Se la jue­ga al bit­coin

Su­mó a Jus­tin Sch­midt, un exo­pe­ra­dor de mo­ne­das vir­tua­les

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Portada -

Acon­tra­mano de las prin­ci­pa­les ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras de EE.UU., Gold­man Sachs se lan­za­rá a la co­rre­du­ría de pro­duc­tos re­la­cio­na­dos con el bit­coin, otor­gan­do así le­gi­ti­mi­dad a la crip­to­mo­ne­da que ge­ne­ra división en el mun­do fi­nan­cie­ro.

La fir­ma es­ta­dou­ni­den­se, sím­bo­lo de Wall Street, rea­li­za­rá en las «pró­xi­mas se­ma­nas» las pri­me­ras transac­cio­nes in­ter­nas re­la­cio­na­das con la mo­ne­da vir­tual.

Ha­ce dos se­ma­nas, con­tra­tó a Jus­tin Sch­midt, de 38 años, un exo­pe­ra­dor del fon­do de co­ber­tu­ra de Nue­va York Se­ven Eight Ca­pi­tal, que el año pa­sa­do co­men­zó a ne­go­ciar mo­ne­das vir­tua­les por cuen­ta pro­pia.

Sch­midt se ha ca­ta­pul­ta­do co­mo lí­der en los mer­ca­dos de ac­ti­vos di­gi­ta­les y es «la pri­me­ra y úni­ca per­so­na» con­tra­ta­da por Gold­man Sachs pa­ra cen­trar­se «ex­clu­si­va­men­te» en las crip­to­mo­ne­das.

Ba­sa­do en la división de co­rre­du­ría, tra­di­cio­nal­men­te una for­ta­le­za de Gold­man Sachs, Sch­midt tra­ba­ja­rá con un equi­po pa­ra ase­gu­rar que la ins­ti­tu­ción es­té lis­ta en el me­diano pla­zo pa­ra el in­ter­cam­bio de bit­coins fí­si­cos en ca­so de que es­to sea apro­ba­do por los re­gu­la­do­res.

Mien­tras tan­to, el ban­co uti­li­za­rá su di­ne­ro pa­ra co­lo­car ór­de­nes de com­pra y ven­ta, a nom­bre de sus clien­tes, en ins­tru­men­tos fi­nan­cie­ros que per­mi­tan es­pe­cu­lar so­bre la evo­lu­ción del bit­coin (fu­tu­ros). Tam­bién les ofre­ce­rá su pro­pia ver­sión de «fu­tu­ros», lla­ma­da «non de­li­ve­ra­ble for­ward», que per­mi­ti­rá transac­cio­nes bi­la­te­ra­les o de co­mún acuer­do en­tre clien­tes, di­cen las fuen­tes.

«En res­pues­ta al in­te­rés de los clien­tes por di­fe­ren­tes pro­duc­tos di­gi­ta­les, es­ta­mos ex­plo­ran­do la me­jor ma­ne­ra de aten­der­los en es­ta área», di­jo a AFP Tif­fany Gal­vin, una por­ta­voz, sin ade­lan­tar de­ta­lles.

«Es­ta es la se­ñal de que el bit­coin es un ac­ti­vo im­por­tan­te, un ac­ti­vo que no pue­de igno- rar­se», con­clu­ye Ti­mothy En­ne­king, del fon­do Cry­pto As­set Ma­na­ge­ment.

IN­CER­TI­DUM­BRES

A pe­sar del in­te­rés de los fon­dos de in­ver­sión en el bit­coin, por el mo­men­to los gran­des ban­cos es­ta­dou­ni­den­ses se han man­te­ni­do pru­den­tes.

Ja­mie Di­mon, CEO de JP­Mor­gan Cha­se, in­clu­so ca­li­fi­có al bit­coin de «frau­de», an­tes de cam­biar de opi­nión, pe­ro Gold­man Sachs siem­pre se ha abs­te­ni­do de emi­tir jui­cios.

La ins­ti­tu­ción ya ac­túa co­mo in­ter­me­dia­ria en­tre los in­ver­so­res en el mer­ca­do de «fu­tu­ros» de bit­coins ofre­ci­dos des­de di­ciem­bre por las pla­ta­for­mas bur­sá­ti­les Chica­go Board Op­tions Ex­chan­ge (Cboe) y Chica­go Mer­can­ti­le Ex­chan­ge (CME).

En ese rol, se com­pro­me­te a pa­gar en dó­la­res a los in­ver­so­res el di­ne­ro que se les de­be y, por lo tan­to, se ex­po­ne a ries­gos im­por­tan­tes si sus clien­tes no pue­den pa­gar.

El bit­coin, que de­pen­de de un sis­te­ma de pa­go peer-to-peer ba­sa­do en la tec­no­lo­gía

blockchain, se lan­zó en 2009 y se co­mer­cia­li­za en In­ter­net sin es­tar re­gu­la­do. Es­ta fal­ta de con­trol lo ha con­ver­ti­do en un ac­ti­vo po­pu­lar pa­ra de­lin­cuen­tes y per­so­nas que desean blan­quear di­ne­ro su­cio.

Gold­man Sachs es­pe­ra ha­cer even­tual­men­te pe­di­dos de com­pra y ven­ta de bit­coin fí­si­cos co­mo lo ha­ce con otros ac­ti­vos fi­nan­cie­ros y con es­te ob­je­ti­vo es­tá en con­ver­sa­cio­nes con los re­gu­la­do­res, di­jo a AFP una fuen­te pró­xi­ma al asun­to.

La ins­ti­tu­ción lan­zó una in­ves­ti­ga­ción y una au­di­to­ría pro­fun­das de los ries­gos que ro­dean a la mo­ne­da y las po­si­bles con­se­cuen­cias pa­ra su repu­tación, ase­gu­ró es­ta fuen­te.

Úni­co. Por el mo­men­to los gran­des ban­cos es­ta­dou­ni­den­ses se han man­te­ni­do pru­den­tes en ma­ne­jar la fa­mo­sa crip­to­mo­ne­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.