Po­lia­mor elec­to­ral

San­gui­net­ti im­pul­sa un acuer­do opo­si­tor pre­vio a oc­tu­bre y No­vick quie­re re­edi­tar la Con­cer­ta­ción; po­li­tó­lo­gos ad­vier­ten di­fi­cul­ta­des para jun­tar­los a to­dos

El Observador - - PORTADA - San­tia­go So­ra­vi­lla @San­tiSo­ra­vi­lla

La opo­si­ción bus­ca des­tro­nar al Fren­te Am­plio a tra­vés de alian­zas pro­gra­má­ti­cas o elec­to­ra­les, pe­ro ana­lis­tas ad­vier­ten que no se­rá fá­cil con­ge­niar las di­fe­ren­tes mues­tras de afec­to po­lí­ti­co

Unión con­cer­ta­da me­dian­te cier­tos ri­tos o for­ma­li­da­des le­ga­les para es­ta­ble­cer y man­te­ner una co­mu­ni­dad de vi­da e in­tere­ses. Es­ta es la de­fi­ni­ción la Real Aca­de­mia Es­pa­ño­la para la pa­la­bra ma­tri­mo­nio. En tan­to, la unión li­bre es una re­la­ción ma­ri­tal que se da sin la ins­ti­tu­ción del ma­tri­mo­nio. Esa di­vi­sión de con­cep­tos pue­de tras­la­dar­se a la si­tua­ción que vi­ve la opo­si­ción po­lí­ti­ca a fal­ta de me­nos de un año para las elec­cio­nes.

Con to­dos los pre­can­di­da­tos prác­ti­ca­men­te de­fi­ni­dos, los par­ti­dos co­mien­zan a de­li­near su es­tra­te­gia y a di­fe­ren­cia de otras elec­cio­nes, al­gu­nos em­pie­zan a mos­trar­se más pro­pen­sos a un “ma­tri­mo­nio” pre­vio mien­tras otros van por la “unión li­bre”. De una for­ma u otra es­ta cues­tión de­la­ta que al­gu­nos ya es­tán pen­san­do en oc­tu­bre o no­viem­bre an­tes que en ju­nio cuan­do la ciu­da­da­nía va­ya a vo­tar por pri­me­ra vez en es­te ci­clo elec­to­ral.

En esa pri­me­ra lí­nea apa­re­ce el ex­pre­si­den­te co­lo­ra­do Ju­lio Ma­ría San­gui­net­ti, cu­ya pro­pues­ta de con­for­mar una coa­li­ción vol­vió a co­brar vi­gen­cia en los úl­ti­mos días, lue­go de que mos­tra­ra sus coin­ci­den­cias con el lí­der del sec­tor To­dos del Par­ti­do Na­cio­nal, Luis La­ca­lle Pou, du­ran­te un en­cuen­tro organizado por el se­ma­na­rio Búsqueda.

Po­li­tó­lo­gos con­sul­ta­dos por El Ob­ser­va­dor se­ña­la­ron que es “bas­tan­te ló­gi­co” que sea San­gui­net­ti el prin­ci­pal im­pul­sor de es­ta coa­li­ción ya que en sus dos pre­si­den­cias con­for­mó coa­li­cio­nes con los blan­cos, aun­que ad­vir­tie­ron que se­rá más di­fí­cil lo­grar in­cor­po­rar a otros par­ti­dos an­tes de la pri­me­ra vuel­ta a rea­li­zar­se en oc­tu­bre.

En diá­lo­go con El Ob­ser­va­dor, San­gui­net­ti jus­ti­fi­có su pro­pues­ta ba­jo el ar­gu­men­to de que “el Fren­te Am­plio es­tá muy des­gas­ta­do”, y que la opo­si­ción “tie­ne que sa­ber ga­nar­le”.

“No es so­lo un te­ma de vo­lun­tad. Sa­ber ga­nar re­quie­re ofre­cer­le al país una al­ter­na­ti­va. Y esa al­ter­na­ti­va hay que cons­truir­la an­tes de la elec­ción. Dar­le a la ciu­da­da­nía la cer­te­za de que es­ta­mos en­ten­di­dos. Las di­fe­ren­cias las te­ne­mos, es ló­gi­co, pe­ro se tra­ta de for­ta­le­cer las con­cor­dan­cias”, se­ña­ló.

Ese “ma­tri­mo­nio” que pa­re­ce tá­ci­to en­tre blan­cos y co­lo­ra­dos, pa­sa­ría a ser una “unión li­bre” al in­cor­po­rar­se otros par­ti­dos co­mo La Al­ter­na­ti­va –el Par­ti­do In­de­pen­dien­te y sus alia­dos– y el Par­ti­do de la Gen­te.

Para el ana­lis­ta po­lí­ti­co Mau­ro Ca­sa, la pro­pues­ta “tie­ne sen­ti­do” en el plano teó­ri­co, aun­que en­cuen­tra di­fi­cul­ta­des en la eje­cu­ción prác­ti­ca. “¿Có­mo ha­cés para no com­pe­tir el vo­to con el can­di­da­to del otro par­ti­do?”, se pre­gun­tó y di­jo que “es ra­ro” que San­gui­net­ti, si con­fir­ma su pre­can­di­da­tu­ra, di­ga que no tie­ne in­ten­cio­nes de ga­nar­le a La­ca­lle Pou.

“Me cues­ta creer que un dos ve­ces pre­si­den­te se va­ya a in­mo­lar para que La­ca­lle Pou sea pre­si­den­te. Si fue­ra La­ca­lle Pou me cui­da­ría un po­co”, apun­tó el ana­lis­ta. En tan­to, el po­li­tó­lo­go An­to­nio Car­da­re­llo di­jo que “el pro­ble­ma ma­yor” es­tá en las di­fe­ren­cias en­tre el Par­ti­do de la Gen­te y el Co­lo­ra­do.

La úl­ti­ma en­cues­ta de in­ten­ción de vo­to de la con­sul­to­ra Fac­tum in­cor­po­ró una pre­gun­ta es­pe­cí­fi­ca acer­ca de la pre­dis­po­si­ción a vo­tar a un par­ti­do co­mo la Con­cer­ta­ción (la alian­za en­tre blan­cos y co­lo­ra- dos crea­da para las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les de 2015 a la que lue­go se su­mó Ed­gar­do No­vick).

El tra­ba­jo, di­fun­di­do el miér­co­les en Su­bra­ya­do, se­ña­ló que re­ci­bi­ría 48% de los vo­tos, 17 pun­tos por­cen­tua­les más que el Fren­te Am­plio, que­dan­do al bor­de de la ma­yo­ría par­la­men­ta­ria. En tan­to, la alian­za La Al­ter­na­ti­va, del Par­ti­do In­de­pen­dien­te con los sec­to­res de Es­te­ban Va­len­ti, Fer­nan­do Ama­do y Jo­sé Fran­zi­ni Batlle, al­can­za­ría 9% y la Uni­dad Po­pu­lar, 4%.

No­vick

La re­edi­ción de la Con­cer­ta­ción es una de las as­pi­ra­cio­nes del lí­der del Par­ti­do de la Gen­te, que cons­tan­te­men­te ha se­ña­la­do que la opo­si­ción de­be unir­se en un so­lo blo­que elec­to­ral para sa­car al Fren­te Am­plio del go­bierno. Sin em­bar­go, San­gui­net­ti en su rol de ar­ti­cu­la­dor del “ma­tri­mo­nio” des­con­fía de No­vick aun­que no le cie­rra la puer­ta y en el ho­ri­zon­te vuel­ve a apa­re­cer el he­cho de que le ha­ya “pres­ta­do” los vo­tos al in­ten­den­te de Mon­te­vi­deo y pre­can­di­da­to fren­team­plis­ta Daniel Mar­tí­nez para con­cre­tar par­te del Fondo Ca­pi­tal, lue­go de ha­ber­lo cri­ti­ca­do con du­re­za.

“A No­vick le es­tán apli­can­do el cor­dón sa­ni­ta­rio, es­tá apa­re­cien­do esa idea. No hay mu­chas ga­nas de San­gui­net­ti de acor­dar con No­vick. Tie­ne co­mo una dis­tan­cia per­so­nal, mien­tras que La­ca­lle Pou es­tá más con­ci­lia­dor por­que sa­be que ne­ce­si­ta de to­dos para el ba­lo­ta­je”, opi­nó Ca­sa.

“Creo que hay po­si­bi­li­da­des de en­ten­di­mien­to con No­vick. Te­ne­mos ex­pe­rien­cia en ar­mar coa­li­cio­nes y es­to es un modo de dar­le cer­te­zas a la ciu­da­da­nía. Mi ob­je­ti­vo pri­me­ro es que el Par­ti­do Co­lo­ra­do ten­ga una pre­sen­cia de­ci­si­va en la elec­ción y lue­go tra­ba­jar para el go­bierno de coa­li­ción, cu­ya idea fe­liz­men­te he­mos lo­gra­do ins­ta­lar en la opi­nión pú­bli­ca”, sos­tu­vo San­gui­net­ti.

Di­fi­cul­ta­des

Sin em­bar­go, la idea de que el fren­te opo­si­tor una fuer­zas se em­pe­zó a re­pe­tir por lo alto bas­tan­te an­tes que el ex­pre­si­den­te apa­re­cie­ra en la es­ce­na po­lí­ti­ca de nue­vo. Fue­ron los na­cio­na­lis­tas La­ca­lle Pou y Jor­ge La­rra­ña­ga (Alian­za Na­cio­nal) quie­nes en dis­tin­tos ám­bi­tos ma­cha­ca­ron .

Bas­tan­te más ale­ja­da apa­re­ce la po­si­bi­li­dad de que La Al­ter­na­ti­va, li­de­ra­da por Pablo Mie­res, se su­me a es­ta coa­li­ción. El gru­po ha se­ña­la­do su in­ten­ción de com­pe­tir en oc­tu­bre aun­que el pro­pio Mie­res ha re­co­no­ci­do que para no­viem­bre de­be­rá ele­gir a quién apo­ya. En las úl­ti­mas elec­cio­nes el lí­der del Par­ti­do In­de­pen­dien­te dio libertad de ac­ción a sus vo­tan­tes y evi­tó pro­nun­ciar­se por los can­di­da­tos.

“Hay que ver si to­dos los in­te­gran­tes de es­ta alian­za elec­to­ral es­ta­rían dis­pues­tos a dar el pa­so y apo­yar a un go­bierno pre­si­di­do por el Par­ti­do Na­cio­nal. No es­tá cla­ro que Fer­nan­do Ama­do y Es­te­ban Va­len­ti quie­ran acor­dar, aun­que de re­pen­te son los vo­tos que se ne­ce­si­tan para lle­gar a la ma­yo­ría ab­so­lu­ta por lo que su pe­so pa­sa a ser más ele­va­do”, se­ña­ló Car­da­re­llo, mien­tras que Ca­sa di­jo que la coa­li­ción “sí va a po­der con­tar con es­te gru­po po­lí­ti­co para for­mar go­bierno, pe­ro des­pués de las elec­cio­nes”.

Quien tam­bién po­dría es­tar dis­pues­to a con­for­mar una coa­li­ción, se­gún Ca­sa, es el pre­can­di­da­to co­lo­ra­do Er­nes­to Tal­vi, aun­que el ana­lis­ta po­lí­ti­co di­jo que “es­tra­té­gi­ca­men­te” le con­vie­ne se­pa­rar­se de San­gui­net­ti, ya que se pre­sen­ta co­mo la re­no­va­ción co­lo­ra­da.

A fal­ta de 324 días para la elec­ción, la po­si­bi­li­dad de ce­le­brar un “ma­tri­mo­nio” en­tre más de dos par­ti­dos de la opo­si­ción an­tes de oc­tu­bre co­bra fuer­za, aun­que los ana­lis­tas vi­sua­li­zan con ma­yor po­si­bi­li­dad el he­cho de que se man­ten­ga una “unión li­bre” que se cris­ta­li­ce en no­viem­bre.

Sin em­bar­go, la no­ve­dad ra­di­ca en la ra­re­za de ver a un por dos ve­ces ex­pre­si­den­te co­lo­ra­do vol­can­do to­do el pe­so de su fi­gu­ra ha­cia un “pre­pre­si­den­te” blan­co, tal co­mo de­fi­nió San­gui­net­ti al hi­jo de su otro­ra ri­val Luis Al­ber­to La­ca­lle He­rre­ra.

San­gui­net­ti quie­re for­ta­le­cer las con­cor­dan­cias Ana­lis­tas des­con­fían de las ver­da­de­ras ra­zo­nes de los lí­de­res Me cues­ta creer que un dos ve­ces pre­si­den­te se in­mo­le para que La­ca­lle Pou sea pre­si­den­te. Si fue­ra La­ca­lle me cui­da­ría un po­co An­to­nio Car­da­re­llo Po­li­tó­lo­go

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.