CO­YUN­TU­RA. Com­po­nen­tes del en­len­te­ci­mien­to de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca en el pri­mer se­mes­tre.

Cre­ci­mien­to del II tri­mes­tre fren­te al pre­vio, sin fac­to­res es­ta­cio­na­les, fue tan so­lo de 0,2%

El Pais (Uruguay) - Economia y mercado - - PORTADA - Ho­ra­cio Ba­fi­co y Gus­ta­vo Mi­che­lin

Las es­ti­ma­cio­nes del ni­vel de ac­ti­vi­dad al se­gun­do tri­mes­tre del año no mues­tran una caí­da de la eco­no­mía, pe­ro no hay du­das que to­do se en­len­te­ce ca­da vez más. Hay al­gu­nas si­tua­cio­nes que com­pen­san las re­duc­cio­nes, pe­ro ca­da vez más los pro­ble­mas de com­pe­ti­ti­vi­dad es­tán im­pac­tan­do. Se tra­ta de una si­tua­ción com­pli­ca­da, don­de es­tá ame­na­za­do el fu­tu­ro por­que se van de­bi­li­tan­do gra­dual­men­te al­gu­nos pi­la­res del fun­cio­na­mien­to eco­nó­mi­co y la con­fian­za de la gen­te y las em­pre­sas. La pers­pec­ti­va pa­ra los dos pró­xi­mos años es de muy ba­jo cre­ci­mien­to y pro­ble­mas que se acu­mu­lan y vuel­ven más vul­ne­ra­ble a la eco­no­mía a las si­tua­cio­nes ad­ver­sas del ex­te­rior.

El se­gun­do tri­mes­tre del año re­gis­tró un al­za del 2,5% en re­la­ción al mis­mo pe­río­do un año atrás; en el acu­mu­la­do de los úl­ti­mos do­ce me­ses el in­cre­men­to fue del 2,1%. En el grá­fi­co su­pe­rior en el cua­dro ad­jun­to se ilus­tran las ta­sas de va­ria­ción anua­les des­de el 2006, to­man­do co­mo apro­xi­ma­ción del 2018 lo ocu­rri­do has­ta ju­nio. La pe­lí­cu­la de lar­go pla­zo es cla­ra: nue­ve años con ta­sas de cre­ci­mien­to su­pe­rior al 3% anual y el ba­jón pos­te­rior a 2014.

Las pers­pec­ti­vas son de es­tan­ca­mien­to, ya que los even­tos que pue­den em­pu­jar por en­ci­ma del 1% anual de cre­ci­mien­to ca­da vez se ale­jan más y las di­fi­cul­ta­des se agra­van. En es­tos mo­men­tos, Ar­gen­ti­na ge­ne­ra los even­tos pre­do­mi­nan­tes que mar­can el rit­mo que pue­de lo­grar nues­tra eco­no­mía.

In­clu­so, si se ob­ser­va la va­ria­ción del se­gun­do tri­mes­tre com­pa­ra­da con el pri­me­ro co­rri­gien­do los fac­to­res es­ta­cio­na­les, se ob­ser­va que la ta­sa de acuer­do al BCU fue de tan so­lo el 0,2%. En tér­mi­nos anua­les es me­nos del 1%. No ex­tra­ña­ría que el cie­rre del año 2018 ter­mi­ne por de­ba­jo del 1,5%.

El ni­vel del PIB que se ge­ne­ra en nues­tro país se en­cuen­tra en el or­den de US$ 60.500 mi­llo­nes. Va­le la pe­na acla­rar que es­ta me­di­da no es el va­lor de la pro­duc­ción en el pe­río­do, tam­po­co de to­do lo fac­tu­ra­do. Es una me­di­da que ha­ce un ne­to de las com­pras de in­su­mos in­ter­me­dios has­ta que­dar so­la­men­te con el va­lor agre­ga­do por ca­da ac­ti­vi­dad. Es­te va­lor agre­ga­do es el que pa­ga a los fac­to­res de pro­duc­ción co­mo el tra­ba­jo y el ca­pi­tal y los im­pues­tos in­di­rec­tos ne­tos de sub­si­dios.

Cuan­do se mi­ra la va­ria­ción en el se­gun­do tri­mes­tre com­pa­ra­do con el mis­mo pe­río­do del 2017 por sec­to­res de ac­ti­vi­dad, se com­prue­ba que hay dos ne­ga­ti­vos, un es­tan­ca­mien­to y cua­tro con cre­ci­mien­to. Las va­ria­cio­nes ne- ga­ti­vas co­rres­pon­den a la pro­duc­ción pri­ma­ria con una ta­sa de -2,1% y a Elec­tri­ci­dad, Gas y Agua (-4,4%), las dos con in­ci­den­cia de la se­quía. En el pe­río­do ana­li­za­do hay dos ele­men­tos que amor­ti­guan es­te im­pac­to ne­ga­ti­vo: la suba en la fae­na de ga­na­do y en la co­se­cha de ár­bo­les pa­ra la in­dus­tria y la ex­por­ta­ción.

Por el la­do de la de­man­da de ga­na­do pa­ra fae­na, la si­tua­ción de Ar­gen­ti­na con cos­tos en dó­la­res muy ba­jos

2,1%

In­cre­men­to del PIB en los 12 me­ses has­ta ju­nio de 2018

pa­sa a ser un gran pro­ble­ma pa­ra el se­gun­do se­mes­tre del año y po­si­ble­men­te pa­ra to­do el 2019. En la sil­vi­cul­tu­ra, la de­man­da de ma­de­ra por las plan­tas de ce­lu­lo­sa es­tá en el má­xi­mo y so­lo se ob­ser­va­rá un cre­ci­mien­to en es­ca­lón una vez que en­tre en ope­ra­ción una ter­ce­ra plan­ta co­mo la pro­pues­ta por UPM.

La al­ter­na­ti­va de cre­ci­mien­to del sec­tor pri­ma­rio es­tá en lo­grar muy bue­nos ren­di­mien­tos en la pró­xi­ma co­se­cha de so­ja. El pun­to de com­pa­ra­ción con 2018 es muy fa­vo­ra­ble, pe­ro el área a plan­tar se ve­rá ne­ga­ti­va­men­te afec­ta­da por los pro­ble­mas fi­nan­cie­ros de los pro­duc­to­res y por la ba­ja en el pre­cio internacional del pro­duc­to.

En­tre los que apun­ta­lan el cre­ci­mien­to del tri­mes­tre se en­cuen­tra la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra, pe­ro la ta­sa que mues­tra es un tan­to ar­ti­fi­cial por­que la ac­ti­vi­dad de la re­fi­ne­ría de An­cap en los dos pe­río­dos no fue com­pa­ra­ble. Si se ex­clu­ye el cre­ci­mien­to ex­tra­or­di­na­rio por la re­fi­ne­ría de pe­tró­leo la in­dus­tria re­gis­tra una caí­da en el pro­duc­to del -

1,8% tri­mes­tre a tri­mes­tre. La cons­truc­ción mues­tra un au­men­to en la ac­ti­vi­dad

(2,5%), prin­ci­pal­men­te por obras en el de­par­ta­men­to de Mon­te­vi­deo. Co­mer­cio cre­ce

2,3% pe­ro el gran im­pul­so pro­vie­ne de los bie­nes im­por­ta­dos don­de to­da­vía jue­gan un pa­pel muy im­por­tan­te los au­to­mó­vi­les y los bie­nes du­ra­de­ros. Ya hay se­ña­les de que es­te sec­tor en­cuen­tra una si­tua­ción muy di­fe­ren­te en el se­gun­do se­mes­tre, el res­to del co­mer­cio en­fren­ta pro­ble­mas y la ven­ta de au­tos se en­cuen­tra un 20% por de­ba­jo del año pa­sa­do.

El ru­bro que más apor­ta al cre­ci­mien­to es el de trans- por­te y co­mu­ni­ca­cio­nes. Des­de ha­ce­mu­cho­tiem­po, el mo­tor es el ser­vi­cio de trans­mi­sión de da­tos. Es al­go nue­vo y en pleno desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co que cre­ce mu­cho en to­do el mun­do. Si se ana­li­za el PIB en su con­jun­to se ob­ser­va que es­tas va­ria­cio­nes es­tán so­bre­pon­de­ra­das, por­que la me­to­do­lo­gía to­ma una ba­se fi­ja que no re­fle­ja la caí­da en los pre­cios de es­tos ser­vi­cios. Es po­si­ble que el des­vío ha­ya lle­ga­do a un ni­vel en el que la his­to­ria que cuen­tan las es­ta­dís­ti­cas es muy di­fe­ren­te a la reali­dad y esa es una se­ñal inequí­vo­ca de que hay que ac­tua­li­zar los pon­de­ra­do­res del PIB.

Se ob­tie­ne una lec­tu­ra com­ple­men­ta­ria del PIB cuan­do se mi­ran los prin­ci­pa­les com­po­nen­tes de des­tino. El prin­ci­pal es el con­su­mo que se di­vi­de en­tre el go­bierno y el sec­tor pri­va­do. Es­te úl­ti­mo re­gis­tra un cre­ci­mien­to en el tri­mes­tre del 2,5%. En el grá­fi­co del me­dio a la iz­quier­da se ilus­tra la evo­lu­ción de pe­río­dos anua­les mó­vi­les y la ten­den­cia en

2018 es a la ba­ja y muy dis­tan­te de las fuer­tes ta­sas que apor­ta­ron cre­ci­mien­to ex­tra­or­di­na­rio a la eco­no­mía.

En el grá­fi­co de la de­re­cha en la zo­na me­dia del cua­dro, se ilus­tra la evo­lu­ción de las ta­sas de in­ver­sión, otro de los com­po­nen­tes im­por­tan­tes del sec­tor pri­va­do. La reali­dad des­de me­dia­dos del 2015 es que no hay di­na­mis­mo en la in­ver­sión de las em­pre­sas pri­va­das. La úl­ti­ma me­di­ción mues­tra una ta­sa ne­ga­ti­va del

-7,1%. Fal­tan pro­yec­tos por­que fal­tan fun­da­men­tos pa­ra ne­go­cios sus­ten­ta­bles y hay ca­da vez me­nos con­fian­za.

El des­tino del PIB se com­ple­men­ta con las ex­por­ta­cio­nes e im­por­ta­cio­nes de bie­nes y ser­vi­cios, o sea con el re­la­cio­na­mien­to con el ex­te­rior. El grá­fi­co de aba­jo ilus­tra la di­fe­ren­cia en­tre es­tas dos va­ria­bles co­mo por­cen­ta­je del PIB. El va­lor ne­ga­ti­vo im­pli­ca que, del to­tal de des­ti­nos que tie­ne el PIB, una par­te se cu­bre con com­pras ne­tas al ex­te­rior.

Se die­ron mo­men­tos de sal­dos ne­ga­ti­vos muy fuer­tes, jus­to cuan­do la eco­no­mía cre­cía a ta­sas ex­traor­di­na­rias. Aho­ra, en tiem­pos de es­tan­ca­mien­to, el mo­vi­mien­to se sua­vi­za. De to­das for­mas el se­gun­do tri­mes­tre apor­ta una ob­ser­va­ción en el sen­ti­do con­tra­rio y el sal­do ne­ga­ti­vo es más abul­ta­do. Se de­be en par­te a la suba en el pre­cio del pe­tró­leo y a la ba­ja en las ex­por­ta­cio­nes de so­ja en el con­tex­to de se­quía con el que co­men­zó 2018.

Pa­ra el fu­tu­ro, to­das las mi­ra­das es­tán di­ri­gi­das ha­cia Ar­gen­ti­na y có­mo su evo­lu­ción nos co­mien­za a im­pac­tar. Ellos hi­cie­ron un fuer­te ajus­te de pre­cios re­la­ti­vos, en par­ti­cu­lar una ba­ja de sa­la­rios y pre­cios en dó­la­res. Es to­do un te­ma re­la­ti­vo y de man­te­ner­se la bre­cha ac­tual se ge­ne­ra­rán me­nos ex­por­ta­cio­nes y más im­por­ta­cio­nes. El im­pac­to fi­nal se­rá a la ba­ja en el ni­vel de ac­ti­vi­dad y co­mo con­se­cuen­cia, en el em­pleo.

-7,1%

Ta­sa de va­ria­ción de la in­ver­sión en el año mó­vil a ju­nio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.