«NO CONTAMINAR RE­QUIE­RE MU­CHA VO­LUN­TAD»

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Entrevista - AN­TO­NIO LARRONDA ala­rron­da@el­pais.com.uy

Es­tá en el sec­tor de lim­pie­za y cos­mé­ti­ca des­de ha­ce va­rios años, ¿có­mo fue cam­biar y ha­cer una com­pa­ñía ami­ga­ble con el me­dioam­bien­te? Ven­go de la ac­ti­vi­dad co­mer­cial. Des­de los 19 años tra­ba­jé en di­fe­ren­tes em­pre­sas, pa­sé por Ar­cor, Best Foods, Uni­le­ver y lue­go fui im­por­ta­dor. Por el 2002 ven­día una lí­nea de pro­duc­tos de lim­pie­za im­por­ta­da, pe­ro se com­pli­có ese ne­go­cio y bus­qué quién me ela­bo­ra­ra en Uru­guay, pe­ro no en­con­tré un so­cio que me per­mi­tie­ra es­ta­ble­cer y es­tan­da­ri­zar una ca­li­dad a lar­go pla­zo. En­ton­ces co­men­cé a pen­sar en mi pro­pia em­pre­sa, que ela­bo­ra­ba pro­duc­tos de lim­pie­za y cui­da­do per­so­nal. En 2003, en Las Pie­dras, co­men­cé con la aven­tu­ra de ela­bo­rar pro­duc­tos en lu­gar de im­por­tar­los en el ne­go­cio de sol­ven­tes «ver­des» pa­ra la in­dus­tria, en sus­ti­tu­ción de los de hi­dro­car­bu­ros. En 2008 me aso­cié con un quí­mi­co uru­gua­yo, Leo Vidal, ar­ma­mos un pro­yec­to pa­ra pre­sen­tar­lo en la ANII que tra­ta­ba el desa­rro­llo de sol­ven­tes de los hi­dro­car­bu­ros. Se apro­bó en 2010. Ahí na­ció Glocal Chemical.

¿Por qué sol­ven­tes «ver­des»? Siem­pre nos in­tere­só la in­no­va­ción en sí mis­ma y en aquel mo­men­to lo po­día­mos apli­car en es­te ru­bro. Te­nía­mos que bus­car ni­cho, seg­men­tar, no po­día­mos ir al gran mer­ca­do, por­que ahí las mul­ti­na­cio­na­les se ha­cen muy fuer­tes. Pa­ra te­ner una pro­pues­ta de va­lor con­sis­ten­te ne­ce­si­tá­ba­mos de un ni­cho. En 2012 lan­za­mos nues­tros pri­me­ros pro­duc­tos al mer­ca­do con dos lí­neas, los des­en­gra­san­tes Oran­ge Clea­ner y los sol­ven­tes Green Sol­vent, den­tro del área de ne­go­cios de sol­ven­tes Mer­këll. Al ini­cio nos los re­pre­sen­tó Caba, una de las em­pre­sas de An­cap,

has­ta que se di­sol­vió. Des­de el 2014 jun­to a Caba y An­cap tra­ba­ja­mos en la pues­ta a punto de un nue­vo sis­te­ma de lim­pie­za con los sol­ven­tes eco­ló­gi­cos deMer­këll y en el pa­ra­te de la re­fi­ne­ría de An­cap en 2016 la lim­pie­za se hi­zo con nues­tros sol­ven­tes. En la an­te­rior pau­sa se usa­ron otros sol­ven­tes y el re­sul­ta­do fue­ron 20.000 li­tros de re­si­duos. Cuan­do los pro­duc­tos desa­rro­lla­dos po­rMer­këll se in­cor­po­ra­ron al pro­ce­so de re­fi­na­do de pe­tró­leo (a las naf­tas), ge­ne­ra- ron re­si­duo ce­ro. Pa­ra se­guir en esa lí­nea, en el se­gun­do se­mes­tre de es­te año apli­ca­re­mos pa­ra trans­for­mar­nos en una Em­pre­sa B (N. de R.: em­pre­sa que uti­li­za el po­der del mer­ca­do pa­ra dar so­lu­cio­nes con­cre­tas a pro­ble­mas sociales y am­bien­ta­les).

¿Es in­no­va­ción local?

En esos pro­duc­tos to­do es in­no­va­ción local, pe­ro a las em­pre­sas uru­gua­yas les es di­fí­cil el ac­ce­so a la in­no­va­ción, en­con­trar los téc­ni­cos y man­te­ner­los pa­ra que tra­ba­jen en in­ves­ti­ga­ción. Por ello tam­bién te­ne­mos si­ner­gia con em­pre­sas in­no­va­do­ras de la re­gión, por ejem­plo, con Zan­dei (que ela­bo­ra en­va­ses de bio­plás­ti­cos en ba­se a fi­bra de ca­ña de azú­car) y Na­no­vec­to­res (bra­si­le­ña que desa­rro­lla sis­te­mas de nano y mi­cro­en­cap­su­la­ción de ac­ti­vos). En nues­tro ca­so, te­ne­mos desa­rro­llo pro­pio y nos apo­ya­mos en las em­pre­sas en Bra­sil. Po­de­mos ha­cer el desa­rro­llo y for­mu­la­ción del pro­duc­to. Los ac­ti­vos los trae­mos del ex­te­rior, pe­ro tam­bién adap­ta­mos pro­duc­tos de Bra­sil al mer­ca­do local. Pro­mo­ve­mos el desa­rro­llo sos­te­ni­ble con pac­ka

ging eco­ami­ga­ble y ma­te­rias pri­mas na­tu­ra­les y na­no­tec­no­ló­gi­cas. Nos per­mi­te ha­cer un aba­ni­co de co­sas que de otra for­ma se­ría im­po­si­ble. Por ejem­plo, un re­pe­len­te na­tu­ral te­nía un es­pec­tro de ac- ción muy cor­to, de 15 o 20 mi­nu­tos. Con na­no­tec­no­lo­gía lo­gra­mos que sea de tres ho­ras.

Men­cio­nó que in­no­var en Uru­guay no fá­cil, ¿có­mo lo ha­cen en su em­pre­sa?

In­no­va­cio­nes ra­di­ca­les en Uru­guay no hay. Pue­den dar­se in­no­va­cio­nes in­cre­men­ta­les, cam­biar­le al­go a un pro­duc­to, pe­ro al­go nue­vo es­muy ca­ro y es­tá fue­ra del al­can­ce de las fir­mas lo­ca­les. Mien­tras no en­ten­da­mos que nues­tro­mer­ca­do es la re­gión o elmundo no va­mos a po­der desa­rro­llar co­sas in­tere­san­tes.

Con los años han su­ma­do uni­da­des de ne­go­cio, ¿có­mo se con­for­ma su por­ta­fo­lio?

Los sol­ven­tes ya los te­nía­mos, así que hoy nues­tra prin­ci­pal uni­dad de ne­go­cio apun­ta a apo­yar o apun­ta­lar las em­pre­sas lo­ca­les pa­ra que pue­dan bus­car nue­vos ni­chos de mer­ca­do. El área de pac­ka­ging re­no­va­ble pa­ra cos­mé­ti­ca y cui­da­do per­so­nal co­men­zó en 2015 y en 2017 ven­dió un 60% más que 2016. Es­te año inau­gu­ra­mos el la­bo­ra­to­rio pa­ra pro­duc­ción y en­va­sa­do de cos­mé­ti­ca fi­nal. Nues­tros ser­vi­cios van des­de la co­mu­ni­ca­ción vi­sual del pac­ka­ging, di­se­ño del pro­duc­to que va den­tro —na­tu­ral y con in­no­va­ción na­no­tec­no­ló­gi­ca— e in­clu­so los pue­do en­va­sar y ofre­cer lis­tos pa­ra co­mer­cia­li­zar. En to­tal, he­mos in­ver­ti­do US$ 250.000.

¿Dón­de es­tán sus prin­ci­pa­les in­gre­sos?

Nues­tro ne­go­cio se sus­ten­ta en tres áreas: lí­neas pro­pias de pro­duc­tos (Na­tu­ral Can pa­ra mas­co­tas yMer­këll), pac­ka­ging y, por úl­ti­mo, la ma­te­ria pri­ma in­no­va­do­ra. Un 40% de los in­gre­sos pro­vie­nen de los pro­duc­tos. Otro 40% de en­va­ses y un 20% es ma­te­ria pri­ma, pe­ro es­te úl­ti­mo es don­de más es­pe­ra­mos cre­cer, por­que nues­tros clien­tes son la­bo­ra­to­rios que se de­di­can a pro­duc­tos na­tu­ra­les.

«A las em­pre­sas uru­gua­yas les es di­fí­cil el ac­ce­so a la in­no­va­ción»

«En 2017 es­pe­ra­ba du­pli­car las ven­tas de 2016 y las cua­dru­pli­ca­mos»

Por ejem­plo, la in­no­va­ción que in­cor­po­ra­ron Ho­meo­pa­tía Ale­ma­na y Ma­tías Gon­zá­lez en los úl­ti­mos dos años pro­vie­ne de nues­tra em­pre­sa. La lí­nea Nano Ca­re de Ho­meo­pa­tía Ale­ma­na la de­sa­rro­lla­mos no­so­tros. Ma­tías Gon­zá­lez lan­zó cua­tro pro­duc­tos na­no­tec­no­ló­gi­cos a fi­nes del año pa­sa­do tam­bién desa­rro­lla­dos por no­so­tros. Pa­ra es­te año te­ne­mos otros pro­yec­tos. Nues­tros pro­duc­tos tam­bién se uti­li­zan en cur­tiem­bres, en em­pre­sas que tra­ba­jan con as­fal­to (por­que nues­tros sol­ven­tes se eva­po­ran) y en lim­pie­za en in­dus­tria de ad­he­si­vos, en­tre otros. En es­te ni­cho ten­go unos 15 clien­tes y es­toy cre­cien­do más de lo es­pe­ra­do. Por ejem­plo, en 2017 es­pe­ra­ba du­pli­car las ven­tas con res­pec­to a 2016 y al fi­nal las cua­dru­pli­ca­mos. Le ven­do a una gran diversidad de em­pre­sas y la em­pre­sa cre­ce, en el peor de los ca­sos, un 10% anual.

¿Có­mo fun­cio­na la na­no­tec­no­lo­gía en su in­dus­tria?

La na­no­tec­no­lo­gía es un pro­ce­so de mi­cro­en­cap­su­la­ción que per­mi­te en­vol­ver un ac­ti­vo na­tu­ral, cu­brir­lo, guar­dar­lo, pre­ser­var­lo de la oxi­da­ción, de la par­ti­ci­pa­ción de reac­cio­nes quí­mi­cas du­ran­te el pro­ce­so de for­mu­la­ción. Lo­gra me­jor pe­ne­tra­ción si se lo va a uti­li­zar en me­di­ca­men­tos de uso tó­pi­co, co­mo una cre­ma es­té­ti­ca. Por ejem­plo, si se apli­ca en un pro­duc­to pa­ra el ca­be­llo, po­de­mos has­ta con­tro­lar la car­ga su­per­fi­cial del ac­ti­vo y lo­grar que ten­ga car­ga po­si­ti­va. Co­mo el pe­lo tie­ne car­ga ne­ga­ti­va, se ad­hie­re más. Tam­bién po­de­mos con­tro­lar que lle­gue al neo­cór­tex o pa­sar la epi­der­mis pa­ra tra­tar al­gu­nas en­fer­me­da­des des­de la der­mis. Omez­clar ac­ti­vos yman­te­ner una emul­sión es­ta­ble que en es­ta­do li­bre no po­dría ser po­si­ble por­que reac­cio­na­rían en­tre sí. Se pue­de has­ta con­tro­lar el mo- men­to en que se li­be­ra el ac­ti­vo, por ejem­plo, con ca­lor (al apli­car agua ca­lien­te en el ca­be­llo), por PH (cuan­do se apli­ca en la piel), al con­tac­to con agua, por fric­ción, et­cé­te­ra. En con­cre­to, de­sa­rro­lla­mos pro­duc­tos na­tu­ra­les in­te­li­gen­tes. Es­ta tec­no­lo­gía la im­por­ta­mos de Na­no­vec­to­res, em­pre­sa que re­pre­sen­ta­mos en Uru­guay y Pa­ra­guay, es­tá pre­sen­te en 27 paí­ses y uti­li­za un pro­ce­so de en­cap­su­la­ción en ba­se a agua.

¿El em­pre­sa­rio local se mues­tra afín a sus pro­duc­tos?

Hay una ge­ne­ra­ción de un nue­vo em­pre­sa­rio de en­tre 30 y 40 años que se preo­cu­pa por el cui­da­do del me­dio am­bien­te y ve una opor­tu­ni­dad de ne­go­cio en ese seg­men­to, pe­ro es cier­to que aún los cos­tos man­dan y las em­pre­sas no apues­tan. Te­ne­mos al­gu­nos clien­tes que ex­por­tan y las em­pre­sas en el ex­te­rior le exi­gen. Ahí es don­de cree­mos que te­ne­mos chan­ce de cre­cer. El sec­tor pri­va­do es el prin­ci­pal mo­tor de nues­tra em­pre­sa, con un 80% o 90% de la fac­tu­ra­ción.

Es­te año co­men­zó su ex­pan­sión a Pa­ra­guay, ¿cuál es la es­tra­te­gia en ese mer­ca­do?

Te­ne­mos la re­pre­sen­ta­ción de Na­no­vec­to­res y de Zan­dei pa­ra ese país. En una pri­me­ra ins­tan­cia aten­de­re­mos ese mer­ca­do des­de Uru­guay, pe­ro el plan fi­nal es ins­ta­lar­nos, por­que es más fá­cil ha­cer­lo des­de ahí. Las em­pre­sas que tie­nen éxi­to son aque­llas que es­tán; por te­lé­fono o por mail no fun­cio­na. Y los cos­tos son me­no­res. Es­ta­mos en con­ver­sa­cio­nes con im­por­ta­do­res y la­bo­ra­to­rios, al­gu­nos muy gran­des con pre­sen­cia en cin­co o seis paí­ses de la re­gión que se mos­tra­ron in­tere­sa­dos por el pro­yec­to. Por aho­ra, el in­te­rés va por el la­do de las ma­te­rias pri­mas, en­va­ses y al­gu­na lí­nea de pro­duc­tos ter­mi­na­dos. En el ex­te­rior es don­de po­de­mos cre­cer más, en Uru­guay es­tá la li­mi­tan­te de pre­cios en la par­te de sol­ven­tes y en­mas­co­tas el ta­ma­ño de mer­ca­do. Ade­más, pa­ra 2019 es­toy es­tu­dian­do el des­em­bar­co con las mar­cas Zan­dei y Na­no­vec­to­res en Co­lom­bia, Pe­rú y Chi­le.

Creó desa­rro­llos pa­ra Ho­meo­pa­tía Ale­ma­na y Ma­tías Gon­zá­lez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.