De­li­very. Lle­gan Glo­vo y Rap­pi

LLE­GÓ GLO­VO; COM­PE­TI­RÁ CON PEDIDOSYA, RAP­PI Y UBER EATS

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Portada - MAR­CE­LA DOBAL mdo­bal@el­pais.com.uy

Es­ta se­ma­na em­pe­zó a operar en Uru­guay Glo­vo, una pla­ta­for­ma que per­mi­te com­prar, re­ci­bir y en­viar cual­quier pro­duc­to den­tro de una ciu­dad, des­de un pe­di­do de co­mi­da, de me­di­ca­men­tos o has­ta las lla­ves ol­vi­da­das en ca­sa. La lle­ga­da de es­te ser­vi­cio —que crea una red de re­par­ti­do­res al es­ti­lo Uber— es la an­te­sa­la de una ba­ta­lla por el mer­ca­do de de­li­very que tam­bién dispu­tarán las em­pre­sas glo­ba­les Rap­pi y Uber Eats y la lo­cal PedidosYa.

Ca­da app tie­ne dis­tin­to fo­co (ver re­cua­dro). Glo­vo con­tem­pla va­rias ca­te­go­rías: res­tau­ran­tes, snacks, re­ga­los, far­ma­cia, mer­ca­dos y una es­pe­cial pa­ra «lo que sea», que pro­me­te re­sol­ver cual­quier ne­ce­si­dad.

«Uru­guay es un mer­ca­do in­tere­san­te, por­que es muy pro­pen­so al de­li­very por la cul­tu­ra que pro­ba­ron otros pla­yers .Ya es­tá de­mos­tra­do en co­mi­da, pe­ro no tan­to en en­víos de re­ga­los o en pe­dir a la far­ma­cia. La opor­tu­ni­dad es­tá», di­jo Ma­tías Gath, ge­ren­te ge­ne­ral de Glo­vo de Ar­gen­ti­na y Uru­guay.

La em­pre­sa quie­re po­si­cio­nar­se co­mo «la úni­ca» que lle­ve a do­mi­ci­lio «cual­quier co­sa» que ne­ce­si­ten sus usua­rios. La me­ta es lle­gar a más de 30 ciu­da­des de la re­gión (ya se pro­pu­so al­can­zar a «Pa­ra­guay, Gua­te­ma­la y Ecua­dor»).

A ni­vel lo­cal, co­men­za­rá en Mon­te­vi­deo. Pa­sa­dos tres o cua­tro me­ses ob­ser­va­rá «có­mo fun­cio­na el mo­de­lo» y eva­lua­rá si re­pli­ca en otras ciu­da­des.

La app de ori­gen es­pa­ñol ya ope­ra en Chi­le, Pe­rú, Pa­na­má y Cos­ta Ri­ca. Des­de enero es­tá en Ar­gen­ti­na (tras ad­qui­rir una em­pre­sa lo­cal), en Bue­nos Ai­res, La Pla­ta, Ro­sa­rio y Cór­do­ba.

El re­to en Uru­guay se­rá no so­lo pro­bar si exis­te «re­cep­ti­vi­dad cul­tu­ral» de usua­rios y em­pre­sas pa­ra su­mar­se a la pla­ta­for­ma, sino tam­bién crear una red de re­par­ti­do­res (glo­vers). Glo­vo no los em­plea, les ofre­ce ser de ne­xo pa­ra acep­tar o re­cha­zar pe­di­dos. Y les co­bra «un mon­to muy pe­que­ño» por usar­la. «Es una de las fuentes prin­ci­pa­les de ingreso», di­jo Gath.

A di­fe­ren­cia del ser­vi­cio de Uber, la ofer­ta de glo­vers ac­ti­vos no in­ci­de en la ta­ri­fa. «Y el úni­co fac­tor que cam­bia cuán­to ga­na el glo­ver por pe­di­do es si llue­ve», acla­ró Gath.

En el mun­do, Glo­vo ya tie­ne 10.000 re­par­ti­do­res ac­ti­vos (ope­ra tam­bién en Es­pa­ña, Ita­lia, Fran­cia y Por­tu­gal), que cir­cu­lan so­bre to­do en bi­ci o mo­to.

Son más de 900.000 los pe­di­dos que pro­ce­sa al mes.

TA­RI­FAS POR USO

El cos­to pa­ra el usua­rio «va­ría de­pen­dien­do de la ca­te­go­ría y la dis­tan­cia», y se in­for­ma «por ade­lan­ta­do». «No co­bra­mos en ba­se a mon­to (de la com­pra) sino a tiem­po. Si pe­dís a un glo­ver que espere en la fi­la de un res­tau­ran­te, eso in­ci­de en el pre­cio», ilus­tró Gath.

En Bue­nos Ai­res, la com­pa­ñía co­bra 35 pe­sos ar­gen­ti­nos (unos $ 45) por en­vío de co­mi­da de em­pre­sas ad­he­ri­das. Un en­vío de «lo que sea» (por ejem­plo, lla­ves), se co­bra unos 100 pe­sos ar­gen­ti­nos (unos $ 128) ca­da 4 ki­ló­me­tros. Las ta­ri­fas de Uru­guay no es­ta­ban de­fi­ni­das al cie­rre de es­ta edi­ción.

El uso de la pla­ta­for­ma «es­tá bas­tan­te dis­tri­bui­do» en Ar­gen­ti­na en­tre ese «bo­tón má­gi­co» de lle­var y traer cual­quier co­sa y los «pe­di­dos de co­mi­da».

Al ini­cio, Glo­vo prio­ri­za­rá «cap­tar usua­rios», por­que «ellos nos di­rán qué ti­pos de em­pre­sas quie­ren». «A los co­mer­cios que se ad­hie­ran les co­bra­mos por con­se­guir­les ven­tas y la lo­gís­ti­ca que con­lle­va, pe­ro no hay nin­gún cos­to aso­cia­do por es­tar en la pla­ta­for­ma», pre­ci­só

Gath.

Glo­vo pro­me­te en­viar «cual­quier co­sa» que ne­ce­si­te el usua­rio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.