­men­te: nun­ca se pu­do me­dir si vo­ta­ban jun­tos los blan­cos o los co­lo­ra­dos has­ta que apa­re­ció el ba­lo­ta­je”, agre­gó.

El man­da­ta­rio con­ti­nuó el ra­zo­na­mien­to re­cor­dan­do la elec­ción en la que ga­nó Mu­ji­ca y la úl­ti­ma con­tien­da elec­to­ral. “Ga­na­mos al Par­ti­do Na­cio­nal por 8 pun­tos” en pri­me­ra vuel­ta “y en la se­gun­da vuel­ta le ga­na­mos por 13 pun­tos”.

“¿Dón­de es­tá que vo­tan jun­tos? Pe­ro sin em­bar­go lo uti­li­zan. Lo uti­li­zan pa­ra ge­ne­rar en el sub­cons­cien­te co­lec­ti­vo de que es­to ya es­tá li­qui­da­do que ga­na la opo­si­ción, el Par­ti­do Na­cio­nal y no hay más na­da pa­ra ha­cer. Y se equi­vo­ca la pa­lo­ma, hay mu­cho pa­ra ha­cer y es mu­cho lo que te­ne­mos pa­ra ha­cer”.

“Van a en­chas­trar a to­dos, con el te­ma de la co­rrup­ción, to­dos son igua­les y si no tie­nen ele­men­tos lo van a in­ven­tar”

“Hay otros proyectos co­mo el de la de­re­cha neo­li­be­ral, el cual ya es­tá apli­cán­do­se en Ar­gen­ti­na y Bra­sil”

Neo­li­be­ra­les

En el cie­rre de su dis­cur­so, Váz­quez di­jo que la uni­dad era el “ele­men­to fun­da­men­tal” pa­ra sa­lir ade­lan­te y se­ña­ló que “si el si­glo XX fue el si­glo del batllis­mo, el si­glo XXI va a ser del fren­team­plis­mo” por­que no hay “otro pro­yec­to po­lí­ti­co me­jor”. El man­da­ta­rio se­ña­ló que hay otros proyectos co­mo el de la “de­re­cha, neo­li­be­ral”, el cual “ya es­tá apli­cán­do­se en Ar­gen­ti­na y Bra­sil”.

“En Bra­sil se va apli­car se­gu­ra­men­te, creo, yo no sé, va­mos a es­pe­rar los re­sul­ta­dos. Si es­tos ar­gu­men­tos son po­co pa­ra con­ven­cer a nues­tra gen­te, yo me pre­gun­to qué otros ar­gu­men­tos hay que ma­ne­jar” , agre­gó.

Y el pre­si­den­te cul­mi­nó: “Esas son las he­rra­mien­tas con las que le va­mos a ga­nar a la de­re­cha” . l

PRE­SI­DEN­CIA

El Fren­te Am­plio co­mien­za a de­fi­nir su des­tino elec­to­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.