«Una em­pre­sa B de­be ser ren­ta­ble, no una ONG»

EL VICEPRESIDENTE PA­RA LA RE­GIÓN DE NA­TU­RA DI­CE CÓ­MO SER SUS­TEN­TA­BLE ES UNA VEN­TA­JA COM­PE­TI­TI­VA

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Sustentabilidad - CAR­LOS MANZONI La Na­ción/GDA

Age­nor Leão apren­dió a leer y a es­cri­bir en su casa de la mano de su ma­má, por­que vi­vía en el cam­po, en una re­gión muy po­bre del no­res­te de Bra­sil, y le que­da­ba muy le­jos el co­le­gio. A los 13 años, tu­vo que ir­se a cur­sar Se­cun­da­ria a una ciu­dad más gran­de y, más tar­de, no le que­dó otra que ra­di­car­se en Bahía, úni­co lu­gar a mano don­de es­ta­ba la uni­ver­si­dad en la que se re­ci­bi­ría de in­ge­nie­ro en sis­te­mas. Esa ex­pe­rien­cia le dio al vicepresidente pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca de Na­tu­ra una vi­sión que apli­ca en la com­pa­ñía: «Lo que me sa­có de mi di­fí­cil si­tua­ción fue la edu­ca­ción, por eso quie­ro que sea­mos un agen­te so­cial, que ha­ga cre­cer a las per­so­nas».

El eje­cu­ti­vo, que tra­ba­jó 20 años en Te­le­fó­ni­ca de Bra­sil, un día re­ci­bió una pro­pues­ta de Na­tu­ra. Allí desa­rro­lló un pro­yec­to de e-com­mer­ce, y tras cin­co años en ese rol al­can­zó su pues­to ac­tual en la fir­ma de cos­mé­ti­cos, que se des­ta­ca, en­tre otras co­sas, por ser una em­pre­sa B (con­ju­ga el ne­go­cio con pro­ce­sos ami­ga­bles con el am­bien­te y la so­cie­dad).

—¿Có­mo es­tá el ne­go­cio de Na­tu­ra en Ar­gen­ti­na?

—Nos va muy bien y es la pla­za más gran­de fue­ra de Bra­sil. Lle­ga­mos en 1994, te­ne­mos 641 co­la­bo­ra­do­res ( em­plea­dos), más de 170.000 con­sul­to­ras y una ven­ta di­gi­tal que in­vo­lu­cra a 23.000 con­sul­to­ras. Cree­mos mu­cho en el ne­go­cio de Na­tu­ra, por­que es­tá enfocado en las per­so­nas. Es una gran red so­cial que in­vo­lu­cra a mi­les de per­so­nas que ven­den y com­pran los pro­duc­tos.

—¿Y a ni­vel glo­bal có­mo es­tán?

—Las ga­nan­cias ne­tas con­so­li­da­das de Na­tu­ra & Co se in­cre­men­ta­ron sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te en 2017, al al­can­zar los 670,3 mi­llo­nes de reales ( US$ 197,6 mi­llo­nes), un al­za de 117,5% res­pec­to del año an­te­rior. En el cuar­to tri­mes­tre del año pa­sa­do, las ga­nan­cias ne­tas re­por­ta­das au­men­ta­ron 23% en com­pa­ra­ción con el mis­mo pe­río­do de 2017, y fue­ron de 256,8 mi­llo­nes de reales ( US$ 75,51 mi­llo­nes).

—Na­tu­ra es una em­pre­sa B, ¿es ren­ta­ble eco­nó­mi­ca­men­te ser una com­pa­ñía de es­te ti­po?

—Sí. No­so­tros mi­ra­mos siem­pre los tres pi­la­res y cree­mos que, si los pro­duc­tos sus­ten­ta­bles no son ren­ta­bles, el pro­ble­ma es nues­tro. Una em­pre­sa B no so­lo de­be ser sus­ten­ta­ble, sino que tam­bién tie­ne que ser ren­ta­ble pa­ra so­bre­vi­vir y cre­cer. No es una ONG. Na­tu­ra em­pe­zó a tra­ba­jar los te­mas de sus­ten­ta­bi­li­dad sin el en­fo­que de que eso sea un ins­tru­men­to de mar­ke­ting.

—Co­mo em­pre­sa B, ¿qué nue­vos desafíos tie­nen?

—Ha­ce unos años hi­ci­mos un com­pro­mi­so pa­ra la sus­ten­ta­bi­li­dad con metas a 2050. Hoy so­mos car­bón neu­tro, pe­ro que­re­mos ha­cer más co­sas con los re­si­duos. Cree­mos que es po­si­ble te­ner una em­pre­sa sos­te­ni­ble des­de lo eco­nó­mi­co que tam­bién ge­ne­ra va­lor a la so­cie­dad y al­me­dio am­bien­te.

— ¿ Eso no les qui­ta ven­ta­jas res­pec­to de sus com­pe­ti­do­res?

—No, por el con­tra­rio. Las per­so­nas ca­da vez más bus­can en­ten­der de dón­de vie­nen los pro­duc­tos que con­su­men, la repu­tación de la em­pre­sa que es­tá de­trás de lo que com­pran. Y eso es una ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va, si po­de­mos tra­ba­jar y ha­cer las co­sas co­mo las ha­ce­mos.

—Com­pra­ron The Body Shop. ¿Van a ha­cer al­gu­na nue­va ad­qui­si­ción?

—De mo­men­to, no. Es­ta­mos en mo­men­tos de con­so­li­da­ción del gru­po. Ha­ce cua­tro años com­pra­mos una fir­ma aus­tra­lia­na y des­pués de la com­pra de The Body Shop em­pe­za­mos a con­for­mar­nos co­mo gru­po. The Body Shop y Na­tu­ra son mar­cas que desa­rro­llan sus pro­duc­tos con in­su­mos de la na­tu­ra­le­za, tra­ba­ja­dos con las co­mu­ni­da­des a tra­vés de un mo­de­lo jus­to de co­mer­cio. The Body Shop abre una po­si­bi­li­dad de ex­pan­sión in­men­sa, por­que es­tá en 69 paí­ses, con 3.200 tien­das, y a tra­vés de eso es más fá­cil lle­var a Na­tu­ra a otros paí­ses.

Hoy «las per­so­nas bus­can en­ten­der de dón­de vie­ne lo que con­su­men»

—En el ca­so de las con­sul­to­ras, ¿hay un ADN en ca­da país que las di­fe­ren­cia de las del res­to de la re­gión?

— Nues­tra ex­pan­sión in­ter­na­cio­nal se dio mu­cho a tra­vés de en­ten­der el mer­ca­do al que va­mos. Creo que ca­da lu­gar tie­ne su esen­cia y sen­ti­mos que hay un Na­tu­ra en ca­da país. In­clu­so in­ver­ti­mos muy fuer­te en la edu­ca­ción. Por eso, de­sa­rro­lla­mos una lí­nea de pro­duc­tos cu­ya fac­tu­ra­ción pa­sa a rein­ver­tir­se en la edu­ca­ción en el país.

«So­mos car­bón neu­tro; que­re­mos ha­cer más con los re­si­duos»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.