Lin­ke­dIn FC: cuan­do la pe­lo­ta ter­mi­na en la red (so­cial)

FUT­BO­LIS­TAS BUS­CAN CLUB A TRA­VÉS DE PLA­TA­FOR­MAS ON­LI­NE

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Marketing Deportivo - DIEGO FE­RREI­RA dfe­rrei­ra@el­pais.com.uy

Pa­re­ce una his­to­ria de fic­ción, de esas que ha con­ta­do tan­tas ve­ces el ci­ne, pe­ro es 100% real. «De pe­dir tra­ba­jo en Twit­ter, a ju­gar la fi­nal de la Cham­pions Lea­gue» bien po­dría ser el re­su­men del ar­gu­men­to.

El pro­ta­go­nis­ta de la pe­lí­cu­la —re­co­gi­da en el dia­rio ar­gen­tino La Na­ción— es un jo­ven fut­bo­lis­ta es­co­cés, An­drew Ro­ber­tson, quien en 2012 en­fren­ta­ba el di­le­ma de se­guir afe­rra­do a su sue­ño de con­ver­tir­se en ju­ga­dor pro­fe­sio­nal o de­di­car­se a una ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria. Por en­ton­ces, Ro­ber­tson, de 18 años, de­fen­día los co­lo­res del Queen’s Park de la ter­ce­ra di­vi­sión de Es­co­cia. Su­mer­gi­do en esa dis­yun­ti­va, se des­pa­chó con una re­fle­xión cru­da en su cuen­ta de Twit­ter: «La vi­da a es­ta edad es una ba­su­ra sin di­ne­ro #ne­ce­si­to un tra­ba­jo ».

Sin sa­ber­lo, in­di­rec­ta­men­te ese tuit mar­có un pun­to de in­fle­xión en su ca­rre­ra que, de pron­to, tu­vo un as­cen­so me­teó­ri­co. El club lo pro­mo­vió al pri­mer equi­po; sus ac­tua­cio­nes atra­je­ron al Dun­dee Uni­ted (de la Pri­me­ra Di­vi­sión es­co­ce­sa), que lo fi­chó po­co des­pués; y el año pa­sa­do fue con­tra­ta­do por el Li­ver­pool, uno de los gran­des de la Pre­mier Lea­gue in­gle­sa. Los de An­field pa­ga­ron 7 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra fi­char­lo has­ta el año 2021. Con los reds, Ro­ber­tson lle­va dispu­tados 21 par­ti­dos por la li­ga y, aun­que no de­bu­tó aún en la Cham­pions, eso po­dría cam­biar el pró­xi­mo sábado 26 cuan­do el con­jun­to in­glés en­fren­te al Real Ma­drid en la fi­nal del tor­neo. Quién sa­be, has­ta po­dría to­car­le mar­car a Cris­tiano Ro­nal­do, quien jue­ga por la ban­da que de­fien­de Ro­ber­tson.

CUES­TIÓN DE AC­TI­TUD

En la era di­gi­tal, ape­lar a las re­des so­cia­les pa­ra con­se­guir em­pleo es un re­cur­so ló­gi­co aun­que in­fre­cuen­te. En­tre las ex­cep­cio­nes, la ma­yo­ría de los ju­ga­do­res op­tan —con tino— por pos­tu­lar­se en Lin­ke­dIn, la red so­cial de tra­ba­jo. Así lo hi­zo el ju­ve­nil in­glés Et­han Hodby, quien pu­bli­có en fe­bre­ro un avi­so pi­dien­do em­pleo en la pla­ta­for­ma. «Aca­bo de cum­plir 19 años y es­toy bus­can­do club, re­cien­te­men­te de­jé al Lei­ces­ter des­pués de ju­gar 10 años con ellos. Pue­do ju­gar en cual­quier par­te del me­dio­cam­po, ma­ne­jo am­bos per­fi­les. Ten­go esa ac­ti­tud de nun­ca ren­dir­me, que es lo que me tie­ne bus­can­do equi­po», es­cri­bió el fut­bo­lis­ta. Tras el anun­cio, re­ci­bió con­tac­tos de agen­tes FIFA con la in­ten­ción de co­lo­car­lo en al­gún club.

Cier­to, Hodby no es una es­tre­lla, pe­ro la «ju­ga­da Lin­ke­dIn» in­clu­so ha si­do apli­ca­da has­ta por ex­mun­dia­lis­tas.

El vo­lan­te ho­lan­dés Demy de Zeeuw ju­gó en el Ajax y par­ti­ci­pó con la se­lec­ción oran­je de la Eu­ro­co­pa 2008 y el Mun­dial de Su­dá­fri­ca en 2010. Cua­tro años des­pués de ser sub­cam­peón del mun­do, De Zeeuw pu­bli­có un avi­so en Lin­ke­dIn en bus­ca de equi­po tras fi­na­li­zar su eta­pa en el Spar­tak de Mos­cú. Su as­pi­ra­ción era re­ca­lar en un club de Eu­ro­pa, EE.UU. o Me­dio Orien­te. Fi­nal­men­te, fi­chó por el ho­lan­dés NAC Bre­da, don­de ju­gó cin­co me­ses an­tes de re­ti­rar­se.

Más lla­ma­ti­vo aún es el ca­so de Cris­tian Zac­car­do, el la­te­ral de­re­cho que in­te­gró el plan­tel de Ita­lia cam­peón del mun­do en Ale­ma­nia 2006. En ju­lio del año pa­sa­do, Zac­car­do, de 36 años y con pa­sa­do en el AC Mi­lan, Par­ma y Wolf­bur­go, se pro­mo­cio­nó en Lin­ke­dIn tras res­cin­dir con­tra­to con el Vi­cen­za (de la Se­rie C ita­lia­na). «To­da­vía es­toy bien fí­si­ca­men­te, po­dría ju­gar dos años más en el al­to ni­vel», des­cri­bió el de­fen­sa, que se de­fi­nió co­mo un «pro­fe­sio­nal se­rio y fuer­te». En oc­tu­bre con­fir­mó su pa­se al Ham­run Spar­tans, de Mal­ta.

«Me lle­ga­ron ofer­tas de to­do ti­po: de Amé­ri­ca a Aus­tra­lia, de Ca­na­dá a Gre­cia. Ham­run Spar­tans tam­bién con­tac­tó con­mi­go a tra­vés de Lin­ke­din. La idea de poder ser uno de los lí­de­res del cam­bio en la Pre­mier Lea­gue de Mal­ta me lle­vó a acep­tar», di­jo el ju­ga­dor tras po­sar con la ca­sa­ca ro­ji­ne­gra de los mal­te­ses.

«Re­ci­bí ofer­tas de to­do ti­po» a tra­vés de In­ter­net, di­jo Zac­car­do

Demy de Zeeuw.

An­drew Ro­ber­tson.

Cris­tian Zac­car­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.