La UE en bus­ca de una sa­li­da pa­ra la cri­sis de la in­mi­gra­ción

CUM­BRE. Bél­gi­ca fue se­de de un en­cuen­tro pre­vio al Con­se­jo Eu­ro­peo que tra­ta­rá el te­ma de la li­bre cir­cu­la­ción

El Observador - - INTERNACIO­NAL -

En una reunión jun­to a la ma­yo­ría de sus pa­res eu­ro­peos, los man­da­ta­rios de Francia, Ale­ma­nia e Ita­lia es­bo­za­ron es­te do­min­go sus pla­nes pa­ra en­fren­tar la cri­sis po­lí­ti­ca sur­gi­da en torno a la in­mi­gra­ción. De no lle­gar a una so­lu­ción, mu­chos opi­nan que po­dría pe­li­grar, in­clu­so, el es­pa­cio de li­bre cir­cu­la­ción eu­ro­peo.

“Si que­re­mos sal­var la li­bre cir­cu­la­ción den­tro del es­pa­cio Schen­gen, [de­be­mos] ve­lar por un con­trol real, es­tric­to de las fron­te­ras ex­te­rio­res de la Unión Eu­ro­pea (UE)”, sub­ra­yó el pri­mer mi­nis­tro bel­ga, Char­les Mi­chel, a su lle­ga­da a una reunión de ur­gen­cia con 15 de sus pa­res en la se­de de la Co­mi­sión Eu­ro­pea.

La reunión, pre­via a una cum­bre eu­ro­pea el pró­xi­mo jue­ves y vier­nes en Bru­se­las, lle­ga en un con­tex­to de ten­sión con Ita­lia, que re­cha­zó el des­em­bar­co de un nue­vo navío con mi­gran­tes so­co­rri­dos en el mar a bor­do, el “Li­fe­li­ne”, así co­mo el “Open Arms”.

Des­pués de los di­chos del mi­nis­tro ita­liano del In­te­rior, Mat­teo Sal­vi­ni, quien cri­ti­có la “arro­gan­cia fran­ce­sa” en la cues­tión mi­gra­to­ria, el pre­si­den­te fran­cés, Em­ma­nuel Ma­cron, res­pon­dió es­te do­min­go que su país “no tie­ne que re­ci­bir lec­cio­nes de na­die”.

Con la lle­ga­da de mi­gran­tes por mar en fran­co re­tro­ce­so des­de el to­pe de un mi­llón de 2015, los eu­ro­peos abo­gan en con­jun­to por au­men­tar la pro­tec­ción de sus fron­te­ras, pe­ro si­guen sin po­ner­se de acuer­do so­bre la di­vi­si­va cues­tión de su aco­gi­da den­tro del blo­que.

An­te la fal­ta de con­sen­so, los man­da­ta­rios de Francia y Ale­ma­nia, Ma­cron y An­ge­la Mer­kel, ex­pre­sa­ron es­te do­min­go su vo­lun­tad de avan­zar con­jun­ta­men­te con va­rios paí­ses, es­pe­cial­men­te pa­ra fre­nar los co­no­ci­dos co­mo “mo­vi­mien­tos se­cun­da­rios” de mi­gran­tes.

Es­te fe­nó­meno pu­so en un aprie­to a la can­ci­ller Mer­kel, aban­de­ra­da de la po­lí­ti­ca de aco­gi­da en 2015 y cu­yos so­cios de coa­li­ción po­lí­ti­ca ame­na­zan, si no hay una so­lu­ción eu­ro­pea, con re­cha­zar en la fron­te­ra a los so­li­ci­tan­tes de asi­lo pro­ce­den­tes de otros paí­ses de la UE gra­cias a la li­bre cir­cu­la­ción eu­ro­pea.

El ob­je­ti­vo ini­cial de la reunión en Bru­se­las era “ayu­dar a Mer­kel”, mos­tran­do a sus so­cios que la UE po­nía fin a los “mo­vi­mien­tos se­cun­da­rios” de mi­gran­tes, se­gún una fuen­te di­plo­má­ti­ca.

La can­ci­ller ale­ma­na de­fen­dió en un pri­mer mo­men­to el tra­ba­jo en­tre va­rios so­cios –“có­mo po­de­mos ayu­dar­nos unos a otros”– mien­tras se in­ten­ta “lo­grar una ba­se eu­ro­pea co­mún”.

“El tra­ba­jo irá más allá en los pró­xi­mos días”, lo de es­te do­min­go “es un pri­mer in­ter­cam­bio, na­da más y na­da me­nos”, agre­gó Mer­kel.

“[De­be­mos] ve­lar por un con­trol real, es­tric­to, de las fron­te­ras ex­te­rio­res de la Unión Eu­ro­pea” Char­les Mi­chel

PRI­MER MI­NIS­TRO BEL­GA

“El tra­ba­jo irá más allá en los pró­xi­mos días”, es­te do­min­go “es un pri­mer in­ter­cam­bio, na­da más y na­da me­nos”

An­ge­la Mer­kel

CAN­CI­LLER ALE­MA­NA

Ita­lia tie­ne un plan

Más al Sur, en un con­ti­nen­te don­de las fuer­zas eu­ro­es­cép­ti­cas y ul­tra­de­re­chis­tas pro­gre­san, los paí­ses del Me­di­te­rrá­neo, es­pe­cial­men­te Ita­lia, ur­gen a una ma­yor so­li­da­ri­dad eu­ro­pea pa­ra re­par­tir­se los mi­gran­tes que lle­gan a sus cos­tas y pa­ra fre­nar las lle­ga­das por mar.

Res­pec­to al se­gun­do pun­to, los man­da­ta­rios lle­ga­ron con va­rias pro­pues­tas ba­jo el bra­zo, co­mo la fran­co-ale­ma­na, de crear “cen­tros ce­rra­dos” en la UE, don­de se se­lec­cio­na­rían los can­di­da­tos po­ten­cia­les al asi­lo de los con­si­de­ra­dos co­mo mi­gran­tes eco­nó­mi­cos.

“Se­rían cen­tros con­tro­la­dos”, don­de se res­pe­ta­rían “los de­re­chos hu­ma­nos” me­dian­te una “po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria con­tro­la­da, res­pon­sa­ble, que tam­bién ha­ga fren­te a la reali­dad que te­ne­mos en el con­jun­to de la UE”, ex­pli­có el pre­si­den­te del go­bierno es­pa­ñol, Pe­dro Sán­chez, a su lle­ga­da a la reunión.

Ita­lia, di­ri­gi­da ac­tual­men­te por una coa­li­ción con ul­tra­de­re­chis­tas y a cu­yas cos­tas lle­ga­ron ca­si 500.000 mi­gran­tes des­de 2015, se pre­sen­tó con un plan de diez pun­tos: la “Es­tra­te­gia Eu­ro­pea Mul­ti­ni­vel pa­ra la Mi­gra­ción”.

Pa­ra lo­grar “una po­lí­ti­ca de ges­tión de flu­jos mi­gra­to­rios efi­caz y sos­te­ni­ble”, en pa­la­bras del pri­mer mi­nis­tro ita­liano Giu­sep­pe Con­te, Ro­ma pro­po­ne “su­pe­rar” el Re­gla­men­to de Du­blín, que otor­ga a los paí­ses de en­tra­da de los mi­gran­tes la obli­ga­ción de ges­tio­nar sus so­li­ci­tu­des de asi­lo.

Ita­lia abo­ga por ex­ten­der la “res­pon­sa­bi­li­dad” de la aco­gi­da a los 28 paí­ses de la Unión Eu­ro­pea, por­que “quien des­em­bar­ca en Ita­lia, des­em­bar­ca en Eu­ro­pa”, y san­cio­nes con­tra aque­llos paí­ses que no aco­jan “re­fu­gia­dos”, se­gún el do­cu­men­to que pu­do con­sul­tar la AFP.

Es­tas pro­pues­tas cho­can prin­ci­pal­men­te con los paí­ses del gru­po de Vi­se­gra­do (Po­lo­nia, Hun­gría, Es­lo­va­quia y Re­pú­bli­ca Che­ca), que no par­ti­ci­pa­ron en la reunión.

Los dos primeros se ne­ga­ron a aco­ger a re­fu­gia­dos en el mar­co del re­par­to ex­cep­cio­nal de dos años adop­ta­do en sep­tiem­bre de

2015.

Otras de las pro­pues­tas plan­tea­das por dis­tin­tos man­da­ta­rios es la crea­ción de una es­pe­cie cen­tros en paí­ses de fue­ra de la UE, co­mo Túnez o Ní­ger, des­de don­de ges­tio­nar las so­li­ci­tu­des de asi­lo de los mi­gran­tes y evi­tar que es­tos se em­bar­quen en una peligrosa tra­ve­sía.

Pa­ra aque­llos que op­ten de to­das for­mas por cru­zar el Me­di­te­rrá­neo, don­de per­die­ron la vi­da o desapareci­eron des­de 2015 unas

13.000 per­so­nas se­gún Acnur, la UE es­tu­dia ade­más crear “pla­ta­for­mas re­gio­na­les de des­em­bar­co” en paí­ses del nor­te de Áfri­ca pa­ra los bu­ques so­co­rri­dos en el mar.

El as­pec­to ex­te­rior de la mi­gra­ción, que in­clu­ye la de­vo­lu­ción a sus paí­ses de ori­gen de quie­nes no ob­ten­gan pro­tec­ción, se im­po­ne así a la re­for­ma de la po­lí­ti­ca de asi­lo, to­da­vía sin so­lu­ción y que de­bía ser ob­je­to ini­cial­men­te de la pró­xi­ma cum­bre. (AFP) •

YVES HERMAN - AFP

Re­pre­sen­tan­tes de 16 paí­ses eu­ro­peos se reunie­ron en Bél­gi­ca es­te do­min­go pa­ra tra­tar el te­ma de la in­mi­gra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.