Lí­der de la ba­rra de Bo­ca a Ma­drid

La jue­za ar­gen­ti­na Sabrina Na­mer le abrió las fron­te­ras a Ra­fael Di Zeo que tie­ne va­rios an­te­ce­den­tes por he­chos de vio­len­cia

El Observador - - REFERÍ -

Una jue­za ar­gen­ti­na au­to­ri­zó el miér­co­les a Ra­fael Di Zeo, lí­der de la ba­rra bra­va de Bo­ca Ju­niors a via­jar a Ma­drid, don­de el equi­po xe­nei­ze en­fren­ta­rá el do­min­go a su ar­chi­rri­val Ri­ver Pla­te en la fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res 2018.

El par­ti­do se ju­ga­rá a la ho­ra 16.30 de Uru­guay.

Di Zeo y otros 11 ba­rra­bra­vas tie­nen prohi­bi­da la en­tra­da a las can­chas en Ar­gen­ti­na y tie­nen obli­ga­ción de so­li­ci­tar au­to­ri­za­ción ju­di­cial pa­ra sa­lir el país, lo que ya hi­cie­ron en di­ver­sas oca­sio­nes pa­ra se­guir a Bo­ca.

En fe­bre­ro de 2017, los 12 ba­rras fue­ron acu­sa­dos de ha­ber fa­ci­li­ta­do la fu­ga de otro miem­bro de la ba­rra se­ña­la­do por un se­cues­tro ex­tor­si­vo ocu­rri­do en 2015 y cu­yo au­tor aca­ba de ser con­de­na­do. El en­cu­bri­mien­to es­tá pe­na­do has­ta con seis años de cár­cel.

La jue­za Sabrina Na­mer fue quien dio el vis­to bueno pa­ra que Di Zeo via­ja­ra a Ma­drid, aun­que se des­co­no­ce si po­drá in­gre­sar al es­ta­dio Ber­na­beu de Real Ma­drid, don­de se des­ple­ga­rá un im­por­tan­te ope­ra­ti­vo de se­gu­ri­dad.

El je­fe de “La 12”, co­mo se lla­ma la ba­rra bra­va de Bo­ca, fue fil­ma- do el mar­tes ca­mi­nan­do al fren­te del óm­ni­bus que lle­vó al plan­tel al ae­ro­puer­to, co­mo abrién­do­le el pa­so en­tre los hin­chas que des­pi­die­ron a los ju­ga­do­res en La Bom- bo­ne­ra, pre­vio al vue­lo a Ma­drid.

Di Zeo es­tá tam­bién pro­ce­sa­do co­mo su­pues­to ins­ti­ga­dor de los ho­mi­ci­dios en 2013 de dos miem­bros de la hin­cha­da de Bo­ca, pe­ro de fac­cio­nes en­fren­ta­das.

Ma­drid co­mien­za a que­dar to­do pron­to pa­ra la fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res del do­min­go. La de­le­ga­ción de Bo­ca Ju­niors ate­rri­zó en el ae­ro­puer­to Adol­fo Suá­rez de Ma­drid, Ba­ra­jas con un fuer­te dis­po­si­ti­vo po­li­cial que la con­du­jo al óm­ni­bus que la tras­la­da­rá a su ho­tel de con­cen­tra­ción, al nor­te de la ciu­dad.

Los ba­rra bra­vas de mu­chos clu­bes no so­lo pro­ta­go­ni­zan he­chos de vio­len­cia den­tro de las can­chas, sino que tie­nen en sus ma­nos ju­go­sos ne­go­cios co­mo la re­ven­ta de en­tra­das, el co­bro de es­ta­cio­na­mien­to en las cer­ca­nías de los es­ta­dios y otras for­mas ile­ga­les de re­cau­da­ción a me­nu­do en con­ni­ven­cia con la di­ri­gen­cia y la po­li­cía, se­gún de­nun­cias pe­rio­dís­ti­cas.

Ri­ver y Bo­ca ju­ga­rán el do- min­go en Ma­drid la revancha de la iné­di­ta fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res, lue­go de que el par­ti­do se sus­pen­die­ra el pa­sa­do 24 de no­viem­bre en el es­ta­dio Mo­nu­men­tal por he­chos de vio­len­cia.

Hin­chas de Ri­ver ape­drea­ron el óm­ni­bus con el plan­tel de Bo­ca lo que pro­vo­có he­ri­das a va­rios ju­ga­do­res, en el mar­co de un de­plo­ra­ble ope­ra­ti­vo de se­gu­ri­dad.

Uno de los pre­sun­tos agre­so­res, que no per­te­ne­ce­ría a la ba­rra­bra­va de Ri­ver, fue de­te­ni­do el mar­tes, lue­go de que se lo iden­ti­fi­ca­ra por fo­tos y vi­deos del mo­men­to del ata­que.

El par­ti­do de ida de la fi­nal, ju­ga­do en La Bom­bo­ne­ra el 11 de no­viem­bre, ter­mi­nó con un em­pa­te 2-2 y sin que se pro­du­je­ran in­ci­den­tes.

De­bi­do a la vio­len­cia, des­de 2013 se prohi­bió la pre­sen­cia de pú­bli­co vi­si­tan­te en los par­ti­dos, aun­que eso no ha po­di­do de­te­ner las muer­tes: cua­tro en 2018 y 137 en los úl­ti­mos 20 años, se­gún Sal­ve­mos al Fút­bol.

En Ma­drid co­mien­za a que­dar to­do pron­to pa­ra la fi­nal de la Co­pa.

La de­le­ga­ción de Bo­ca Ju­niors ate­rri­zó en el ae­ro­puer­to Adol­fo Suá­rez de Ma­drid, Ba­ra­jas, y ho­ras más tar­de lo hi­zo el plan­tel de Ri­ver Pla­te.

Un fuer­te dis­po­si­ti­vo po­li­cial ro­deó la lle­ga­da y tras­la­do de am­bos equi­pos. ¿Se ar­ma­rá lío?

L. CA­RRE­ÑO

Di Zeo, el ca­no­so, en el Cen­te­na­rio en 2016 con La 12.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.