Ame­na­za de gue­rra co­mer­cial con EE.UU. en­som­bre­ce ala in­dus­tria chi­na

EM­PRE­SAS DEL GI­GAN­TE ASIÁ­TI­CO REFORMULAN SUS PLA­NES A ME­DI­DA QUE CRE­CE LA TEN­SIÓN EN­TRE WAS­HING­TON Y PE­KÍN A CAU­SA DE LA DE­CI­SIÓN DE LA AD­MI­NIS­TRA­CIÓN TRUMP DE APLI­CAR ARAN­CE­LES MA­SI­VOS A PRO­DUC­TOS CHI­NOS

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Informe -

En sus la­bo­ra­to­rios de al­ta tec­no­lo­gía en el cen­tro ma­nu­fac­tu­re­ro chino de Shenz­hen, Bei­ke Bio­tech­no­logy es­tá desa­rro­llan­do ro­bots mé­di­cos que po­drían ayu­dar a tra­tar el cán­cer. Tie­ne gran­des pla­nes pa­ra ex­por­tar­los a mer­ca­dos co­mo EE.UU.

No obs­tan­te, es­tos pro­yec­tos es­tán aho­ra ba­jo ame­na­za. Los ro­bots, que ayu­dan a desa­rro­llar cul­ti­vos ce­lu­la­res usa­dos en te­ra­pias de cé­lu­las ma­dre, in­te­gran una ex­ten­sa lis­ta de pro­duc­tos ame­na­za­dos con fuer­tes aran­ce­les en EE.UU. en me­dio de una cre­cien­te pu­ja co­mer­cial en­tre Was­hing­ton y Pe­kín.

La com­pa­ñía ya es­tá in­cor­po­ran­do los aran­ce­les es­ta­dou­ni­den­ses en sus pla­nes pa­ra el pró­xi­mo año y ha en­car­ga­do a sus equi­pos de ven­tas que bus­quen nue­vos mer­ca­dos an­te es­te es­ce­na­rio. Bei­ke, em­pre­sa lí­der a ni­vel lo­cal en tec­no­lo­gía de cé­lu­las ma­dre con apo­yo del go­bierno y la­zos con el ex­te­rior, ilus­tra lo que es­tá en jue­go pa­ra la in­dus­tria chi­na. En ese mar­co, Was­hing­ton y Pe­kín se sen­ta­ron a ne­go­ciar la se­ma­na pa­sa­da. En­ca­be­za­das por el se­cre­ta­rio del Te­so­ro de EE.UU., Ste­ven Mnu­chin, y el vi­ce­pri­mer mi­nis­tro chino, Liu He, las reunio­nes apun­ta­ban a ali­viar las ten­sio­nes en­tre las dos ma­yo­res eco­no­mías del mun­do. Aun­que se con­sen­sua­ron al­gu­nos as­pec­tos, el desacuer­do si­gue sien­do «re­la­ti­va­men­te gran­de», di­jo la agen­cia de no­ti­cias chi­na Xin­hua.

La ad­mi­nis­tra­ción Trump lle­gó al en­cuen­tro con el ob­je­ti­vo de re­du­cir la bre­cha co­mer­cial de EE.UU. con Chi­na en US$ 200.000 mi­llo­nes en los pró­xi­mos dos años y fre­nar los sub­si­dios chi­nos pa­ra los sec­to­res in­dus­tria­les avan­za­dos. En tan­to, Pe­kín as­pi­ra a que Was­hing­ton re­la­je las res­tric­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes de pro­duc­tos de al­ta tec­no­lo­gía que pue­dan te­ner apli­ca­cio­nes mi­li­ta­res.

Las con­ver­sa­cio­nes se die­ron en me­dio de in­di­cios de que las fric­cio­nes co­mer­cia­les es­tán es­ca­lan­do. Los prin­ci­pa­les puer­tos de en­tra­da de Chi­na han au­men­ta­do los con­tro­les a las im­por­ta­cio­nes de fru­ta fres­ca de EE.UU., in­di­ca­ron fuen­tes chi­nas a Reuters.

EE.UU. es el ma­yor so­cio co­mer­cial de Chi­na, con unos US$ 506.000 mi­llo­nes en im­por­ta­cio­nes en 2017.

Mien­tras, los fa­bri­can­tes ven con ner­vio­sis­mo los acon­te­ci­mien­tos. «Las san­cio­nes tie­nen un gran im­pac­to en no­so­tros», afir­mó Hu Xiang, fun­da­dor y pre­si­den­te de Bei­ke. «Es­ta­mos desa­rro­llan­do un ro­bot pa­ra el cul­ti­vo ce­lu­lar com­ple­ta­men­te au­to­ma­ti­za­do, que es­tá den­tro del al­can­ce de los aran­ce­les», des­ta­có, agre­gan­do que la fir­ma re­ci­bió in­ten­cio­nes de pe­di­dos de com­pra sig­ni­fi­ca­ti­vos des­de EE.UU. que se ve­rían muy afec­ta­dos por la me­di­da.

ON­DA EX­PAN­SI­VA

Bei­ke no es­tá so­lo. Ne­go­cios lí­de­res en dis­po­si­ti­vos mé­di­cos, in­du­men­ta­ria, ma­nu­fac­tu­ras, pro­duc­tos de ace­ro, im­pre­sión y otros sub­ra­ya­ron la am­pli­tud con la que vi­ve el co­mer­cio la ame­na­za de gue­rra. Al­gu­nas em­pre­sas ya es­tán cam­bian­do sus ven­tas a otros des­ti­nos o han des­car­ta­do pla­nes de ex­pan­sión en EE.UU. Otras li­dian con la in­cer­ti­dum­bre que trae es­ta in­ci­pien­te ba­ta­lla co­mer­cial.

Lo que co­men­zó co­mo una for­ma de pro­te­ger los em­pleos en la in­dus­tria me­ta­lúr­gi­ca de EE.UU. se ha con­ver­ti­do en un

re­cur­so que la ad­mi­nis­tra­ción Trump es­tá uti­li­zan­do pa­ra lo­grar con­ce­sio­nes en otras áreas, co­mo las ex­por­ta­cio­nes de au­to­mó­vi­les a Eu­ro­pa o las ges­tio­nes pa­ra re­vi­sar el Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio con Mé­xi­co y Ca­na­dá.

La in­cer­ti­dum­bre es­tá sem­bran­do el caos en las re­des de su­mi­nis­tro in­ter­na­cio­na­les. Las com­pa­ñías au­to­mo­tri­ces y otros fa­bri­can­tes no sa­ben si los bar­cos que trans­por­tan ace­ro pue­den ser prohi­bi­dos re­pen­ti­na­men­te en puer­tos de EE. UU.

Las em­pre­sas chi­nas ya es­tán sin­tien­do es­tos efec­tos. He­bei Hua­yang Steel Pipe Co Ltd, em­pre­sa que fa­bri­ca tu­bos me­tá­li­cos pa­ra trans­por­tar pe­tró­leo, gas o agua, ha vis­to un des­plo­me de los pe­di­dos des­de EE.UU. en los úl­ti­mos me­ses. «Pla­neá­ba­mos ex­pan­dir­nos en EE.UU. es­te año», afir­mó Ste­ven Yue, un ge­ren­te de ven­tas de la fir­ma. El eje­cu­ti­vo ma­ti­zó que los com­pra­do­res es­ta­dou­ni­den­ses ten­drán que ad­qui­rir igual­men­te los pro­duc­tos en al­gún lu­gar, y es pro­ba­ble que ha­ya más es­ca­las en los en­víos, ya que se bus­ca­rá evi­tar los aran­ce­les con ven­tas a in­ter­me­dia­rios en ter­ce­ros paí­ses.

En la ciu­dad de Ning­bo, Joan Lu es­tá ner­vio­sa por el au­men­to de las pre­sio­nes so­bre el pre­cio de las im­pre­so­ras de te­las que ven­de su em­pre­sa (un 40% de las cua­les va a EE.UU.), mien­tras los clien­tes bus­can des­cuen­tos pa­ra com­pen­sar ta­sas de im­por­ta­ción más ele­va­da. Su com­pa­ñía no de­ja­rá EE.UU., pe­ro es­tá bus­can­do desa­rro­llar otros mer­ca­dos.

En Yi­wu, una ciu­dad co­no­ci­da por ex­por­tar ar­te­fac­tos, ju­gue­tes y ador­nos na­vi­de­ños, los co­mer­cian­tes se mues­tran más cir­cuns­pec­tos so­bre el im­pac­to, aun­que sin des­cui­dar el desa­rro­llo de los acon­te­ci­mien­tos.

Yang Ding­ju, un ge­ren­te de Zhe­jiang Bo­te Se­wing Ma­chi­ne Co Ltd, in­di­có que la ma­yo­ría de sus com­pra­do­res es­tá en Orien­te Me­dio y Áfri­ca, lo que ate­nua­rá cual­quier efec­to ne­ga­ti­vo.

Chen Hai­ying, que tra­ba­jó pa­ra otra fir­ma de Yi­wu ven­dien­do ti­je­ras de sastre y par­tes de má­qui­nas de co­ser, no en­tien­de por qué es­tos pro­duc­tos es­tán en la lis­ta es­ta­dou­ni­den­se, pe­ro di­jo que la gue­rra co­mer­cial ten­dría una on­da ex­pan­si­va más am­plia. «Si va­mos a la gue­rra con EE.UU., to­dos re­sul­ta­rán afec­ta­dos», afir­mó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.